Sentencia Nº 33215 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2017

Fecha de Resolución: 5 de Octubre de 2017
 
EXTRACTO GRATUITO

FALLO Nº 818 - AUDIENCIA DE JUICIO DE LA SEGUNDA CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL - Jueza Unipersonal: Dra. A.P.L..

General Pico, 5 de octubre de 2017.

Legajo Nº 33215, caratulado: "MINISTERIO PUBLICO FISCAL c/ F, S.G. s/LESIONES LEVES, ABUSO SEXUAL GRAVEMENTE ULTRAJANTE DOBLEMENTE AGRAVADO -DELITO REITERADO-; ABUSO SEXUAL CON ACCESO CARNAL DOBLEMENTE AGRAVADO -2 HECHOS-, SIMPLE TENENCIA DE ARMA DE FUEGO, EN CONCURSO REAL”.

Visto y Considerando:

I) Que los días 26, 27, 28 y 29 de septiembre del corriente año, en la Sala de Audiencias de Juicio de la Segunda Circunscripción Judicial, con la actuación unipersonal de la suscripta, se llevó a cabo audiencia de debate oral en el Legajo Nº 33215, seguido contra S.G.F., D.N.I. Nº 28.601.XXX, alias “P.”., nacido el día 07 de julio de 1981, en la localidad de Arizona (San Luis), de estado civil soltero, de nacionalidad argentina, de ocupación albañil, hijo de H.F. y de M.I.B., con domicilio en calle XXX, de esta ciudad.

Intervino en representación del Ministerio Público F., el Dr. L.R.; asistió en la defensa de S.G.F., el Dr. M.E.H.G..

II) Se inició la investigación por denuncia radicada por J.L.A. –tía de la menor M. - el día 21 de diciembre de 2016, en la Unidad Funcional de Género, N. y Adolescencia. Refirió que su hermana N.F.A.–madre de A. está en pareja hace aproximadamente doce años con S.G.F.. Expresó que el encartado hacía tiempo que venía maltratando a M. y que le dijo que cuando se bañaba, F. entraba al baño con cualquier excusa, donde hacía tiempo y luego salía. En una oportunidad mientras ella se estaba aseando, él estiró la mano para tomar el shampoo y a la pasada le manoseó los pechos, también dijo que él en modo de juego le tocaba todas las partes del cuerpo por encima de la ropa, siendo habitual ese tipo de manoseos.

III) En el alegato de apertura el F. señaló que intentará probar con la prueba ofrecida, la responsabilidad que le cabe a S.G.F.

Calificó los hechos como Lesiones Leves, Abuso Sexual gravemente ultrajante doblemente agravado: por haber sido cometido por el encargado de la guarda y contra un menor de 18 años aprovechando la situación de convivencia preexistente -delito continuado-; Abuso Sexual con Acceso Carnal doblemente agravado: por haber sido cometido por el encargado de la guarda y contra un menor de 18 años aprovechando la situación de convivencia preexistente (dos hechos) y Simple Tenencia de Arma de Fuego de Uso Civil sin autorización legal (arts. 89; 119 2do. párrafo en relación a los incs. b y f del 4to. párrafo, 119 3er.párrafo en relación a los incs. b y f del 4to párrafo y 189 bis, inc. 2do del C.P.), todas estas figuras en Concurso Real (art. 55 del C.P.).

En tanto el Defensor dijo que oportunamente solicitará la absolución.

Concedida la oportunidad al imputado de declarar, con la salvedad de que si lo hace es sin juramento de decir verdad, que puede abstenerse sin que implique presunción en su contra, que puede negarse a responder preguntas y que puede solicitar declarar en cualquier momento del juicio oral, cuantas veces quiera, se abstuvo de declarar.

IV) En cuanto a la producción de prueba, se comienza con las declaraciones testimoniales:

1°) J.L.A., denunciante. Tía de la damnificada.

Reconoció su firma en la denuncia oportunamente realizada.

Manifestó que cuando su sobrina M. se quedó de vacaciones en su domicilio de la localidad de Toay -diciembre de 2016-, le contó que no quería vivir más en la casa, no quería volver. Asimismo notó que la misma tenía quemaduras en su cuerpo, marcas de tenedores. Por su parte, M. le referenció que F. maltrataba a sus hermanos y madre, los golpeaba mucho.

Aclaró que M. es hija de soltera de su hermana N., siendo F. pareja de esta última, con quien tuvo el resto de sus hijos.

La dicente averiguó con personal policial para realizar la denuncia, pero no contaba con las evidencias necesarias, motivo por el cual mantuvo una charla con su sobrina, quien se puso nerviosa y le manifestó “hay otra cosa” “tía él me ha tocado, me ha tocado mientras yo me baño”. La dicente agregó que M. le indicó que F. quiso agarrar el shampoo y a la pasada le manoseó los pechos, agregando que las marcas que tenía en su cuerpo, fueron provocadas por F. con un tenedor caliente.

La dicente le indicó a M. que iba a tener que ser revisada por un médico, para despejar las dudas, a lo que la niña le contestó que cuando era más chica F. algo le había hecho -sospechando la dicente que le daba vergüenza y no quería contar todo lo que le había pasado-. Se dirigieron a V.M. -donde se domicilia la abuela de la niña- y fue revisada por una médica, tomando contacto con una psicóloga, de cuyos exámenes se concluyó que había que realizar la denuncia.

Realizó la misma en General Pico.

Manifestó que M. vivió hasta la denuncia -desde los siete años- con su madre y hermanos, junto a F. e indicó que cuando su hermana trabajaba, los niños quedaban al cuidado de él.

Con posterioridad a la denuncia, su sobrino P. le contó a la dicente cosas “aberrantes”, dijo que su papá y su hermana hacían cosas que a él le daban mucho asco. Respecto de su sobrino T. , dijo que luego de la denuncia se quedó con su hermano, manteniendo contacto con su madre y padre, momento en que negaba la existencia de los hechos narrados por su hermana M. No obstante, en el último tiempo, T. empezó a reconocer la existencia de los hechos, los cuales le daban vergüenza, motivo por el cual le escribió una carta -incorporada como prueba durante el debate- en la cual contó los episodios que había vivido.

Agregó que transcurridos los meses, ya con tratamiento psicológico, M. le dijo que le quería contar otras cosas, pero que le daban vergüenza, motivo por el cual se las trasmitió mediante una carta, en donde le manifestó que F. se masturbaba en el cuerpo de ella y que estos actos ocurrían continuamente, cuando su madre no se encontraba. También, le referenció que F. la amenazaba con armas para que no contara nada de lo que pasaba en la casa.

2°) N.M., abuela de la damnificada.

Tomó conocimiento por medio de su hija J.A. de que su nieta M. estaba siendo abusada por F. Agregó que la niña vivió con ella, hasta los siete u ocho años de edad, momento en el cual se fue a vivir con su madre N. y F.R. que su hija N. trabaja de enfermera, por habitualmente M. se quedaba al cuidado de F.

Luego de la denuncia, la dicente quedó al cuidado de los hijos más chicos de su hija –M. y P.-. Dijo que éste último le contó la mayor cantidad de cosas, manifestándole que su padre golpeaba a todo el grupo familiar y que F. le daba besos y tocaba a M.

La dicente manifestó que le vio a M. marcas en la espalda, como si fueran provocadas por un cinto y en el brazo quemaduras causadas con un tenedor. Agregó que F. tenía armas.

3°) J.M.G., empleado de la División Criminalística.

Reconoció su firma en el informe técnico respectivo respecto de dos armas y brindó sus conclusiones.

4°) N.F.A., madre de la damnificada y pareja del imputado.

Dijo que hace 14 años que se encuentra en pareja con F. , con quien tuvo cuatro hijos y convivía hasta su detención. Asimismo, la dicente tiene una hija anterior a la relación llamada M. , quien vivió hasta los siete años con la abuela, y posteriormente se trasladó con ella. Agregó que F. tenía una buena relación con M. y negó que su pareja sea agresiva con sus hijos y con ella.

Hizo alusión a que existieron inconvenientes con su familia por la venta de un tractor, en donde su madre quería venderlo pero la dicente se negó, motivo por el cual se comunicaron con F. para que busque influenciarla y lograr cambiar su parecer.

Reconoció la existencia de armas de fuego dentro del hogar.

5°)E.S.A., tío de la damnificada.

Consideró que la relación de F. con su hermana N. y sus hijos era “normal”.

Manifestó que desde la denuncia en el mes de diciembre, hasta enero del 2017, quedó a cargo de su sobrino T. , quién no le contó nada de los hechos que fueron denunciados. Indicando que el niño durante ese tiempo, mantuvo relación tanto con su madre, como respecto de su padre.

Aclaró que el intento de vender el tractor por parte de su familia, fue aproximadamente un año antes de la denuncia.

6°)V.I.F., C., jefa de la UFGN .

Reconoció su firma en el acta de allanamiento y precisó los elementos que fueron secuestrados en el lugar.

Hizo alusión que una vez que fuera recepcionada la denuncia -realizada por la tía de la damnificada J.A.- fue convocada la madre de la niña, N. , quien se negó a instar la acción y se vio sorprendida en todo momento.

7°) C.D., Trabajadora Social, perteneciente al equipo técnico de la Unidad Funcional de Género N. y Adolescencia URII.

Manifestó que realizó un abordaje respecto de la denunciante J.L.A., quien le refirió que era muy apegada a su sobrina M. , de quién indicó que pudo observar cambios de conducta los primero días que la joven estuvo en la localidad, ya que era muy común que pasara las vacaciones en su casa, aduciendo que la niña estaba agresiva, decía malas palabras, se peleaba con sus primas, motivo por el cual buscó conversar con la misma para ver que le sucedía, circunstancias donde la damnificada le expresó “que querés si con esta vida de mierda que tengo”, y que al indagar en profundidad la niña le reveló algunas situaciones que venía padeciendo, expresándole que no quería volver más a la casa.

Afirmó que la denunciante estaba ubicada en tiempo y espacio, que se la notaba angustiada y expresó que sospechaba cierto maltrato de su cuñado respecto de su hermana, pero no de abuso hacia su sobrina.

Manifestó que con el correr de los días, su sobrina le comentó otras situaciones donde su padrastro buscaba rozarle la cola o en sus partes íntimas a modo de juego, que incluso intentaba ingresar al baño cuando ella se duchaba con cualquier excusa para observarla.

8°) M.D.P., L.enciada en Psicología, presta servicio en el equipo de violencia materno infantil en la localidad de Toay.

Reconoció su firma en el informe de fecha 17 de enero de 2017.

Manifestó que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA