Sentencia Nº 27 de Secretaría Causas Orginarias y Constitucional STJ N4, 16-03-2017

Fecha de Resolución:16 de Marzo de 2017
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 15 de marzo de 2017.-
Habiéndose reunido en Acuerdo los señores Jueces del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Río Negro, doctores E.J.M., L.L.P., A.C.Z., S.M.B. y R.A.A., con la presencia del señor Secretario doctor E.L., para el tratamiento de los autos caratulados: “MUNICIPALIDAD DE GENERAL ROCA C/ AGUAS RIONEGRINAS Y DPTO. PROVINCIAL DE AGUAS S/ AMPARO COLECTIVO S/ INCIDENTE DE APELACION” (Expte. Nº 29027/17-STJ-), deliberaron sobre la temática del fallo a dictar, de lo que da fe el Actuario. Se transcriben a continuación los votos emitidos, conforme al orden del sorteo previamente practicado. V O T A C I Ó N
El señor J. doctor E.J.M., dijo:
ANTECEDENTES DE LA CAUSA
Las presentes actuaciones llegan para resolver en virtud del recurso de apelación interpuesto y fundado a fs. 68/71 y vta. por el apoderado de la Municipalidad de la ciudad de General Roca contra el punto IV apartado a) de la sentencia dictada por la J.a a cargo del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial y de Minería nº 9 de la II Circunscripción Judicial, Dra. V.H., cuya copia obra a fs. 56/63 que rechazó la medida cautelar solicitada por los amparistas a fin de que se ordene a la empresa Aguas Rionegrinas S.A. -ARSA S.A.- y al Departamento Provincial de Aguas -DPA- el cese inmediato del vertido de líquidos cloacales sin tratamiento en el Río Negro, con fundamento en la ausencia de los presupuestos necesarios para su procedencia en esta etapa procesal y en atención a que dicha medida coincide con el objeto del presente amparo colectivo.
Si bien en las actuaciones no obra copia del escrito de demanda, del punto I del considerando de la sentencia impugnada de fs. 56/63 surge que la Directora de Medio Ambiente de la Municipalidad de General Roca, L.. L.J., los ciudadanos y Diputados Nacionales por la Provincia de Río Negro, Sra. M.E.S. y M.D., los ciudadanos y Concejales de la ciudad de General Roca, Sr. J.L.B., I.C., V.P., C.A.M. y G.A.A., todos con el patrocino del D.S.S., quien además actúa como apoderado de la Municipalidad de General Roca, interpusieron acción de amparo colectivo en los términos de la ley B nº 2779 a fin de lograr el cese de la contaminación ambiental y el perjuicio a la salubridad pública de los vecinos de esa ciudad derivada de la descarga constante de líquidos cloacales sin tratamiento sobre las aguas del Río Negro en las zonas circundantes a dicha localidad, concretamente en el denominado Barrio Petroleo, solicitando se ordene la inmediata recomposición del daño ambiental provocado.
En lo que aquí interesa los amparistas también solicitaron como medidas cautelares que se ordene a ARSA Y DPA el cese inmediato del vertido de líquidos cloacales en el Río Negro y que se ordene a una consultora independiente que aporte datos veraces y confiables sobre el nivel real de contaminación del Río y si se encuentra apto para su uso recreativo, debiendo expedirse sobre las aguas y suelos aledaños a las zonas destinadas para la recreación.
A fs. 68/71 y vta. el apoderado de la Municipalidad de la ciudad de General Roca interpone y funda el recurso de revocatoria con apelación en subsidio, solicitando que se reconsidere el otorgamiento de la medida cautelar peticionada referida al cese del volcado de líquidos cloacales sin tratamiento al Río Negro y alega que el presente recurso resulta formalmente admisible.
Sostiene que la decisión jurisdiccional denegatoria de la medida cautelar solicitada carece de debida fundamentación y es inadecuada teniendo en cuenta el bien jurídico afectado que se busca tutelar -salubridad de la población y medio ambiente- y los principios medioambientales conculcados.
Agrega que el resolutorio atacado no cumple con lo establecido en el artículo 34 inciso 4º del CPPC. Opina que ante la ausencia de fundamentación de la resolución cuestionada se afecta su derecho de defensa, máxime cuando su parte ha acompañado sobrados elementos que permiten sostener la verosimilitud del derecho reclamado -protección del ambiente y salubridad pública-, sumado al peligro en la demora que significa continuar con el volcado de líquidos cloacales sin tratamiento a las aguas del Río Negro.
Precisa que al tratarse de la afectación de un derecho de carácter colectivo -medio ambiente- el volcado de líquidos cloacales sin tratamiento al Río Negro genera una afectación clara y concreta sobre la salubridad pública de la ciudadanía de General Roca e incluso a la flora y fauna, constituyéndose además como un agente dañoso al ambiente de carácter progresivo capaz de generar daños irreversibles sobre la población.
Señala que el requisito de la contracautela no es exigible al Municipio (cf. el art. 200 del CPCC).
Puntualiza que los principios jurídicos medioambientales precautorio y de prevención exigen un tenor distinto al adoptado en el fallo atacado (cf. la ley nº 25.675 y el artículo 41 de la Constitución Nacional).
Concluye que si las demandadas se encuentran cumpliendo con las obligaciones a su cargo y la Planta de Tratamiento funciona de modo adecuado, la medida solicitada no le traerá mayores inconvenientes ni perjuicios.
A fs. 72/76 obra la copia de la sentencia dictada el día 27 de enero de 2017 por la J.a de feria, Dra. L.F., que rechazó la revocatoria interpuesta por los amparistas contra la denegación de la medida cautelar solicitada, por considerar que los elementos aportados en sustento de la verosimilitud del derecho no resultan suficientes para otorgar en este momento procesal la anticipación de la tutela requerida, máxime cuando -tal como se señala en el acta de constatación de fs. 64 y vta.- los extremos denunciados deben determinarse por un perito idóneo y/o a todo evento corresponde por lo menos que se aguarde a la presentación de los demandados, quienes todavía no habían sido notificados del proceso, con el objeto de evaluar su aporte probatorio, permitirles el control adecuado de las diligencias a realizar y el debido derecho de defensa.
Por último agrega que previamente al dictado de la medida cautelar solicitada además se debería proponer y evaluar el impacto que la misma podría ocasionar, máxime cuando se podrían afectar los mismos bienes y derechos que se pretenden proteger -consecuencias ambientales- generándose el problema de hacia donde irían los líquidos cloacales si se ordenase sin más el cese reclamado.
A fs. 77/78 y vta. el apoderado de la Municipalidad de la ciudad de General Roca expresa que la Dirección de Ambiente, Desarrollo Sostenible y Parques Industriales -DADSyPI- es la autoridad de aplicación ambiental de General Roca, por lo que sus conclusiones técnicas -vertidas en los informes y actas aportadas- gozan de plena verosimilitud, tanto en su contenido fáctico -por ser instrumento público- como técnico -por estar labradas en la órbita de su competencia-, señalando que ello contrasta con la inspección realizada por la J.a de amparo el día 20 de enero de 2017 (copia a fs. 64 y vta.), toda vez que carece de idoneidad técnica suficiente para controvertir los elementos aportados y certificados por la autoridad ambiental referida. Agrega que además en dicha oportunidad no se pudo acceder a la desembocadura del Río Negro.
Concluye en que es sabido que las medidas cautelares se conceden y tramitan por...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA