Sentecia definitiva Nº 258 de Secretaría Penal STJ N2, 15-11-2011

Fecha de Resolución:15 de Noviembre de 2011
Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
 
EXTRACTO GRATUITO
PROVINCIA: RÍO NEGRO
LOCALIDAD: VIEDMA
FUERO: PENAL
EXPTE.Nº: 25587/11 STJ
SENTENCIA Nº: 258
PROCESADOS: F.F.G.–.T.R.F.
DELITO: ROBO CON ARMA DE FUEGO EN CONCURSO REAL CON TENENCIA DE ARMA DE FUEGO DE USO CIVIL SIN AUTORIZACIÓN LEGAL, RESISTENCIA A LA AUTORIDAD Y LESIONES LEVES EN CONCURSO IDEAL
OBJETO: RECURSO DE CASACIÓN
VOCES:
FECHA: 15/11/11
FIRMANTES: S.N. – BALLADINI (NO FIRMA POR COMISIÓN DE SERVICIOS) – BUSTAMANTE (SUBROGANTE)
///MA, de noviembre de 2011.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “FERREYRA, F.G.–.T., R.F. S/ ROBO AGRAVADO S/ CASACIÓN” (Expte.Nº 25587/11 STJ), puestas a despacho para resolver, y
CONSIDERANDO:

Que la deliberación previa a la resolución (cuya constancia obra a fs. 628) ha concluido con el acuerdo de los señores Jueces que se transcribe a continuación.
El señor Juez doctor V.H.S.N. dijo:

1.- Antecedentes de la causa:

1.1.- Mediante Sentencia Nº 107, del 24 de agosto de 2011, la Cámara Primera en lo Criminal de General Roca resolvió -en lo pertinente- “1.- Condenando a F.G.F. a la pena de siete años y seis meses de prisión, accesorias del art. 12 CP y costas, como autor de los delitos de robo con arma de fuego en concurso real con tenencia de arma de fuego de uso civil sin autorización legal, resistencia a la autoridad y lesiones graves en concurso ideal (arts. 166 inc. 2, seg. párrafo, 189 bis, 2, primer párr., 237, 90, 55 y 54 del CP).- 2.- Condenando a R.F.T. a la pena de seis años y ocho meses de prisión, accesorias del art. 12 CP y costas, como partícipe primario en el delito de robo con arma de fuego (arts. 45 y 166 inc. 2, seg. párr. del CP).- [...]”.

Asimismo, revocó la condicionalidad de la pena que se le impusiera a F.G.F. en la causa nro. 4186- JC 14; y le impuso al mencionado la pena única de siete años y seis meses de prisión, accesorias del art. 12 ///2.- CP y costas, comprensiva de la que recayera en los autos 4186-JC 14 y de la que se le aplica en las presentes actuaciones (arts. 55 y 58 CP).

1.2.- Contra lo decidido, el defensor particular doctor M.P. presenta recurso de casación en representación de F.G.F.; y el defensor particular doctor J.O.C. dedujo recurso de casación en representación de R.F.T..

Si bien los recursos fueron declarados parcialmente admisibles por el a quo, no consta que se halla notificado a los defensores de la resolución de fecha 03-10-11 (v. fs. 603 en función del art. 124 del CPP), motivo por el cual, en atención al resguardo de las garantías constitucionales de la doble instancia, revisión integral y duración razonable del proceso realizo un análisis de todos los motivos casatorios (arts. 18 y 75 inc. 22 de la Constitución Nacional; art. 8.2.h de la CADH y art. 14.5 del PIDCP; F.“.” de la CSJN).

2.- Recurso de casación del defensor particular doctor M.P. en representación de F.G.F.:

El recurrente expresa que el “Tribunal toma como prueba de cargo las declaraciones de los preventores, en primer lugar el C.T., quien dice que no ve la cara de las personas que se conducían en la moto y sin embargo las identifica lo que es ilógico, en segundo lugar el policía E.A.E. quien es el testigo que mas se contradice en la audiencia de debate, en instrucción dice que se choca con mi defendido y que lo identifica, y luego ///3.- en la audiencia dice que lo ve a cuatro metros y que ve solo el perfil… El fallo no lo menciona pero dice E. que vuelve y se entrevista con G., la víctima, pero como dijimos, es otra de las interrogantes que no pudimos dilucidar ante la ausencia en la audiencia de la mencionada, por último el funcionario policial F.D.C., quien al igual que el resto al describir el color de las vestimentas que llevaban los sospechosos no coincide con los que se tienen por probado en el fallo recurrido.”.

Sigue diciendo la defensa que “el fallo no da crédito a la declaración del P.G.D.D., quien dice que no pudo identificar a las personas que se conducían en la moto”.

También se agravia diciendo: “Si la testigo, C.A.G., estando legalmente notificada, habiéndose comunicado con el juzgado días previos inmediatos a la audiencia de debate, no concurrió a la misma, por lo que no se puede decir que exista certeza en el reconocimiento del autor del hecho y de la supuesta arma utilizada,… si hubiera concurrido la testigo… ¿no se habría podido determinar si existió un acontecimiento traumático, violencia?... dice la testigo en instrucción: … sensación… \'confusa\'…, entiende esta defensa que … no se puede probar el robo.- Este mismo orden de ideas, ¿porque no existen mas testigos que los integrantes de la fuerza policial?, ¿porque no se hizo hincapié en sus reiteradas contradicciones?.- Señores Camaristas si seguimos la lógica del fallo hoy mi defendido, aun cuando no se hubiera movido de su domicilio a la hora del hecho, este E. Tribunal Oral lo hubiera condenado igual. ///4.- Es decir que no esta probado el nexo causal que lleva a los policías a la casa de mi defendido y que ubica momentos antes al mismo en el lugar del hecho.”.

La defensa técnica luego refiere que se “arriba a la certeza requerida basándose únicamente en tomar fuera de contextos los dichos de la Sta. G., quien no concurrió a juicio y los dichos del otro condenado en la causa el Sr. R.F.T. fuertemente influenciado por las circunstancias, y quien al declarar estaba ejerciendo su defensa al estar imputado con mi defendido del delito en cuestión. Tal circunstancia debe valorarse en el sentido de que G. debió concurrir y evacuar todas las dudas e interrogantes de la defensa y demás partes, por lo que siendo parcial tal prueba no puede ser tenida en cuenta, al igual que lo dicho por T. influenciado por su situación y circunstancias personales.

Por último, el recurrente sostiene que técnicamente “no podemos decir que F. cumplió una pena ilegal, sin embargo hasta aquí cumplió una pena no pretendida para el estado de derechos que la mayoría defendemos.- Si VE a F. se le dicto la prisión preventiva, a diferencia de T., quien espero el juicio en libertad.- A mi defendido, teniendo 18 años de edad, se lo alojó en una alcaidia con personas que superan ampliamente dicha edad, Alcaidia de la ciudad de Gral. Roca, luego se lo trasladó a la ciudad de Viedma lejos de su familia”.- “Por lo expresado, F.F.G. debe ser beneficiado por el estado de duda, beneficio del art. 4 del CPP, y por el principio procesal de prohibición de doble punición, por lo que esta parte deja ///5.- planteado el pedido de reducción de pena la mínimo legal imponible para el tipo penal imputado”.

Finalmente, el defensor peticiona que se dicte resolución anulando la sentencia recurrida, por resultar violatoria de la ley formal y doctrina legal aplicable, debiendo remitir el proceso al Tribunal que corresponda para su nuevo juicio (art. 441 del CPP); o bien, se case la sentencia porque la resolución impugnada aplicó erróneamente la ley sustantiva –falta de tipicidad objetiva y subjetiva en la conducta- y absuelva libremente de culpa y cargo (art. 440, CPP).

3.- Recurso de casación del defensor particular doctor J.O.C. en representación de R.F.T.:

El defensor manifiesta que se ha considerado a F.T. como partícipe necesario del hecho atribuido a F.F. en calidad de autor; y para lograr lo que la sentencia pretende, desde el punto de vista de la teoría del dominio funcional del hecho debía acreditarse el accionar conjunto de quienes, movidos por una comunidad subjetiva, cumplen acciones simultáneas en el suceso ilícito, de modo tal que cada uno de ellos haya tomado parte en su ejecución, asimismo debe acreditarse esa cooperación sin la cual el hecho no pudiera cometerse, circunstancias estas no acreditadas.

Afirma el letrado que no se ha desvirtuado por prueba dirimente lo manifestado por F.T. en su declaración indagatoria en cuanto a que desconocía las intenciones delictivas de su consorte de causa, sobre todo ///6.- cuando de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA