Sentecia definitiva Nº 40 de Secretaría Civil STJ N1, 16-06-2016

Emisor:Secretaría Civil STJ nº1
Número de sentencia:40
PROVINCIA: RIO NEGRO
LOCALIDAD: VIEDMA
FUERO: CIVIL
INSTANCIA: SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA
EXPTE. Nº 28024/15-STJ-
SENTENCIA Nº 40

///MA, 15 de junio de 2016.
Reunidos en Acuerdo los señores Jueces del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Río Negro, doctores A.C.Z., R.A.A., E.J.M., S.M.B. y L.L.P., con la presencia del señor Secretario doctor W.A., para el tratamiento de los autos caratulados: “BOTBOL, A. y Otros c/DELTA AIRLINES INC. ARGENTINA s/DAÑOS Y PERJUICIOS (Ordinario) s/CASACION” (Expte. Nº 28024/15-STJ-), elevados por la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y de Minería de la Tercera Circunscripción Judicial, a fin de resolver el recurso de casación interpuestos a fs. 188/191, deliberaron sobre la temática del fallo a dictar, de lo que da fe el Actuario. Se transcriben a continuación los votos emitidos, conforme al orden del sorteo previamente practicado, respecto de las siguientes:
C U E S T I O N E S
1ra.- ¿Es fundado el recurso?
2da.- ¿Qué pronunciamiento corresponde?
V O T A C I O N
A la primera cuestión la señora Jueza doctora A.C.Z. dijo:
I.- Antecedentes de la causa.
Llegan las presentes actuaciones a conocimiento de este Superior Tribunal de Justicia en virtud del recurso de casación interpuesto por la demandada DELTA AIRLINES INC. ARGENTINA contra la Sentencia Interlocutoria Nº 454 de fecha 29 de agosto de 2014 dictada por la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y de Minería de la Tercera Circunscripción Judicial mediante la cual revocara la resolución de fs. 136/138 del Juez de Primera Instancia, y consecuentemente determinara que la competencia material para el caso, corresponde al Juzgado Civil y Comercial Nº 3 de la mencionada Circunscripción.
II.- Agravios del recurso.
La demandada –en sustancia- argumenta en sustento del recurso extraordinario deducido, que la sentencia impugnada se aparta claramente de lo establecido en el artículo 116 de la Constitución Nacional y el artículo 198 del Código Aeronáutico, circunstancia que le provoca un gravamen irreparable dado que afecta su derecho de defensa y la sustrae del fuero competente conforme normas federales.
En ese sentido, señala que es arbitrario el fundamento utilizado por V.E. respecto a que como la naturaleza de la pretensión que motiva el juicio no encuadra dentro del tipo legal “comercio aéreo en general” -cfr. los parámetros dados en el artículo 198 del código Aeronáutico- y sí lo hace, en cambio, en la relación de consumo suscitada entre partes; por lo tanto no sería competente la justicia federal”. Ello por cuanto entiende que no importa si se aplica o no se aplica una determinada norma para establecer la competencia federal. Lo importante es dilucidar si las vicisitudes que surgen de un contrato de transporte aéreo encuadran o no dentro del concepto de “comercio aéreo en general”.
Expresa que la Ley 24.240 de Defensa del Consumidor se puede aplicar en la resolución de un caso vinculado a un contrato de transporte aéreo, pero considerar que su aplicación o no determina o excluye la competencia federal es claramente arbitrario. Máxime, cuando el art. 63 de la LDC establece que “Para el supuesto de contrato de transporte aéreo, se aplicarán las normas del Código Aeronáutico, los tratados internacionales y, supletoriamente, la presente ley”, y en el caso se discute la validez, alcance y cumplimiento de las obligaciones de un contrato de transporte aéreo.
Sostiene que el tema a decidir es “el tribunal competente” y el artículo 198 del Código Aeronáutico establece que “Corresponde a la Corte Suprema de Justicia y a los tribunales inferiores de la Nación el conocimiento y decisión de las causas que versen sobre navegación aérea o comercio aéreo en general y de los delitos que puedan afectarlos”.
Entonces si el tema se encuentra resuelto en las normas del Código Aeronáutico y la aplicación de la ley 24.240 es supletoria –conforme a una norma vigente del mismo cuerpo legal- negar la aplicación del mencionado art. 198 resulta arbitrario y violatorio del derecho de defensa de su parte, etc.
III.- Contestación del traslado.
A fs. 198/205, obra contestación de traslado del recurso por parte de la actora, quien luego de solicitar la inadmisibilidad formal del recurso en examen, señala que la demandada no logra conmover los sólidos argumentos de la sentencia atacada, al omitir efectuar una crítica concreta y razonada de los fundamentos de aquella, pues sostiene que la situación fáctica que motiva la presente acción no encuadra en ninguna previsión del Código Aeronáutico, etc..
IV.- Dictamen del F. General.
Corrida oportuna vista a fs. 233 de las presentes actuaciones al señor F. General (art. 15, inc. f) de la Ley K Nº 4199), para que se expida sobre la cuestión de competencia suscitada en autos, el doctor F.B.L. -tal como lo hiciera el Ministerio Público F. en cada intervención que le precediera (ver fs. 133/134 y fs. 178/179)-, con cita de fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, se pronunció que la competencia en razón de la materia corresponde a la justicia federal.
V.- Análisis y solución del caso.
Ingresando ahora al examen de la temática traída a debate, se observa que la cuestión a decidir se encuentra circunscripta a determinar la competencia en razón de la materia para resolver una acción de daños y perjuicios por un supuesto incumplimiento contractual originado en la venta de pasajes aéreos internacionales. En el caso, sí corresponde entender a la justicia local, específicamente al Juzgado Civil, Comercial y de Minería Nº 3 de la Tercera Circunscripción Judicial como sostiene la actora y entendiera la Cámara en la resolución impugnada, o en su defecto, a la jurisdicción federal como propone la demandada y dictaminara el Ministerio Público F. en sus distintas intervenciones.
La Cámara fundamenta la competencia de la justicia local en la naturaleza de la pretensión motivo del juicio (reclamo de daños y perjuicios por una invocada rescisión unilateral de la aerolínea de un contrato de transporte aéreo) y en la circunstancia de que el mencionado contrato de transporte aéreo nunca se llegó a ejecutar por cuanto DELTA AIRLINES habría incumplido su obligación esencial consistente en el traslado de los actores desde el punto de partida (Ezeiza - Bs. As. - Argentina) hasta su destino (Orlando -...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba