Sentecia definitiva Nº 30 de Secretaría Penal STJ N2, 02-03-2017

Fecha de Resolución: 2 de Marzo de 2017
Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 2 de marzo de 2017.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “PARRA, J.D. y AGUILERA, J.L. s/Queja en: \'PARRA, J.D. y AGUILERA, J.L. s/Homicidio\'” (Expte.Nº 28108/15 STJ), puestas a despacho para resolver, y
CONSIDERANDO:
Que la deliberación previa a la resolución ha concluido con el acuerdo de los señores Jueces que se transcribe a continuación.
La señora Jueza doctora A.C.Z. dijo:
1. Antecedentes de la causa:
Mediante Sentencia Nº 37, de fecha 12 de agosto de 2015, la Cámara Primera en lo Criminal de San Carlos de Bariloche resolvió, en lo pertinente, condenar a J.D.P. y J.L.A. como coautores penalmente responsables del delito de homicidio calificado, y les impuso la pena de veintidós años de prisión, declarando la inconstitucionalidad de la pena de prisión perpetua en este caso en particular (arts. 79, 80 inc. 6º, 41 bis y 45 C.P.).
Contra tal decisión la Defensa de los imputados interpuso recurso de casación, que fue declarado inadmisible por el a quo.
Posteriormente se originó el presente expediente a partir del anuncio mediante envío de correo electrónico, por parte de la misma Defensa, de que interpondría un recurso de queja, que adelantó por esa vía, exponiendo sus razones.
Las actuaciones fueron archivadas en virtud de que no se verificó la recepción anunciada, y fueron luego desarchivadas a partir de la presentación del recurso de queja in pauperis aquí analizado, suscripto por ambos imputados, con el patrocinio de su Defensor oficial.
2. Agravios del recurso de queja in pauperis:
Los presentantes sostienen que el recurso de casación fue indebidamente rechazado. Manifiestan que un familiar de ambos imputados se había comprometido a viajar a Viedma personalmente para entregar el recurso (dicen de casación, aunque parecieran referirse a la queja ante su denegatoria), pero luego no pudo concretar dicho traslado, por lo que avisó al Defensor quien, según expresan, lo habría enviado mediante una empresa de transportes; sin\n/// embargo, siguen explicando, el envío no pudo ser recibido por personal de la Defensoría General que fue a retirarlo porque el transporte se habría adelantado, no se lo habría dejado a nadie y la Terminal se encontraba cerrada, lo que habría motivado la remisión de la impugnación vía mail. Sostienen que “ello generó el presente expediente; quedando claramente manifestado a través del mismo nuestra voluntad recursiva”.
Agregan que la resolución recaída en autos los agravia, pues no permite la revisión integral de lo resuelto por un órgano distinto del que los condenó y, con ello, la garantía del doble conforme y el derecho de defensa en juicio.
Mencionan que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha reconocido que toda resolución debe ser notificada en forma personal a los imputados, más aún cuando se encuentran privados de su libertad, como es su caso, lo que no ha sucedido en este expediente. C. jurisprudencia y normativa en abono de sus planteos.
3. Agravios del recurso de casación:
La Defensa oficial había planteado como agravios la arbitrariedad y la falta de motivación de la sentencia en relación con la valoración de la prueba reunida en autos.
Sostenía además la vulneración de la garantía de imparcialidad del juzgador, supliendo este, a su entender, la negligencia del Ministerio Público Fiscal, al hacer lugar a la visualización de los testimonios brindados en cámara G. y a la declaración de la madre de la víctima, que había sido excluida como querellante y no ofrecida como testigo. Agregaba que ninguna de esas medidas podrían encuadrarse en el art. 364 del Código Procesal Penal, con cita de doctrina que cuestiona las medidas para mejor proveer en relación con la garantía de imparcialidad y los principios de igualdad e inocencia.
Enumeraba además otras circunstancias que a su entender evidenciaban el abandono de la imparcialidad, tales como que se les haya preguntado si recordaban el día y hora solo a los testigos ofrecidos por la Defensa y que se haya denegado el pedido de careos, por ser materia de valoración. Agregaba: “nótese que incluso se omite citar el agravio que efectuara respecto de la valoración del Informe del Psicólogo T. en relación al testigo H.; ya que se demostró en el propio informe que al testigo no sólo le comprendían las generales de la ley sino que manifiesta que la credibilidad con relación a los vínculos entre la víctima y él; con los imputados es sólo \'probablemente creíble\'. A. notorios intereses ocultamientos con relación a un supuesto robo”.
///2. C. también la valoración de los testimonios que la Fiscalía de Cámara y el a quo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA