Sentecia definitiva Nº 30 de Secretaría Civil STJ N1, 17-05-2018

Fecha de Resolución:17 de Mayo de 2018
Emisor:Secretaría Civil STJ nº1
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 16 de mayo de 2018.
Reunidos en Acuerdo los señores Jueces del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Río Negro, doctores S.M.B., L.L.P., R.A.A., A.C.Z. y E.J.M., con la presencia de la señora Secretaria doctora R.C., para pronunciar sentencia en los autos caratulados: “GAUNA, O.S.c., B.I. y Otros s/ORDINARIO s/CASACION” (Expte. Nº 29455/17-STJ-), elevados por la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y de Minería de la Primera Circunscripción Judicial, a fin de resolver el recurso de casación deducido por el actor a fs. 342/345 y vta., deliberaron sobre la temática del fallo a dictar. Se transcriben a continuación los votos emitidos, conforme al orden de sorteo previamente practicado, respecto de las siguientes:
C U E S T I O N E S
1ra.- ¿Es fundado el recurso?
2da.- ¿Qué pronunciamiento corresponde?
V O T A C I O N
A la primera cuestión el señor J. doctor S.M.B. dijo:
1.- Sentencia recurrida: Llegan las presentes actuaciones a conocimiento de este Superior Tribunal de Justicia en virtud del recurso de casación deducido por el actor a fs. 342/345 y vta. contra la Sentencia N° 66 de fecha 1 de noviembre de 2016, dictada a fs. 333/336 y vta. de autos que resolvió rechazar el recurso de apelación interpuesto a fs. 314 y confirmar así la sentencia de Primera Instancia de fs. 308/309 y vta. que había declarado la caducidad de instancia en los términos del art. 316 del CPCyC.
2.-Agravios recursivos: El recurrente alega que la Cámara incurre en arbitrariedad al haber omitido pronunciarse sobre cuestiones conducentes para la solución del caso y al dejar fuera del pedido de revisión que se le hace el estado de la causa al momento de decretarse la caducidad. Sostiene que el sentenciante, al solo contemplar el ejercicio de la jurisdicción del art. 316 y no advertir el momento procesal indicado, vulnera una vez más el debido proceso legal y la defensa en juicio de su parte. Considera que es absurda la respuesta jurisdiccional que sostiene que no corresponde aplicar el art. 482 del rito, porque no solicitó el cierre del período probatorio. Agrega que ello “...atenta contra toda lógica y carece de apoyo racional en que debe fundarse el recto pensamiento jurídico del magistrado conforme las constancias de la causa, que informa que habiendo producido prueba y agotado el plazo de tal período (fs. 122/123) queda a cargo de la jurisdicción concluir la causa.” (cfme. fs. 343 vta. párrafos tercero y cuarto).
Seguidamente afirma que es evidente que en el caso, producida la totalidad de la prueba de su parte, la prosecución del trámite -por aplicación del art. 482 primer párrafo del CPCyC- dependía de la actividad jurisdiccional en los términos del art. 313 inc. 3), lo que impedía dictar la caducidad de instancia. Concluye en este punto en que la carga de impulso de parte cesa cuando el J. se encuentra en condiciones de dictar una resolución atinente a determinada situación que da lugar al supuesto comprendido en lo establecido en el ya mencionado art. 313 inc. 3) del CPCyC.
Por último, se agravia de la imposición de costas resuelta por la Cámara.
3.- Contestación de traslado: Que a fs. 358/361 obra contestación de traslado del recurso por parte de la demandada, quien luego de solicitar su inadmisibilidad formal, rechaza los argumentos de fondo esgrimidos por la contraria. En este cometido, entiende que no se observa que las sentencias dictadas atentan contra toda lógica y carecen de apoyo racional, pues en autos se han cumplido todos los requisitos para que sea declarada la caducidad de instancia. Seguidamente, indica que las únicas que pueden instar el desarrollo del procedimiento son las partes, pues el J. o el Tribunal no tienen que instar, a ellos se los insta para que decidan a través de providencia simple, resolución interlocutoria o sentencia definitiva, para que ejecuten decisiones.
4.- Análisis y solución del caso: Ingresando al examen de las cuestiones traídas a debate, se advierte que la temática puesta a consideración de este Cuerpo se circunscribe a determinar si es correcta la declaración de caducidad de la instancia dictada oportunamente, por la supuesta inactividad de la parte actora o si, por el contrario, la obligación de instar el proceso por parte del actor había cesado, en el momento en que el trámite se encontraba.
Ante todo es preciso aclarar que para el análisis de la presente controversia se parte de dos premisas fácticas. La primera, que el plazo de prueba de 120 días...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA