Sentencia Nº 40 de Secretaría Civil STJ N1, 14-05-2019

Fecha de Resolución:14 de Mayo de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO
VIEDMA, 14 de mayo de 2019.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: "EMPRESA DE ENERGIA RIO NEGRO S.A. s/Queja en: RAMIREZ, M.A. c/EMPRESA DE ENERGIA RIO NEGRO S.A. s/ DAÑOS Y PERJUICIOS (ORDINARIO)" (Expte. Nº 30205/19-STJ), puestas a despacho para resolver; y
CONSIDERANDO:
Los señores Jueces doctores E.J.M., R.A.A. y S.M.B. dijeron:
Por medio del presente, la empresa demandada pretende lograr la apertura del recurso de casación que le fuera denegado por la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial, según consta en la Sentencia de fecha 21 de febrero de 2019, cuya copia obra a fs. 57/58.
Para sustentar su aspiración de acceder a esta instancia de control de legalidad la recurrente manifiesta que la resolución incurrió en falta de fundamentación e incorrecta aplicación de la ley y la jurisprudencia; errónea aplicación de la doctrina legal y el apartamiento de las constancias de la causa.
Afirma que la sentencia es infundada por cuanto los precedentes que la Cámara cita, como sustento del encuadre legal que efectúa, no resultan aplicables al caso. Agrega que no solo no han sido probados detalles fundamentales tales como el riesgo o vicio de la cosa sino que tampoco se consideró la culpa de la víctima como eximente de responsabilidad. De igual manera señala que la doctrina a la que alude no refiere a idéntica situación a la de autos, pues se relaciona a la oportunidad en la que debe ser considerado el salario para la reparación de incapacidad sobreviniente y al monto a considerar si se tratara de un menor. Sostiene que lo que aquí se discute es la procedencia de la pérdida de chance y lucro cesante e insiste en que se prescindió de ello y se excedió el límite de lo peticionado fallando ultra petita. Estima arbitraria la indemnización otorgada para costear una cirugía, pues la considera incierta y futura al no haberse demostrado su necesidad ni la imposibilidad de costearla.
La Cámara por su parte, al analizar la procedencia del remedio intentado consideró que el escrito recursivo carece de una fundamentación idónea que justifique la apertura de la instancia extraordinaria, dado que la recurrente omite rebatir los argumentos centrales de la sentencia, soslayando aquellos relacionados específicamente con la situación de la cosa, los rubros reclamados y su cuantificación. Asimismo no expone claramente los argumentos de derecho en base a los que podría descalificarse el decisorio que critica...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA