Sentecia definitiva Nº 333 de Secretaría Penal STJ N2, 05-12-2017

Fecha de Resolución: 5 de Diciembre de 2017
Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 5 de diciembre de 2017.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “BELMAR, Alejandro Elías s/ Homicidio agravado s/Casación” (Expte.Nº 29396/17 STJ), puestas a despacho para resolver, y
CONSIDERANDO:
Que la deliberación previa a la resolución ha concluido con el acuerdo de los señores Jueces que se transcribe a continuación.
La señora Jueza doctora Adriana C. Zaratiegui dijo:
1. Antecedentes de la causa:
1.1. Mediante Sentencia Nº 39, del 28 de junio de 2017, la Cámara Segunda en lo Criminal de General Roca resolvió -en lo pertinente- condenar a Alejandro Elías Belmar, como autor del delito de homicidio agravado por la utilización de un arma de fuego en concurso real con portación de arma de fuego de guerra (arts. 45, 41 bis, 79, 55 y 189 bis inc. 2º cuarto párrafo C.P.-, a la pena de quince (15) años de prisión.
1.2. Contra lo decidido, la Defensa del señor Belmar deduce recurso de casación, que es declarado admisible por el a quo.
2. Agravios del recurso de casación:
El casacionista entiende que la sentencia es arbitraria, por violación de las reglas de la sana crítica racional, en tanto advierte una duda razonable sobre la autoría del imputado. Hace referencia a dos testimonios que fueron objetados y no recibieron tratamiento del Tribunal.
En este sentido, afirma que David Jaime estaba a unos ciento cincuenta metros de donde ocurrió el hecho, en invierno y con poca iluminación, a lo que suma su particular estado para percibir las cosas -dijo que “estaban en pedo, borrachos, puestos, pasados de…”- y el nivel de detalle aportado, que entiende imposible transcurridos tres años del hecho. Agrega que en sede instructoria el nombrado brindó una declaración testimonial disímil, de modo que no puede ser utilizado de modo serio y medular para fundar la autoría. Respecto de los dichos del señor Leal, advierte que este no afirmó haber visto a su pupilo disparando el arma, sino que tal conclusión es una deducción a la que arribó por datos indiciarios anteriores. Añade que no hubo respuesta en relación con diversas apreciaciones opuestas de los testigos
/// en lo vinculado con la utilización de cascos por parte de quienes se trasladaban en la moto, o sobre la cantidad de disparos escuchados, etc.
Plantea a continuación que el dermonitrotest positivo en las manos de Alejandro Elías Belmar fue realizado un día después del hecho, y señala que acostumbraba a andar con armas y había realizado trabajos de jardinería y pintura.
Luego se ocupa de la temática de las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA