Sentencia Nº 370 de Corte Suprema de Justicia de Tucumán, 27-08-2021

Fecha27 Agosto 2021
Número de sentencia370
MateriaSORIA RAQUEL DEL VALLE Vs. SANATORIO PASQUIN S.R.L Y ASOCIART ART S.A S/ DAÑOS Y PERJUICIOS

PODER JUDICIAL DE TUCUMÁN CENTRO JUDICIAL CAPITAL Excma. Cámara en lo Civil y Comercial Común Sala I ACTUACIONES N°: 4004/09 En la Ciudad de San Miguel de Tucumán, agosto de 2021, se reunen en acuerdo los Sres. Vocales de la Excma. Cámara en lo Civil y Comercial, D.. L.A.D., M.F.R. y Á.Z. para conocer y decidir el recurso interpuesto contra la sentencia dictada en los autos caratulados "S.R. DEL VALLE c/ SANATORIO PASQUIN S.R.L Y ASOCIART ART S.A s/ Z- DAÑOS Y PERJUICIOS"- Expte. N° 4004/09. Practicado el sorteo de ley para determinar el orden de la votación, el mismo dio el siguiente resultado: D.. M.F.R. como vocal preopinante, Á.Z. como segundo vocal y L.A.D. como tercera vocal. Los Sres. Vocales se plantean las siguientes cuestiones: ¿SE AJUSTA A DERECHO LA SENTENCIA APELADA? La Sra. Vocal, Dra. M.F.R., dijo:

I.V. a conocimiento y decisión del Tribunal sendos recursos de apelación interpuestos por la representación letrada de la parte actora, por los letrados apoderados de los demandados Sanatorio Pasquini SRL y Asociart ART, y la citada en garantía Cía. de Seguros TPC (The Professional Company) Aseguradora de responsabilidad profesional SA., contra la sentencia del Juzgado Civil y Comercial Común de la IV Nominación de fecha 12/06/2018 (fs.1398/1412), que hizo lugar parcialmente a la demanda de daños y perjuicios promovida por R.d.V.S., por si y en representación de sus hijos contra los aquí mencionados. En autos, la actora R.d.V.S., por sí y en representación de sus hijos menores de edad, F.N.S., P.A.S., L.M.S. y P.C.S., promovió juicio por daños y perjuicios en contra del S.P.S., y de Asociart A.R.T. S.A., a fin de que se condene a estos a abonar la suma de $ 951.250 (pesos novecientos cincuenta y un mil doscientos cincuenta) o lo que en más o en menos resulte de las probanzas a rendirse en la etapa pertinente, con más los intereses, gastos y costas. Refirió que el Sr. M.F.S., esposo y padre de los actores en autos, sufrió un accidente de trabajo el día 12 de septiembre del año 2005, producto de una explosión, lo que le produjo quemaduras en su cuerpo. El empleador, Establecimientos Metalúrgicos Industriales (EMI), contrató los servicios de Asociart A.R.T. S.A., y al tratarse de un incidente ocurrido en el ámbito laboral, es la aseguradora de riesgos del trabajo la encargada de brindar las atenciones médicas a través de instituciones habilitadas. Recordó que el Sr. S. fue trasladado al Centro de S.Z.S., y luego derivado al Sanatorio Pasquini S.R.L. Explica que es el nosocomio, quien al brindar la atención médica que el paciente requiere, debe solicitar las respectivas autorizaciones a la A.R.T., para practicar un adecuado tratamiento. Por ello es que le envía la historia clínica, protocolo quirúrgico, autorización de medicamentos, etc. Añadió que a fin de procurar asesoramiento de otro profesional, solicitó verbalmente al S.P. la historia clínica y el protocolo quirúrgico, informándole que dicha documentación se encontraba en poder de Asociart A.R.T. S.A., lo que motivó su requerimiento a esta última., sin resultado positivo. Denunció que mientras el paciente se encontraba en terapia intensiva, se estaban realizando refacciones de albañilería, existiendo polvo en suspensión cerca del lugar donde estaba internado el trabajador damnificado. Asimismo, manifestó que el nosocomio no contaba con un cuerpo de enfermeros especializados y con la adecuada tecnología para practicar un idóneo tratamiento. Expuso que requirieron el traslado del Sr. S. a un centro especializado, donde hubiera tenido mayores probabilidades de supervivencia, un lugar más idóneo para atender y cubrir las necesidades del paciente, conforme lo que demanda la buena praxis ante las lesiones que él presentaba. Concluyó que, el cúmulo de circunstancias y omisiones descriptas desencadenaron con la muerte del Sr. S., el 14/11/2005. Corrido el traslado de la demanda, a fojas 324/333, se apersonó por el demandado Sanatorio Pasquini S.R.L., el letrado H.H.M.. A fs. 448/454 se presenta la letrada M.M.W. en el carácter de apoderada para juicios de Asociart A.R.T. S.A., y opuso excepción de prescripción y excepción de falta de legitimación. A fs. 518, la citada en garantía, TPC Compañía de Seguros S.A., a través de su apoderado, Dr. A.T.(., asumió la cobertura manifestando que mediante emisión de la póliza n° 33.572, se obligó a mantener indemne el patrimonio de su asegurado (Sanatorio Pasquini S.R.L.) hasta el límite máximo de la suma asegurada, de acuerdo a las condiciones pactadas, delimitando así su responsabilidad patrimonial al respecto. Abierta la causa a prueba a fs. 538, y producida la que detalla la sentencia (fs. 1401 vta), se pusieron los autos para alegar, habiendo hecho uso de tal derecho la parte actora a fs. 1326/1340; el Sanatorio Pasquini SRL a fs. 1342/1345; a fs. 1347/1350 lo hizo la ART y finalmente a fs. 1352/1356 alegó TPC Compañía de Seguros S.A. Finalmente a fs. 1398/1412 se dictó la sentencia apelada y a fs. 1426 corre glosada su aclaratoria, rectificando un error numérico en la condena.

II.- En lo que aquí interesa, la sentencia apelada rechazó las defensas de prescripción y de falta de legitimación pasiva interpuestas por Asociart ART SA, e hizo lugar parcialmente a la demanda promovida por R.d.V.S., por si y en representación de sus hijos en contra del Sanatorio Pasquini SRL y Asociart ART, y la citada en garantía Cía. de Seguros TPC (The Professional Company) Aseguradora de responsabilidad profesional SA. Para así decidir el aquo rechazó primero la excepción de prescripción bajo la consideración de que los actores en fecha 12/10/07 iniciaron una medida preparatoria (expte: 2739/07) acto jurídico que se equipara al concepto de demanda; y como efecto principal, interrumpen la prescripción pues manifiestan la clara intención de asegurar el ejercicio del derecho. Siendo que la presente demanda fue interpuesta en fecha 16/12/2009, concluyó que los términos de la prescripción se interrumpieron por la interposición de la medida preparatoria, por lo que corresponde el rechazo de la defensa. Asimismo, desestimó la excepción de falta de legitimación pasiva, en el entendimiento de que las ART son empresas médicas, teniendo en cuenta las características que el art. 26 de la LRT les asigna. Ocurrido el siniestro laboral, el accidentado se "convierte" de trabajador en relación de dependencia del empleador (en rigor lo sigue siendo), en paciente de la ART. Esta, a su vez -como cualquier otra empresa (obra social, pre-paga, sanatorio privado, hospital público)- le debe prestaciones de salud, como hemos dicho, eficientes, integrales y óptimas, dentro de un marco legal con un límite mínimo obligatorio fijado por la autoridad sanitaria. Por otro lado los profesionales intervinientes (contratados en relación de dependencia o mediante una locación de servicios) igualmente deben cumplir con las reglas del arte, sean estas reglas técnicas, legales o éticas. La responsabilidad por el cumplimiento correcto de dichas prestaciones implica la obligación de reparar los daños que por negligencia, impericia o imprudencia -propia o de los terceros contratados por la ART- fueren causados al paciente. Por ello, y habiéndose reclamado la indemnización en base a una defectuosa prestación de servicios médicos sanatoriales, realizados por un prestador elegido por la aseguradora de riesgo de trabajo, es que corresponde el rechazo de la excepción interpuesta. Desestimadas las defensas de prescripción y falta de legitimación pasiva, el aquo, se abocó a la cuestión de fondo. En primer lugar, precisó el encuadre de la demanda, y centro la discusión en el cumplimiento o incumplimiento de la prestación médica brindada al paciente S. tanto por el establecimiento médico como por la ART y concluyó que los daños fueron generados en una responsabilidad extracontractual, ello por cuanto los reclamantes son “damnificados indirectos”. Luego de unas citas y reflexiones en torno a la responsabilidad médica y el cumplimiento de una obligación de medios, consideró oportuno distinguir la responsabilidad de la entidad sanatorial de la correspondiente a la aseguradora de riesgo de trabajo. Respecto de la primera, recordó que el fundamento de la responsabilidad de la entidad hospitalaria o sanatorial radica en la obligación que tiene esta última de prestar asistencia médica, la cual, a su vez, lleva implícita una obligación tácita de seguridad de carácter general y accesoria en ciertos contratos, que requieren la preservación de las personas de los contratantes contra los daños que puedan originarse en la ejecución del contrato. En cuanto a la responsabilidad de la ART, valoró que el contrato entre Asociart ART. S.A. y EMI era fuente de una obligación principal de prestar asistencia médica que es encuadrable en la figura de la estipulación a favor de terceros prevista en el art. 504 del Código Civil. El sujeto de la obligación era determinable que habría de surgir como determinado en el momento en que se produjera la atención de un empleado a raíz de un accidente de trabajo y el objeto específico del contrato incluía el conjunto de las prestaciones en especie que surgen del art. 20 la ley 24.557. Consideró, asimismo, que esta obligación asumida por la aseguradora de riesgos del trabajo -aunque se lo considere prestador indirecto- resulta similar en su contenido a las obligaciones que acepta una clínica con el médico a favor del paciente para proporcionar la asistencia médica adecuada. Valoró que la aseguradora de riesgos del trabajo se había obligado a prestar asistencia médica y quien contrae la obligación de prestar un servicio -en este caso, de asistencia a la salud- lo debe hacer en condiciones adecuadas para cumplir el fin en función del cual ha sido establecido y es responsable de los perjuicios que causare su incumplimiento o su ejecución irregular (conf criterio de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en Fallos: 306:2030; 317:1921 y sus citas). Es que las empresas o...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR