Sentencia Nº 29010/2 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2017

Fecha de Resolución: 1 de Enero de 2017
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de Santa Rosa, Capital de la Provincia de La Pampa, a los ventiún días del mes de junio de dos mil diecisiete, se reúnen los señores Ministros, D.. F.I.L.L. y Elena Victoria FRESCO como integrantes de la S. B del Superior Tribunal de Justicia, de conformidad con el art. 421, con relación al art. 411 del C.P., a efectos de dictar sentencia en los autos: “TOFFONI, L.O. en causa por absolución por el delito de homicidio simple en exceso de legítima defensa agravado por el uso de arma s/ recurso de casación presentado por el querellante particular,” registrado en esta S. como legajo n° 29010/2, con referencia al recurso de casación interpuesto a fs. 1/9, por el representante del querellante particular, Dr. S.P.R., contra el Fallo nº 27/16 de la S. A del Tribunal de Impugnación Penal, cuya copia debidamente certificada luce a fs. 13/27vta. y;

RESULTA:

1°) Que el Tribunal de Impugnación Penal resolvió rechazar el recurso de impugnación interpuesto por el representante del querellante particular, D.S.P.R., y hacer lugar parcialmente a la impugnación presentada por la defensa de T., revocando –en parte- la sentencia de la Audiencia de Juicio de la Primera Circunscripción Judicial y, en consecuencia, absolvió al condenado por el delito de homicidio simple en exceso de la legítima defensa, agravado por el uso de arma (arts. 79, 34 inc. 6, 35, 84 y 41 bis del C.) por haber obrado en legítima defensa (art. 34 inc. 6, apartados a), b) y c) del C.), y confirmar su condena en orden al delito de portación de un arma de fuego de guerra, atenuado por ser legítimo usuario de uso civil condicionado, y ser evidente la falta de intención de utilizar la misma con fines ilícitos (arts. 189 bis inc. 2° párrafos 4, 5, 6 y 26 del C.) a la pena de un año y seis meses de prisión de ejecución condicional, y seis años inhabilitación especial.

2°) Que contra ese pronunciamiento, el querellante particular señor J.P., con el patrocinio del D.S.P.R., interpuso recurso de casación.

Invocó, como motivos casatorios, la inobservancia de un precepto constitucional y la arbitrariedad de la sentencia en los términos de la doctrina de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (art. 419 incs. 1º y 3º del C.P.). Justificó ambas en que la sentencia recurrida se trata de una decisión que injustamente se desentiende de lo alegado y deja sin respuesta real, ni revisión integral a esa parte.

3°) Que respecto a la admisibilidad formal de este instrumento, el recurrente entendió que bastaba la remisión a la doctrina expresada por este Tribunal, con distinta conformación, en los autos: “PEINETTI, A.A. en causa por homicidio culposo s/recurso de casación presentado por el querellante particular”, en concreto lo expresado en el “considerando 5°)”.

4°) Que en cuanto a la inobservancia de preceptos convencionales, expresó que la sentencia del a quo, ha violado la garantía convencional que reconoce a la víctima, en tanto parte querellante, el derecho a la revisión integral del fallo, debido a que se ha efectuado una interpretación “...sesgada, parcial e incompleta de la norma procesal que concede a la Querella el Recurso Impugnatorio...” (fs. 31)

Transcribió los pasajes del resolutivo que consideró limitativos del derecho a una revisión integral, y luego refirió, que el tribunal a quo, separó la herramienta recursiva sólo al imputado, y privó de control judicial suficiente, a la parte querellante. Sostuvo que de esa forma se constituyó una lectura parcializada de una norma que “...no distingue en materia de derecho de revisión entre imputado o víctima, defendido o acusador particular, sino que reconoce esa garantía a ambos por igual, con el único límite de no reconocérsela al Estado... por no ser 'persona' en términos convencionales.” (fs. 31vta.)

5º) Que puntualizó que la decisión del a quo, no da respuesta a dos agravios específicos de la querella, y al no hacerlo deviene en un “...acto jurisdiccional, de gobierno, incompleto, y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA