Sentecia definitiva Nº 282 de Secretaría Penal STJ N2, 10-11-2016

Fecha de Resolución:10 de Noviembre de 2016
Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 10 de noviembre de 2016.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “M., M.C. s/ Abuso sexual agravado s/Juicio s/Casación” (Expte.Nº 28296/15 STJ), puestas a despacho para resolver, y
CONSIDERANDO:
Que la deliberación previa a la resolución ha concluido con el acuerdo de los señores Jueces que se transcribe a continuación.
El señor Juez doctor Sergio M. Barotto dijo:
1. Antecedentes de la causa:
1.1. Mediante Sentencia Nº 122, de fecha 14 de octubre de 2015, la Sala B de la Cámara en lo Criminal de la Iª Circunscripción Judicial resolvió condenar a C.M.M. a la pena de veinte (20) años de prisión, como autor penalmente responsable del delito previsto en el art. 119 segundo párrafo del Código Penal (abuso sexual simple gravemente ultrajante), concursado idealmente -art. 54 C.P.- con el tipo penal contenido en el art. 125 segundo párrafo de la misma normativa (“corrupción”), respecto del hecho nominado “tercero”, en concurso real -art. 55 C.P.- con los tipos penales previstos en los arts. 119 primer párrafo, 119 tercer párrafo -al menos tres hechos-, 129 segundo párrafo, 125 primer y segundo párrafos (abusos sexuales agravados y repetidos, exhibiciones obscenas, facilitamiento de pornografía a menor de 14 años y corrupción de menores, todos concursados de manera real), respecto a los hechos nominados “cuarto, quinto, quinto bis y sexto”.
1.2. Contra lo decidido recurre en casación la Defensa, vía que es concedida por el a quo.
2. Agravios del recurso de casación:
Los recurrentes entienden que la sentencia en crisis se sostiene en una inobservancia o errónea valoración de la prueba y una equivocada aplicación de la ley sustantiva en cuanto a la pretendida figura calificada (abuso gravemente ultrajante, cf. art. 119 segundo párrafo C.P.), respecto del hecho nominado como tercero. Alegan que tal agravante no se encontraba contemplada en el requerimiento de elevación a juicio, que tampoco se han dado razones para tal aplicación y que solo se trataría de un abuso simple comprendido en el primer párrafo de la norma mencionada, con cita de doctrina.
/// Asimismo, por tal motivo consideran vulnerado el principio de congruencia entre la acusación formulada y la decisión adoptada por el Tribunal. Sobre el punto, argumentan que el cambio de calificación legal desbarató la estrategia de la Defensa y determinó la imposición de un monto de pena mayor. Señalan la normativa constitucional y convencional que consideran involucrada en tales falencias.
Añaden que el a quo se ha equivocado al interpretar que existe un concurso real entre las figuras contenidas en el art. 125 del Código Penal y las previstas en los arts. 119 tercer párrafo y 129 segundo párrafo. Al respecto, sostienen que los hechos cuarto, quinto, quinto bis y sexto del requerimiento de elevación a juicio concursan de modo ideal. Asimismo, plantean que los actos de corrupción (art. 125 C.P.) atribuidos al imputado comprenden la facilitación de pornografía (art. 126 último párrafo C.P.), por lo que no pueden concursarse de modo real dichas figuras penales.
Por último, entienden que se ha afectado el principio de humanidad de las penas, en razón de que la sanción impuesta resulta excesivamente elevada y ello la torna inhumana, además de que constituye un tormento expresamente vedado por nuestra Constitución.
En virtud de lo expuesto, afirman que corresponde encuadrar el caso en la figura de abuso sexual simple en concurso ideal con corrupción (arts. 54, 119, primer párrafo y 125 C.P.) respecto del hecho...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA