Sentecia definitiva Nº 32 de Secretaría Penal STJ N2, 02-03-2017

Fecha de Resolución: 2 de Marzo de 2017
Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 2 de marzo de 2017.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “TAPIA, Gustavo Fabián s/Queja en: \'TAPIA, Fabián y Otro s/Usurpación s/Apelación\'” (Expte.Nº 28529/16 STJ), puestas a despacho para resolver, y
CONSIDERANDO:
Que la deliberación previa a la resolución ha concluido con el acuerdo de los señores Jueces que se transcribe a continuación.
El señor Juez doctor Sergio M. Barotto dijo:
1. Antecedentes de la causa:
1.1. Mediante Sentencia Interlocutoria Nº 65, de fecha 23 de marzo de 2016, la Sala A de la Cámara en lo Criminal de la Iª Circunscripción Judicial resolvió no hacer lugar al recurso de apelación interpuesto por los doctores Edgardo Corvalán y Pedro Vega, en representación de Gustavo Fabián Tapia y Eber Adrián Iturra, respectivamente, con costas (art. 498 C.P.P.).
1.2. Contra lo decidido, el doctor Edgardo Corvalán, en representación de Gustavo Fabián Tapia, dedujo recurso de casación que, al ser declarado inadmisible por el a quo, motivó el presente recurso de hecho.
2. Fundamentos de la resolución denegatoria del recurso de casación:
La Cámara en lo Criminal sostuvo que la resolución recurrida no tiene el carácter de sentencia definitiva ni se da ninguno de los supuestos previstos en los arts. 429 y 430 del Código Procesal Penal, pues se trata de una decisión de la alzada en donde la garantía de la doble instancia ha quedado asegurada y lo resuelto tiene como consecuencia la obligación de seguir sometido al proceso, por lo que carece de definitividad, a la vez que no surge la existencia de un gravamen de imposible reparación ulterior.
Agrega que el recurso presenta además- una insuficiencia argumental, dado que no logra demostrar un desvío en el razonamiento lógico jurídico de la sentencia atacada.
3. Agravios del recurso de queja:
La Defensa sostiene que la resolución resulta antinormativa y arbitraria, al fundarse en normativa extraña al remedio intentado y no garantizar el doble conforme ni la facultad de\n/// recurrir, con lo que impide el acceso a la jurisdicción, por lo cual pide que se declare mal denegado el recurso principal.
En sustento de su postura, argumenta: “Tal como se lo describiera oportunamente al juzgador, la conducta desplegada por mi asistido no encuadra en los requisitos requeridos por el tipo enrostrado, y mucho menos, el dictado y sostenimiento de una medida cautelar como la impuesta, que implicaría en un juicio a dilucidar, la responsabilidad penal, con resultados que al ser anticipados en el tiempo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA