Sentencia Nº 35912 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2018

Fecha de Resolución:28 de Mayo de 2017
 
EXTRACTO GRATUITO

AUDIENCIA DE JUICIO DE LA SEGUNDA CIRCUNSPRIPCION JUDICIAL

FALLO N º 1029

Octubre, 26 de 2.018

Legajos: 35912, 38329, 36249 y 38250

“Ministerio Público Fiscal c/O., C.M. s/ Amenazas simples y amenazas agravadas, en concurso real”, y

VISTO Y CONSIDERANDO:

I) Que los días 17, 18 y 19 de octubre del corriente año, en la Sala de Audiencias de Juicio de la Segunda Circunscripción Judicial, con la actuación unipersonal del suscripto, se llevó a cabo audiencia de debate oral en el legajo N° 35912 y acumulados, contra: C.M.O., DNI: 23.174.800, argentino, nacido el 13 de abril de 1.973, en Morón, provincia de Buenos Aires, domiciliado en calle 17 N° 1536, departamento 3 de General Pico, provincia de La Pampa, hijo de Santiago MARCIAL y de M.I.O..

Intervinieron en representación del Ministerio Público Fiscal, las Dras. M.V. CAMPO e I.H., asistió en la defensa al imputado el defensor general, Dr. W.V.. .

II) Legajo 35.912: el día 28 de mayo de 2.017 en horario aproximado a las 19:30 hs., se acusa al imputado de haber descendido de su auto e interceptado a L.L.S. y haberlo amenazado con un arma de fuego.

Legajo 36249: el día 10 de junio de 2.017 aproximadamente a las 12:00 hs., se acusa al encartado de haber golpeado mediante patadas y puñetazos a F.A.E., quien transitaba por calle 23 del medio. Al hacerse presente el padre del damnificado, F.N.E., el imputado lo amenazó.

Legajo 36250: el 10 de junio de 2.017, a las 12:30 hs. el imputado se hizo presente en el domicilio de E., sito en calles 23 y 26 del medio, amenazando a su propietario, resistiéndose a la labor policial que se hallaba presente.

Legajo 38329: El día 15 de octubre de 2.017 el imputado interceptó y amenazó a F.E., en calles 14 y 9 del medio, cuando tenía, además, una orden judicial de prohibición de contacto y comunicación. Dos días después, momentos después de que se incendiara el vehículo de E., en frente de su domicilio, pasó el imputado y volvió a amenazarlo.

III) En el alegato de apertura la Fiscal afirmó que acreditará que el imputado es el autor de los ilícitos que se investigan. Valiéndose de la prueba ofrecida oportunamente para acreditar su culpabilidad. La calificación legal de todos los hechos resulta ser, amenazas simples -dos hechos- (Legajos Nº 36249, 36250); amenazas agravadas por el uso de arma (Legajo Nº 35912); amenazas simples y desobediencia judicial (Legajo Nº 38329), todo en concurso real (arts. 149 bis, párr., 1º sup., 149 bis, 1º párr., 2º sup., 239 y 55 todos del C.P.)

Por su parte, la defensa técnica del imputado, dijo que acreditará la inocencia de su defendido en los hechos imputados.

El imputado brindó su declaración. Manifestó que no había amenazado a nadie y que no tenía armas. Relato que un invierno, con su hija estaban repartiendo pan en su auto. Que al transitar por la calle 444 y la circunvalación, venían detrás de él MACCARIO y S., le tocaron bocina y le cruzaron el auto. Que S. se bajó con un cuchillo, su hija se asustó, él se bajó, S. lo quiso apuñalar y le pegó, como así también le pegó a MACCARIO, el cual había querido bajarse del auto pero no lo dejó. Que cuando vio que S. se le había caído un cuchillo tipo tumbero, con cinta, se lo sacó y le dio tres puñaladas. Agregó que respecto a ese hecho se había establecido que había sido en defensa propia. Explico que después, viviendo él en la calle 17 entre 30 y 32, MACCARIO siempre pasaba con un Volkswagen TREND, patente POI-268 y lo molestaba. Que pasaban por su casa, lo insultaban o lo veían por la calle y le tiraba besos o le hacía que iba a “cobrar”. Que S. había andado con una escopeta recortada buscándolo en el barrio Federal donde iba a repartir pan. Que no había denunciado ninguno de esos hechos porque no quería venir a declarar, no quería tener problemas ni quería estar cerca de la policía. Que no quería estar en este ambiente porque hacia veinte años atrás, le había pasado algo que lo había dejado marcado. Explicó que un día, en un lugar que había en su casa, frenó MACCARIO en su auto, viendo todo A.C., y le empezó a gritar, a tocar bocina, diciéndole que lo iba a matar. Que entonces salió con su auto para atrás, lo siguió dos cuadras, le puso el auto al lado y empezaron a discutir. Que eso había sido tipo 19:10hs, 19:30hs. y que MACCARIO se había bajado con un cuchillo, luego se empezó a llenar de autos y MACCARIO se retiró. Que entonces él se volvió a su casa y A. junto con C., le habían preguntado qué había pasado. Manifestó que lo que había pasado con S. era algo no real. Que eso de que le había puesto un arma en la cabeza era mentira. Que jamás le pondría un arma en la cabeza a nadie, a menos que la tuviera que usar. Declaró que nunca había amenazado a nadie, ni a S., ni a E. ni a nadie, que jamás había dicho que iba a prender fuego un auto, ni que iba a matar a nadie. Que todo ello lo podía probar, porque tras los allanamientos que le habían realizado cuando lo fueron a detener no le habían encontrado nada. Que FAURE había visto las cámaras de seguridad del día y el lugar donde había sucedido el hecho que se le acusaba y él no había estado ahí. Explicó que a S. no lo había visto desde la vez que habían asustado a su hija. Que al que si veía siempre era a MACCARIO, el cual lo buscaba. Que tras tener problemas con los E. y con los MACCARIO se había ido a trabajar a I.A..

Con respecto a E. explicó que había terminado de hacer el reparto de pan e iba por la 23. Que había cruzado la 24, y se dirigía al negocio de D. no recordando el apellido, sí que el negocio decía “Casa espada”. Que le dejaba el pan bien temprano a la mañana y después pasaba a cobrar al mediodía. Que en ese entonces iba con su Fiat Uno que no era gris sino verde y, por entre medio de los autos, se cruzó una pareja, frenó sin quererlos pisar ni nada y estos se asustaron. Que se ve que ellos, la pareja, se enojaron, lo insultaron y el masculino le tiró al auto un tronco que había sacado de la mochila. Que entonces se bajó, le había querido pegar un “tortazo” pero como era chiquitito no había podido. Que luego la chica se metió adentro de una casa, salieron como siete tipos y le dieron una paliza, describiendo las secuelas y agregando que eso estaba en el informe médico de ese día. Que luego, una señora de ahí llamó a la policía porque había visto que entre muchos le estaban pegando a una persona, la cual era él. Explicó que había quedado con el riñón y un testículo destrozados de por vida. Que entre los que les pegaban nunca había estado una persona mayor como decían los E.. Que en la Comisaría no le habían querido tomar la denuncia y que después, había sido él quien había escuchado por la radio que la policía estaba en la calle 23 y que había ido a reconocer a los “tipos” (los que le habían pegado) y no a amenazar a nadie. Reconoció que sí había estacionado su auto mal. Que en ese momento, cuando volvió a reconocerlos, los E. lo empezaron a provocar y patotear. Manifestó que le habían robado ocho mil pesos, que era la recaudación del día que todavía no había rendido. Que en estos hechos que se estaban investigando, había pasado de ser víctima a ser victimario. Reiteró que no había amenazado a nadie y que no había tenido ningún acercamiento intencional hacia E..

IV) En cuanto a la producción de prueba se recibieron las declaraciones testimoniales de:

a) L.S., declaró que el 28 de mayo de 2017 se había presentado en Comisaría Segunda a hacer una denuncia. Que O. le había puesto el “fierro” en el pecho en calle 29 y la 38. Que estaba yendo para la casa de su cuñado, justo se estaba bajando del auto, estaba con su señora y los nenes y el “loco” se le acercó, le puso el “fierro” en el pecho y le dijo “No te maté el otro día, te voy a matar ahora”. Que no sabía que había pasado pero que dicha persona no había tirado. Explicó que había parado el auto en la calle 29 y la 38 y el imputado paró el auto al costado, se bajó del mismo, quedando los dos autos mirando para el lado de la 40, y ahí fue cuando lo había amenazado. Que en el auto estaban su señora C.E.N., sus hijos S.S., R.A., A.y A. el hijo de su señora. Que ellos estaban circulando en un Clio y había parado la marcha en ese lugar porque se bajaba a la casa de su cuñado. Que el imputado estaba circulando en un Fiat Uno gris. Reiteró que cuando sucedió el hecho, estaba fumando un cigarro arriba del auto, había parado la marcha y todavía no se había bajado nadie. Que el imputado había sido quien se había bajado del auto, había ido hasta la ventanilla suya y le había puesto el “fierro”. Refirió que no sabía porque había sucedido esto, aclarando que en el 2016 el imputado le había pegado una puñalada. Respecto al arma con la cual el imputado lo había amenazado, explicó que era negra y con tambor. Declaro que entre medio de los hechos mencionados (el de la puñalada y el de la amenaza) una vez cuando circulaba caminando por la calle 444 en el barrio Federal con su señora, los nenes y la bebé en el changuito, el imputado le había tirado el auto, el Fiat Uno, encima. Definió al imputado como un “loco” y que sabía que se llamaba C.O. por el papel (citación) que le había llegado. Que no lo conocía. Manifestó que desde que habían sucedido los hechos su vida había cambiado, que tenía miedo y que trataba de evitar encontrarse con el imputado, describió a O. como un hombre grande, morocho y de pelo corto.

b) C.E.N., declaró que habían ido al parque con los chicos, en la calle 29 y la 38, frente a lo de su hermano, cuando su marido (S.) estacionó el auto y antes de bajarse, el imputado le apuntó con el arma. Explicó que no se habían alcanzado a bajar del auto. Que el imputado había pasado con el auto, un Fiat gris y le había apuntado a su pareja. Manifestó que no sabía cómo era el arma porque no había alcanzado a verla. Que sabía que era un arma porque su marido la había visto y le había dicho. Que ese día andaban con R., S., A. y con A.. (su hijo de otra pareja). Explicó...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA