Sentencia Nº 35404 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2019

Fecha de Resolución:12 de Enero de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO

FALLO N° 1207 - AUDIENCIA DE JUICIO DE LA SEGUNDA CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL - Juez Unipersonal: Dr. M.L.P..

General Pico, 12 de diciembre de 2019.

Legajo N° 35404

---VISTO:

---Este legajo caratulado "MINISTERIO PUBLICO FISCAL c/ H.A.O. s/ATENTADO A LA AUTORIDAD AGRAVADO Y LESIONES LEVES CALIFICADAS EN CONCURSO REAL”,

---RESULTANDO:

---I) Que los días 04 y 05 de diciembre del corriente año, en la Sala de Audiencias de Juicio de la Segunda Circunscripción Judicial, con la actuación del suscripto se llevó a cabo audiencia de debate oral en el Legajo N° 35404, caratulado: "MINISTERIO PUBLICO FISCAL c/H.A.O. s/ ATENTADO A LA AUTORIDAD AGRAVADO Y LESIONES LEVES CALIFICADAS EN CONCURSO REAL”, contra A.O.H., DNI Nº 21.704.526, alias “Milonga”, nacido el día 20/11/1970 en la ciudad de General Pico, de 49 años de edad, de oficio jornalero, soltero, estudios primarios incompletos, hijo de R.M.H. (f) y M.M. (f), domiciliado en calle XXX, de esta ciudad.

---Intervino en representación del Ministerio Público F., el Dr. D.C., asistió en la defensa al imputado, la Defensora General Dra. Elba POZZE.

---II) Que el hecho investigado se inició, conforme al Parte de Novedades cursado por el Agente de Policía H.E.R., el 25/04/2017, cuando a las 17:44 hs. se encontraba patrullando junto al Agente GONZALÍA, habiendo recepcionado comunicación proveniente del CECOM, informando que en el barrio C.B., calles 1 y 44 bis, habría una persona de sexo masculino amenazando a otro sujeto con un arma de fuego. Previo entrevistar al gomero J.P., adujo que R.O.H. y A.D. habrían amenazado a otra persona con un arma de fuego. Realizaron patrullaje de prevención por las inmediaciones, donde interceptaron a R., comenzando a proferir agresiones verbales hacia los uniformado, negándose a responder preguntas, previo forcejear lo logró reducir, colocar las esposas, estaba exaltado y nervioso. Al momento de abordarlo a la parte trasera del vehículo policial llegó el progenitor H., que sin mediar diálogo le propinó una piña en el rostro, aduciendo “hijo de puta, soltá a mi hijo que no hizo nada”. Estaba acompañado por otras personas, los desbordaron en número, solicitó colaboración, mientras trataba de reducir al padre, los restantes sujetos lo golpearon en los pies y forcejeaban. En ese momento le abrieron la puerta trasera del móvil, y el hijo de H. se dio a la fuga. Se apersonó el S.V. logrando la aprehensión de cinco masculinos, por entorpecer la labor policial y agredirlo. Previo rastrillaje, no se pudo ubicar a R., habiendo dejado adentro del móvil policial, una mochila marca Irving modelo U.S., que llevaba al momento de la demora. Presenta una lesión en el pómulo izquierdo, aportando el certificado el médico extendido en el nosocomio local.

---III) En el alegato de apertura el fiscal refirió que durante la audiencia de debate se pretenderá acreditar que el día 25/04/2017 aproximadamente a las 17:44 horas, en las inmediaciones de las calles 1 y 48 de esta ciudad, A.O.H. propinó un golpe de puño en el rostro al agente de policía H.E.R., aduciéndole simultáneamente “hijo de puta soltá a mi hijo que no hizo nada”. Todo esto aconteció cuando la prevención pretendía efectuar la aprehensión de R.O.H. (hijo del imputado). Como a consecuencia del accionar del imputado, se obstaculizó la labor policial, habida cuenta que H. (hijo), no pudo ser aprehendido, y además, R. resultó con lesiones en el pómulo izquierdo, producto de la agresión física.

Que la calificación Legal es de Atentado a la autoridad agravado por la pluralidad de las personas intervinientes, y por haber puesto el delincuente manos en la autoridad, Lesiones Leves Calificadas, porque se trata de personal policial el agredido, todo en Concurso Ideal, conforme las previsiones de los arts. 237, 238 incs. 2 y 4°, art. 89 en relación al 92, 80 y 54 C..

---Por su parte la Defensora conforme las facultades que le concede la ley, se abstuvo de formular el alegato inicial.

---El imputado declaró que no se acuerda bien el día, estaba parado en la puerta de su casa, ve que el patrullero para en lo de un vecino que es P., de atrás pasó su hijo con la mochila, siempre andan con la mochila. El auto salió fuertísimo de la casa de P., justo había cargado el bolso, porque es jornalero, y le dijo al señor que lo había ocupado, me parece que la policía va a agarrar a mi hijo. Salió por la calle uno, y cerca de la casa de su hermano, en calle 1 entre 46 y 48, la policía ya lo tenía esposado a su hijo y apretándolo. El coche estaba cruzado hacia una vereda, la bicicleta tirada, su hijo esposado y agarrado del “cogote”, le preguntó qué pasó, la chica policía dijo “no, lo que pasa que tiene un arma, tiene un arma”. Le dijo “qué arma, donde”, le dijo “es mi hijo”, y el policía le dice “vos que te metes negro de mierda”, insultándolo. Dijeron tiene un arma en la mochila, agarró la mochila, la dio vuelta y había un buzo negro, un gorra visera, un profiláctico y no se acuerda si un par de medias. La chica policía le gritó, “bueno, soltalo, que no tiene nada”, y él dijo “no”, estaba ciego. Entonces se le acercó y le dijo “porqué no hacés las cosas..y vamos, yo te acompaño a la comisaría, lo llevamos, yo te lo llevo, porque en ese tiempo era menor mi hijo, yo te lo llevo, yo me hago cargo”, dijo “no, qué te metes”, y “cuando trata él, me trata de pegarme un pechón a mí, mi hijo se le zafa y sale corriendo, dos metros, como donde está Ud. le mete una patada”, que ahí fue donde “yo le pego, qué hacés mogólico”, le mete una patada voladora, es “cuando yo me pongo mal y lo empujo…y cuando el policía trastabilla mi hijo disparó”. Tuvieron un encontronazo de palabra, el policía decía “ya te voy a agarrar, te voy a hacer cagar a palo, adentro, con todos.. así me decía él”. El policía sale hasta la esquina caminando, y vuelve a agarrar el patrullero y sale a las chapas, casi pisa una chica que estaba parada en la esquina, y la chica policía quedó parada ahí en la esquina. Estando ahí parado pedía refuerzos, y le decía para que los pedía, que él lo llevaba a la comisaría, si no tiene nada que ver, y “no sé qué me dijo si contravención, igual te lo tengo que llevar, y le digo si él es menor, te lo llevo yo”. Pasó, en ese momento el policía no le dijo más nada. Cuando llegó a su casa, que es a la vuelta, sobre la 46 llegando a la Circunvalación, ya estaba lleno de patrulleros su casa y se llenó de gente, empezaron a los gritos, y este muchacho ya andaba corriendo por todas las casas, a los gritos, dijo “ese fue el que me lo soltó, el que me lo hizo escapar”, y lo agarraron todos a trompadas, él fue el primero que lo pateó en el suelo. No recuerda cuál fue el oficial que dijo no le pegue más, pero ya lo habían esposado y le dieron una de patadas, como diez o quince policías. Aparte le dijo “negó hijo de puta cuanto te vea adentro, sabés la que te espera”. Lo tuvieron esposado desde las seis de la tarde hasta las doce de la noche y tres días demorado.

Refirió que no le pegó una piña, sí un empujón, era un policía y una chica. Que ésta le dijo ya está, soltalo que no tiene nada que ver, porque ellos buscaban un arma aparentemente. Arma no había y en su casa tampoco, y eso fue hace muchos años. Leyó la citación, y ahora sabe que es R.. No lo vio nunca más. A la semana tuvo un encontronazo R. con su otro hijo, le dio con la linterna en las rodillas, y dijo “así que vos sos hijo del chileno”, porqué chileno preguntó, porque pega de atrás. Cuando este policía pasa por su casa, acelera la moto o pasa en auto, o escupe el suelo. Siempre es el mismo.

---Le respondió al fiscal, vio al patrullero detenido en la casa del gomero P., vio que estiró la mano, justo pasó su hijo. Estuvo hablando con P., cuando recibió la citación, éste dice que el del problema era otro P. que vive enfrente, al que le habían robado, y que la policía buscaba un chico con un arma, una escopeta recortada dijo la mujer policía. P. señaló para allá y justo pasó su hijo en bicicleta. Cuando llegó al problema ya lo tenían esposado, y pisándolo con la rodilla. La mujer policía estaba del lado del acompañante, parada, su hijo como diez metros para allá, a la orilla del cordón. A su hijo jamás lo subieron al patrullero. La mochila no estaba arriba del patrullero, afuera. No lo golpeó con golpe de puño al policía, sí un fuerte empujón cuando le metió la patada. Al pechón se lo tiró de costado, con las dos manos, éste se cayó, trastabilló, tendría que tener las rodillas lastimadas, no la cara. Se cayó porque le dio el empujón, no lo va a negar, por la semejante patada que le metió a su hijo.

Que a su hijo, primero lo tuvo en el piso un rato, cuando se pusieron a conversar, se le zafó y se escapó, ahí le metió semejante patada. Estaba esposado y se fue con las esposas, fue el problema más grave, no sabe si la policía las recuperó. A su hijo lo volvió a ver a la semana, al declarante lo tuvieron tres días demorado, incomunicado. Calcula que en ese momento su hijo vivía con la madre, en el Barrio R., pasó por la calle 1, hacia la calle de su hermano, que vive en calle 48, no pasó por enfrente de su casa.

La mujer policía no hizo nada, quiso calmar varias veces a su compañero. Cree que porque fueron instantes, que ella no intervino para impedir esa agresión física. Lo que buscaban no lo encontraron, cuando llegó la mochila estaba semi abierta, al lado del auto, la abrió y no había nada. La chica decía soltálo que no tiene nada, dejalo y él decía que no, tenía que hacer igual una contravención. A su hijo lo tenía esposado y boca arriba, agarrado del cuello. Lloraba su hijo, porque es menor. Le aclaró a la defensora, que el policía trastabilló, tiene una agilidad, lo empujó fuerte, porque ya se le estaba subiendo de vuelta arriba a su hijo, él quiso como venir a agredirlo, “y me le paré de manos, soy hombre”. No llegaron a nada, pegó una corrida hasta la esquina para donde se había ido su hijo, volvió al auto, atinó a sacar algo de adentro, pidió apoyo y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA