Sentencia Nº 31 de Secretaría Civil STJ N1, 27-03-2019

Fecha de Resolución:27 de Marzo de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO
VIEDMA, 27 de marzo de 2019.
Reunidos en Acuerdo los señores Jueces del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Río Negro, doctores Ricardo A. Apcarian, Sergio M. Barotto, Adriana Cecilia Zaratiegui, Sandra E. Filipuzzi de Vázquez y Ariel Gallinger, con la presencia de la señora Secretaria doctora Rosana Calvetti, para el tratamiento de los autos caratulados: "FINANCIERA CLUSEL S.A. c/M.S.C.B. s/CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO s/APELACION" (Expte. N° 29982/18-STJ-), elevados por la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y de Minería de la IIIa. Circunscripción Judicial, a fin de resolver el recurso de apelación articulado por la demandada a fs. 821; deliberaron sobre la temática del fallo a dictar, de lo que da fe la Actuaria. Se transcriben a continuación los votos emitidos, conforme al orden del sorteo previamente practicado, respecto de las siguientes:
C U E S T I O N E S
1ra.- ¿Es fundado el recurso?
2da.- ¿Qué pronunciamiento corresponde?
V O T A C I O N
A la primera cuestión el señor Juez doctor Ricardo A. Apcarian dijo:
I.- LOS ANTECEDENTES DE LA CAUSA.
Las presentes actuaciones ingresan a esta instancia en virtud del recurso de apelación interpuesto a fs. 821 por la demandada contra la Sentencia Nº 37, por la cual la Cámara Civil y Comercial de la IIIa. Circunscripción Judicial hizo lugar parcialmente a la demanda instaurada y, en consecuencia, condenó a la Municipalidad de San Carlos de Bariloche a pagar a Financiera Clusel S.A. la suma de $ 1.364.861,43, más los intereses (con las tasas fijadas en los respectivos períodos por este STJ) desde el 31/3/91 hasta el efectivo pago.
II.- LOS AGRAVIOS RECURSIVOS.
En su memorial de agravios (fs. 823/828 y vta.) la apelante critica en primer lugar que el fallo recurrido tome por válido el reclamo sistemático de la empresa para que se reconozcan los mayores costos financieros invocados, cuando no solo fueron infructuosos y oportunamente rechazados por su parte sino que, desde la fecha de los mismos al inicio de la demanda, hubo un período en el cual la actora no generó actividad útil alguna, razón por la que considera que este reclamo devino extemporáneo. Cita a tal efecto el dictamen de la Procuración General de fs. 251.
En segundo orden se agravia de que la Cámara aplica de manera ilegítima e infundada la teoría de la imprevisión no solo a las consecuencias previsibles en un país como la Argentina en la época mencionada, sino a períodos en los cuales el contrato ya no estaba en ejecución. En tal sentido, señala que en el supuesto de marras el contrato se concertó en fecha 28/01/1987, la obra se ejecutó en el plazo previsto, siendo la última certificación en enero de 1989 y su recepción provisoria en abril del mismo año, desatándose el proceso inflacionario en forma posterior y ya cumplimentado el contrato.
Continúa expresando, en este punto, que el propio contrato de obra pública preveía una fórmula polinómica que determinaba los elementos o datos representativos que las partes decidieron elegir para liquidar los mayores costos, asignando a cada elemento un determinado porcentaje de incidencia en el reajuste. Agrega que con dicha fórmula, comparando los precios de los jornales y demás rubros al momento de la inversión en obra y aplicando los porcentajes referidos, se llega a un cálculo de la incidencia de mayores costos que era representativo del aumento que se producía en los hechos.
En tercer lugar afirma que la sentencia se basa en prueba pericial realizada en el marco de un proceso cuyo segundo dictamen fuera impugnado, sin que se tenga en cuenta dicha oposición ni los informes técnicos aportados. Advierte que la decisión se funda en una nota interna del municipio, la cual no es vinculante ni fue objeto de reconocimiento de su parte, resultando una mera opinión subjetiva del que la suscribe pero que no motivó acto administrativo alguno. Sostiene que el pronunciamiento de Cámara se basa en testimonios de atendibilidad restringida, por cuanto se trataba de los propios dependientes de la actora.
En otro orden, señala que a fs. 382 de los presentes autos se acompañaron copias certificadas del expediente "SEMINARA EMPRESA CONSTRUCTORA SA s/QUIEBRA s/INC. DE DETERMINACION DE CREDITOS", donde se declaró la ineficacia para la quiebra de las cesiones efectuadas; entre ellas la realizada a la Empresa Financiera Clusel. Con lo cual, entiende que si la cesión resulta ineficaz para la quiebra tampoco puede ser opuesta a la Municipalidad, habiendo correspondido que sea el Síndico quien, a todo evento, efectuara las acciones pertinentes contra su parte en nombre de Seminara S.A. y no la actora.
Por último, cuestiona la forma de imposición de costas, ya que a su criterio si la sentencia recepta parcialmente la demanda, se debe tomar en consideración dicha circunstancia a los efectos de su distribución.
III.- CONTESTACION DE TRASLADO.
...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA