Sentecia definitiva Nº 250 de Secretaría Penal STJ N2, 14-11-2011

Fecha de Resolución:14 de Noviembre de 2011
Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
 
EXTRACTO GRATUITO
PROVINCIA: RÍO NEGRO
LOCALIDAD: VIEDMA
FUERO: PENAL
EXPTE.Nº: 25365/11 STJ
SENTENCIA Nº: 250
PROCESADO: S.L.J.
DELITO: HOMICIDIO
OBJETO: RECURSO DE CASACIÓN
VOCES:
FECHA: 14/11/11
FIRMANTES: BALLADINI – SODERO NIEVAS – CERDERA (SUBROGANTE) EN ABSTENCIÓN
///MA, de noviembre de 2011.-
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “SANCHEZ, L.J. S/ HOMICIDIO AGRAVADO S/ CASACION” (Expte.Nº 25365/11 STJ), puestas a despacho para resolver, y

CONSIDERANDO:

Que la deliberación previa a la resolución (cuya constancia obra a fs. 1103) ha concluido con el acuerdo de los señores Jueces que se transcribe a continuación.

Los señores Jueces doctores A.I.B. y V.H.S.N. dijeron:


1.1.- Mediante Sentencia Nº 15 del día 6 de junio de 2011, la Cámara Tercera en lo Criminal de la IIda Circunscripción Judicial resolvió -en lo pertinente- condenar a L.J.S. como autor penalmente responsable del delito de homicidio a la pena de seis años de prisión con mas las costas del proceso (arts. 29 inc. 3, 45 y 79 del C.P. y 499 del C.P.P.).


1.2.- Contra lo decidido, la señora Defensora Oficial, doctora M.S., en representación del imputado S. y el señor F. de Cámara, doctor E.S., plantearon sendos recursos de casación, que fueron declarados admisibles por el a quo.


2.- Agravios de la casación:


2.1.- Agravios del Ministerio Público F.: A fs. 1072/1076, el señor F. de Cámara se agravia por haberse impuesto al prevenido un pena inferior al mínimo legal previsto para el delito por el cual finalmente fue condenado S., a saber, homicidio simple.

///2.-
Expresa que no queda la aplicación de la escala penal librada al arbitrio de quien juzga, y esto es claro porque de lo contrario, si se deja librado el monto de pena al arbitrio de quien lo hace, no existe duda que las diferencias que se producirían entre casos similares afectaría el principio de igualdad ante la ley y también el de legalidad.


2.2.- Agravios de la Defensa: Los agravios de la doctora M.S. resultan ser los siguientes:


a) Falta de certeza sobre el cómo se produjo la muerte de la víctima: señala que citando el informe médico del doctor N.L. (quien describe una trayectoria de disparo de derecha a izquierda, de abajo hacia arriba y de adelante hacia atrás), el sentenciante concluye que aquel no ayuda, pues alude a una mecánica de producción compatible con la autolesión. Que tampoco dice a favor de una muerte criminal la circunstancia de que el arma con la que se efectuó el disparo, se encontraba a los pies de la víctima, es decir, a cierta distancia de sus manos. Agrega la recurrente que el a quo descarta la versión de autolesión o suicidio en base al informe del Gabinete de Criminalística de fs. 32/34 del que resulta la existencia de una reacción negativa a la prueba de nitrato, en ambas manos del occiso y que la médica que recibió a la víctima en el hospital de V.R.(.doctora P.J. dijo que no se le lavaron las manos a la víctima. Señala que el propio fallo expresa que no es descartable que una persona zurda como A.Y. (así lo señaló su hermana) pudiera haberse disparado con la mano derecha. Que el Tribunal no ha hecho
///3.- mención al estado de ánimo de la víctima a la época de los hechos. Que a raíz de que se cumplía un año de la muerte del “polaco”, su cuñado, A.Y. no estaba bien emocionalmente.


b) En cuanto a la autoría del disparo mortal: menciona la señora Defensora que el a quo, en base a prueba indiciaria, construye una hipótesis de cómo habrían ocurrido los hechos sin contar siquiera con un testigo presencial que pueda confirmar el supuesto.


Concretamente coincide cuando la sentencia refiere que “según otra versión de los hechos, la brindada por E.N. y M.C.P., que se compadece con lo declarado por el imputado en gran medida, A.Y., su hermana V.Y., E.N., sus hermanos y también su madre M.C.P., cenaron en casa de estas últimas alrededor de las 10.30 horas. Tiempo después llegó al lugar L.J.S. y al menos estuvieron allí en la vereda, todos juntos, hasta aproximadamente las 03.30 de la mañana, ocasión en que L. y A. se marcharon hacia el boliche La Rubia, luego de que las referidas mujeres se negasen a salir con ellos”. Que el sentenciante ha tenido por ciertos los dichos de su defendido hasta el momento en que junto a Y. regresan luego del baile a la casa de E.N..


La defensa descree de los dichos de la testigo de identidad reservada, quien aduce haber escuchado a S. atribuirse la autoría de la muerte de Y. la que habría ocurrido durante un juego de ruleta rusa entre ambos. Que el a quo valoró selectivamente este testimonio ya que el propio ///4.- juzgador descartó por inverosímiles gran parte de las manifestaciones vertidas por la referida testigo en oportunidad de brindar su deposición en la audiencia de debate, tales como que la víctima habría sido ultimada en un lugar distinto adonde fue encontrada, que el cuerpo había sido lavado, que hubieran participado terceras personas y que el hecho se habría producido a pedido de la novia del hermano de V.. Que el a quo fundó su juicio de certeza de responsabilidad penal de S. valorando el testimonio de M.S.S. y M.P. quienes vertieron expresiones dichas a ellas por el propio imputado.


Precisa que el fallo genera más dudas que certezas, que las conclusiones a las que arriba acerca de las mecánica de los hechos, concretamente al juego de ruleta rusa de ejecución recíproca en que ambos protagonistas habrían gatillado el uno al otro, encuentra sustento en un testimonio de oídas, tal como relata la testigo de identidad protegida.



Por último, señala que el fallo tiene por acreditada una discusión entre su defendido y Y. solo en base a los dichos de la menor N., toda vez que los restantes testigos circunstanciales que pasaron por el lugar tales como A. y Jara nada refirieron al respecto. Agrega que no tiene sustento estimar que el hecho ocurrió entre las 6.00 y las 9.15 horas del día 5 de marzo de 2008, contradiciendo el testimonio de M.R.Y.. Menciona que el fallo no explica como apareció la bicicleta de Y. a su lado.

///5.-
3.- Hecho - Resolución del caso por la Cámara Tercera en lo Criminal de General Roca: La sentencia atacada concluyó que el día 5 de marzo de 2008, en horario no precisado con exactitud, pero ubicable entre las 06:00 y las 09:15 horas, en el descampado existente en la chacra Nº 99, lote 11 de la ciudad de Villa Regina, propiedad de F. y B., que limita al Norte con el lote 12 “A” de Vertú, al Este con el lote 05 de V., o en zona próxima al mismo, L.J.S., jugando a la ruleta rusa disparó con un arma de fuego (en posesión de la víctima), tipo revolver calibre 22 largo marca “Galand” nro. de serie T 0249, en la sien derecha a A.Y., provocándole una herida que le produjo la muerte y luego de que lo hiciese la víctima en su perjuicio sin que el disparo se produjera.


En primer lugar, y para un mejor método expositivo analizaré los agravios planteados por la defensa.


4.- Aplicación de la Sentencia 27/09: Consideramos de aplicación al caso la doctrina legal que surge de la Sentencia 27/09 STJRNSP, en el sentido de que “1º) [l]as resoluciones del a quo deben dar estricto cumplimiento a la motivación exigida por los arts. 98, 374, 375 y ccdtes. del CPP, art. 200 de la Constitución Provincial y art. 18 de la Constitución Nacional.-... El recurso de casación \\\'se viste de las notas de los recursos ordinarios\\\' (conf. MORELLO y GONZÁLEZ CAMPAÑA-v. Se. 135/08 STJRNSP-).


“3º) Las impugnaciones del recurso de casación deberán contener la mención clara y concisa de las cuestiones planteadas, indicando la declaración que pretende del
///6.- Tribunal sobre los puntos debatidos; como asimismo, la refutación en forma concreta y razonada de todos y cada uno de los fundamentos independientes que den sustento a la decisión recurrida en relación con las cuestiones que se hayan planteado (conf. arts. 418 y 433 del CPP; también ver Acordada 4/07 de la CSJN).


“4º) La habilitación de la instancia de casación requiere la presentación plausible de agravios que objetiva y razonablemente señalen un error de la decisión que, de ser cierto, conduzca a la eliminación total o parcial de la resolución.


“5º) Los agravios carentes de fundamentación concreta y razonada permiten al Superior Tribunal de Justicia mencionar esta circunstancia, fundarse en ella y remitirse a los correspondientes argumentos del fallo de la anterior instancia o del dictamen del Procurador General del de la Provincia (art. 215 y ss C.P., Ley K 4199) indicando la cuestión y su conclusión que tienen plena eficacia ante los agravios del recurrente que resultan insuficientes para refutarlos”.


En este orden de ideas, luego de una revisión integral de la sentencia de la Cámara Tercera en lo Criminal de General Roca, nos remitimos a lo claramente sostenido por los magistrados, por cuanto poco tengo que agregar a sus consideraciones, que responden a los agravios de la parte recurrente.


Así, continuando con la verificación de los agravios de la defensa entendemos que el a quo ha efectuado un detallado y fundado rechazo de los mismos al momento de
///7.- dictar sentencia, no obstante lo cual analizaremos aquellos.


5.-Hechos acreditados y no controvertidos por la defensa: Previo a todo, analizado el fallo en cuestión y los agravios de la defensa, partiremos por señalar los hechos que se deben tener por acreditados y no objetados. Así, en primer lugar no hay dudas de que el arma que causó la lesión mortal a Y., era utilizada y poseída previamente por este. Que aquel la habría retirado del domicilio de su hermana poco antes del suceso y que es el revolver secuestrado en autos que se encontró junto a la víctima.- -

Se ha acreditado que el sitio en que ocurrió el hecho -disparo del arma de fuego sobre el cuerpo de la víctima- es el señalado por la sentencia, a saber: en el descampado existente en la chacra Nro. 99, lote 11 de la ciudad de Villa Regina, propiedad de F. y B., que limita al norte con el lote 12 “A” de Vertú, al este con el lote 05 de V., o en zona próxima al mismo.


Tampoco...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA