Sentencia Nº 294 de Corte Suprema de Justicia de Tucumán, 26-11-2021

Fecha26 Noviembre 2021
Número de sentencia294
MateriaOLEA LEONEL MARTIN Vs. MAPFRE ARGENTINA SEGUROS SA S/ AMPARO

JUICIO: “O.L.M. C/ MAPFRE ARGENTINA SEGUROS SA S/ AMPARO” - EXPTE. Nº 267/20 C., 26 de noviembre de 2021 SENTENCIA 294 AUTOS Y VISTOS Para resolver los recursos de apelación interpuestos por el letrado G.T., apoderado de la demandada Mapfre Argentina Seguros SA (4/10/2021 SAE), y por el actor L.M.O. (20/10/2021 SAE) en contra de la sentencia nº 380 de fecha 29/9/2021 (SAE) y su ampliatoria nº 414 del 15/10/2021 (SAE), en el caso del actor, dictadas por el Sr. Juez Civil y Comercial Común de la IIª Nominación de este Centro Judicial C., en los autos caratulados “O.L.M. c/ Mapfre Argentina Seguros SA s/ Amparo” - expte. nº 267/20, y CONSIDERANDO

1.- Por sentencia nº 380 de fecha 29 de septiembre de 2021 (SAE) el Sr. Juez Civil y Comercial Común de la IIª Nominación de este Centro Judicial C., hizo lugar a la acción de amparo constitucional promovida por L.M.O., argentino, mayor de edad, DNI n° 40.436.528, en contra de Mapfre Argentina Seguros SA. Condenó a la demandada a pagar al actor la suma de $45.000 (pesos cuarenta y cinco mil) en un plazo de 24 horas. Impuso las costas a la aseguradora vencida. Por sentencia nº 414 del 15/10/2021 (SAE) resolvió ampliar la resolución anterior en cuanto a que los intereses a devengarse con respecto a la mora hasta el efectivo pago, deberán comenzar a correr desde la fecha de la sentencia hasta su efectivo pago, conforme a la tasa activa promedio que mensualmente publica el Banco de la Nación Argentina.

2.- Contra la resolución del 29/9/2021 interpusieron recurso de apelación el letrado G.T., apoderado de la demandada Mapfre Argentina Seguros SA (4/10/2021 SAE), y el actor L.M.O. (20/10/2021 SAE), quien también cuestionó la sentencia ampliatoria sobre intereses.

2.- a) Recurso de la demandada En sus agravios (1/11/2021 SAE) el Dr. G.T. solicitó la revocación del fallo en su totalidad con costas. Afirmó que la sentencia daba por cierto que el reclamo del actor podía encuadrarse en una medida autosatisfactiva ya que existe una alta probabilidad que obtenga sentencia favorable, por lo que prejuzgaba, y sin fundar sus considerandos condenaba a su mandante al pago de una suma sin basamento jurídico ni fáctico. Aseguró que el actor no ha acreditado la urgencia en su reclamo, como tampoco la verosimilitud del derecho; solo adjuntó tickets y certificados médicos unilaterales que no podían ser tomados a los fines de una condena judicial. Adujo que la sentencia se contradecía al mencionar entre los requisitos para que proceda la Obligación Legal Autónoma, citando precisamente a P., en especial los gastos sanatoriales, médicos, farmacéuticos, etc. Señaló que el actor no ha acreditado dichos gastos, solo aportó recibos y tickets informales (no facturas) conforme la misma sentencia lo indicaba: recibos y facturas por consultas emitidas por el Dr. J.M.B. por el importe de $7.000; 2 Tickets emitidos por Farmacia Italia por el importe de $100 y $2.225,84 respectivamente; 1 Ticket emitido por Farmacia Argentina por el importe de $180; 1 Ticket emitido por Farmacia Madrás por el importe de $220; 4 Tickets emitido por Farmacia San Valentín por las sumas de $313,29; $743,74; $1931,21 y $575; Factura de envío de Carta Documento emitida por A.S. por el importe de $640,01; que todos esos supuestos gastos sumaban $13.29,08; que se condenaba a su mandante al pago de $45.000, o sea más de tres veces y media de los gastos supuestamente acreditados por la parte actora, con el criterio de que esa suma era congruente con los gastos que presumiblemente debió realizar para su atención médica, remedios, estudios, bonos del hospital, traslados, etc. Entendió que se volvía a prejuzgar porque el juez adelantaba criterio sobre el fondo de la cuestión: establecía dicha suma congruente a los gastos que presumiblemente debió realizar la actora (…) pero la actora solamente aportó gastos supuestos por $13.000 y la sentencia cuadriplicaba dicho monto. Alegó que se falló por encima de lo reclamado incluso por el actor, ya que este si bien reclama $45.000, lo hace porque es el límite establecido en la normativa, pero no porque ese sea el monto que verdaderamente le corresponda. Consideró que el fallo era notoriamente injusto, ocasionaba un menoscabo al patrimonio de su mandante y un enriquecimiento indebido a favor del actor. Expresó que no deben ni pueden presumirse cuáles fueron los gastos; que no hay siquiera un informe médico que así lo indique; que la estimación y la presunción establecidas por la sentencia eran dogmáticas y perjudiciales a los intereses de su parte. Sostuvo que no surgía de la demanda ni de la prueba aportada, no oponible a su parte que desde ya rechazaba y rechazó al contestar la demanda, cuáles fueron las lesiones verdaderas del actor, y cuál la erogación económica que tuvo que afrontar para enfrentar o curar dichas lesiones; y que se condenaba a abonar una suma de dinero notoriamente injusta y que no surgía de constancia alguna del expediente. El 8/11/2021 (SAE) el actor solicitó la confirmación de la sentencia apelada, con costas a la demandada. Destacó primeramente que en sus agravios la demandada intentaba atacar la prueba documental de su parte cuando al contestar demanda no realizó impugnación alguna, limitándose a expresar que a su entender no había cobertura del siniestro denunciado, cuando en este tipo de proceso ello no era oponible al tercero víctima de un accidente de tránsito. En respuesta a los agravios manifestó: los gastos sanatoriales reclamados eran acordes a las lesiones sufridas y a la prueba aportada; sufrió fractura expuesta de pie y mano izquierda, conforme historia clínica Hospital Regional C. donde permaneció internado 4 días; esa lesión trajo gastos de farmacia y atención médica; para una lesión de fractura expuesta se necesitan curaciones, lo que se encontraba probado con recibo, válido como prueba, independientemente de la emisión de una factura; también acompañó el pedido de curaciones perteneciente a un médico de un sanatorio privado de la ciudad de S.M. de Tucumán con la correspondiente orden de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR