Sentecia definitiva Nº 276 de Secretaría Penal STJ N2, 09-11-2016

Fecha de Resolución: 9 de Noviembre de 2016
Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 9 de noviembre de 2016.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “CAMPOS, G.A. y ALONSO, J.R. s/Robo doblemente agravado por el empleo de un arma de fuego y por haber sido perpetrado con escalamiento s/Casación” (Expte.Nº 28345/16 STJ), puestas a despacho para resolver, y
CONSIDERANDO:
Que la deliberación previa a la resolución ha concluido con el acuerdo de los señores Jueces que se transcribe a continuación.
La señora Jueza doctora A.C.Z. dijo:
1. Antecedentes de la causa:
1.1. Mediante Sentencia Nº 91, del 14 de diciembre de 2015, la Cámara Tercera en lo Criminal de General Roca resolvió, en lo pertinente, condenar a J.R.A. y a G.A.C., como coautores del delito de robo con arma de fuego en grado de tentativa, a la pena de cuatro (4) años y seis (6) años de prisión respectivamente.
1.2. Contra lo decidido, las defensas particulares de ambos encartados deducen sendos recursos de casación, que son declarados admisibles por el a quo.
2. Agravios del recurso de casación por G.A.C.:
El letrado defensor del señor C., doctor J.C., alega que se utilizan en su perjuicio las expresiones que brindó en su primera declaración indagatoria, pese a que en la segunda rectificatoria dio una versión razonable del motivo de sus dichos iniciales, en tanto trató de ocultar que su presencia en el lugar en que fue detenido se debía a que intentaba contactarse con una prostituta.
Expresa además que la incredulidad del juzgador respecto de las segundas manifestaciones es arbitraria y que el Ministerio Público Fiscal no aportó prueba de cargo, dado que resultan insuficientes los testimonios de D.E.C. y R.C.A., por lo que debió aplicarse el principio de la duda.
Además, desarrolla conceptos genéricos acerca de la arbitrariedad de sentencia y cita jurisprudencia en sustento de sus planteos.
3. Agravios del recurso de casación por J.R.A.:
/// Los defensores doctores O.I.P. y P.E.I. expresan su disidencia con el mérito del juzgador respecto de la capacidad de representación de las dos víctimas para el reconocimiento de los coautores. Argumentan que la señora M.E.O. no identificó a su pupilo y no solo dio razones vinculadas con diferencias físicas que observaba, sino que también negó haber advertido una llamativa campera que vestía el imputado.
En relación con la prueba de cargo, aducen que la referencia del empleado policial D.E.C. es poco creíble y agregan que G.D.A.S. observó al señor A. caminando por la vereda de enfrente, mientras que aquel había dicho que era por la acera de la vía.
Insisten en que fue el testigo C. quien por radio avisó que uno de los sospechosos era su pupilo, niegan que S. haya incurrido en contradicciones y, finalmente, concluyen que el fallo ha incurrido en una absurda valoración de la prueba, con cita de jurisprudencia.
4. Hechos reprochados:
La Cámara Tercera en lo Criminal tuvo por acreditado que el día 1 de septiembre de 2014, aproximadamente a las 23.30 horas, G.A.C., J.R.A. y aparentemente un tercer individuo no identificado, ingresaron a la vivienda sita en la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA