Sentencia Nº 309 de Secretaría Penal STJ N2, 14-12-2016

Fecha de Resolución:14 de Diciembre de 2016
 
EXTRACTO GRATUITO
//MA, 14 de diciembre de 2016.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “PARADA, Delio Antonio y FLORES, Jorge Alejandro s/Queja en: \'PARADA, Delio Antonio y FLORES, Jorge Alejandro s/Vejaciones\'” (Expte.Nº 28408/16 STJ), puestas a despacho para resolver, y
CONSIDERANDO:
Que la deliberación previa a la resolución ha concluido con el acuerdo de los señores Jueces que se transcribe a continuación.
La señora Jueza doctora Adriana C. Zaratiegui dijo:
1. Antecedentes de la causa:
1.1. Mediante Sentencia Nº 59, del 20 de octubre de 2015, la Cámara Segunda en lo Criminal de Cipolletti resolvió -en lo pertinente- condenar a Delio Antonio Parada y a Jorge Alejandro Flores a la pena de un año de prisión en suspenso e inhabilitación especial por el doble de tiempo de la condena para el ejercicio de la función policial, por encontrarlos coautores del delito de vejaciones (arts. 45 y 144 inc. 3º C.P.), con imposición de reglas de conducta.
1.2. Contra lo decidido, la defensa particular de ambos condenados dedujo el recurso de casación, cuya denegatoria (A.I.Nº 47/16) motiva la queja en examen.
2. Agravios del recurso de casación:
La defensa refiere cumplir las condiciones formales de admisibilidad, menciona los antecedentes de la causa y luego argumenta que el fallo condenatorio no resulta derivación razonada del derecho vigente aplicable a las circunstancias comprobadas de la causa, sino que es producto de la íntima convicción del juzgador, lo que transgrede la sana crítica racional y las reglas de la lógica, principios consagrados en el Código Procesal Penal y en la ley sustantiva.
Entiende que el Tribunal ha efectuado una errónea valoración de la prueba, por lo que el fallo incurre en arbitrariedad, que lo descalifica como acto jurisdiccional válido. En tal sentido, cuestiona que el a quo haya decidido sobre la base de la declaración del menor víctima, que descalifica por cuanto hay contradicciones entre lo dicho en debate y en la instrucción. A ello agrega críticas a las manifestaciones de su padre, a quien caracteriza de emotivo e impreciso.
/// Como segundo agravio plantea que las lesiones que se tuvieron por acreditadas surgen de una fotocopia de mala calidad de un certificado médico firmado por un profesional particular que no resulta médico policial ni forense, ni de un hospital público. Añade que no se ha adjuntado el certificado original ni se ha procurado obtener el dato con el testimonio del médico otorgante.
Discute también la figura jurídica por la que fueran condenados sus defendidos, puesto que esta exige que el autor mortifique física o moralmente al damnificado de modo tal que atente contra la dignidad o respeto que merece como persona; sobre el punto, duda de que los causantes hayan querido directamente vejar y no cumplir con su deber legal de detenerlo.
Finalmente, sobre la pena impuesta, entiende que esta es desmedida e irrazonable y no posee fundamentación, ya que la violencia física no ha sido utilizada excesivamente, sino en forma adecuada al cumplimiento del deber, de modo que se afectan el principio de congruencia y la defensa en juicio.
Por las razones dadas, solicita que se haga lugar al recurso y se anule la sentencia o bien que se case y se resuelva el caso con la absolución...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA