Sentecia definitiva Nº 24 de Secretaría Penal STJ N2, 25-03-2015

Fecha de Resolución:25 de Marzo de 2015
Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 25 de marzo de 2015.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “RIQUELME, R. s/Queja en: \'RIQUELME, R. s/Homicidio agravado\'” (Expte.Nº 27240/14 STJ), puestas a despacho para resolver, y
CONSIDERANDO:
Que la deliberación previa a la resolución ha concluido con el acuerdo de los señores Jueces que se transcribe a continuación.
La señora J.a doctora L.L.P. dijo:
1. Antecedentes de la causa:
1.1. Mediante Sentencia Nº 22, del 10 de junio de 2014, la Cámara Primera en lo Criminal de la IVª Circunscripción Judicial resolvió condenar a R.R., como autor penalmente responsable del delito de lesiones graves, agravadas por el uso de arma de fuego, en concurso ideal con lesiones leves agravadas por el uso de arma de fuego, a siete años de prisión, accesorias legales y al pago de las costas procesales (arts. 41 bis, 45, 54, 89, 90, 12 y 29 inc. 3 C.P.).
1.2. Contra lo decidido, el señor defensor particular doctor G.J.T., en representación de R.R., dedujo recurso de casación, cuya declaración de inadmisibilidad ante el Tribunal inferior motiva la presente queja.
2. Argumentos de la denegatoria:
Al analizar la admisibilidad del recurso mencionado, el a quo sostuvo que se impone un “control sobre la procedibilidad del remedio intentado a fin de evaluar la existencia de una crítica concreta y razonada a la legalidad de la decisión dictada, sin sustraerse al mérito y a la consideración de la doctrina legal que resuelva la cuestión pues conspira contra el debido proceso legal la habilitación de la instancia de agravios que manifiestamente no pueden prosperar.
“En el sub examine no corresponde dar trámite al recurso en la medida que se trata de una mera reiteración y reedición de los argumentos expuestos en los alegatos, sin la profundidad que exige demostrar los extremos que invoca como agravios.
“En efecto, el quejoso no supera la etapa de la invocación de disconformidad sin articular un razonamiento apto para enervar el que sustenta el fallo pues solo se reitera en
/// argumentos respondidos en el mismo. Es decir, no hay un razonamiento adecuado en sentido diferente como para abrir esta vía impugnativa que, mas allá del efecto \'C.\' para su tratamiento, aun requiere alguna destreza técnica y argumentativa en los planteos para evitar el dispendio jurisdiccional.
“En definitiva, se advierte que la crítica ensayada no excede el mero desacuerdo subjetivo, respecto de la merituación que el Tribunal efectuó en relación a circunstancias fácticas, efectuando un reiteratorio de argumentos sostenidos en su alegato defensista, en debate y que fueran debidamente analizadas en la sentencia que pretende poner en crisis.
“El discurso recursivo constituye -como dije- una renovada alegación de los argumentos del debate que, por ende, no demuestra la inmotivación en la sentencia dictada ó arbitrariedad con el desarrollo articulado del juicio lógico que estimare adecuado, lo cual sí posibilitaría el control de la sentencia por esta vía.
“Toda la cuestión relacionada con la luminosidad en el lugar del evento, las características físicas del agresor descripto y posterior reconocimiento en fila de personas por los damnificados, ya fué introducida por el quejoso en sus alegatos y debidamente tratada y analizada en el fallo. Merituándose los elementos de pruebas anexados (en especial prueba testimonial) para arribar a la certeza respecto de la autoría en cabeza de R. respecto del evento criminoso.
“Idéntica es la cuestión respecto del cuestionamiento que efectúa del testimonio de C.M.V., y la supuesta falta de motivos de su pupilo para llevar adelante el injusto penal.
“E1 otro eje crítico se centra en el monto de la pena impuesta, indicando que el sentenciante ha violado los principios de proporcionalidad y humanidad que debe primar en toda sanción, tornándose entonces en inconstitucional.
“A1 respecto debemos marcar: El principio de humanidad señalado con base en la doctrina de Convención Interamericana de Derechos Humanos, no se encuentra ni mínimamente comprometido en el caso de autos. Pues no se advierte ni mínimamente la imposición de pena arbitraria, humillante, atroz, ó violatoria de principios y derechos relacionados con la propia dignidad humana. Se trata de pena de prisión efectiva temporal, de siete años, en idéntico establecimiento carcelario que viene cumpliendo encierro cautelar.
///2. “En lo referente a lo excesivo del monto de la pena de prisión impuesta. Ha sido determinado conforme pautas establecidas expresamente en los arts. 40 y 41 del C.P., así se tuvo en cuenta al momento de determinar el "quantum" las circunstancias propias del hecho cometido, el desprecio por la vida manifestado en el accionar por el sujeto activo, el ataque efectuado a corta distancia con un arma de considerable poder vulnerante, etc. todo conforme lo expresamente sentenciado en el punto \'tercera cuestión\' (vid fs. 476).
“En su presentación la defensa solo hace una crítica genérica al punto, señalando cuestiones dogmáticas respecto del instituto de la pena, sin efectuar en concreto y de manera razonada agravios que de manera ostensible y objetiva señalen los errores respecto del punto sentenciado.
“El recurso, entonces, carece de idoneidad técnica procesal como para propiciar el control casatorio. Así lo ha sostenido nuestro STJ en doctrina establecida por Sentencia 27/09, y ratificada [...]”.
3. Argumentos del recurso de queja:
Como consideraciones preliminares, el señor defensor afirma que el derecho del doble conforme del imputado se puede distinguir de la garantía de duración del proceso sin condena como la imposibilidad de que se ejecute la pena antes de que un Tribunal fiscalice la legalidad de la sentencia de condena.
Aduce luego: “Se suele hablar de ese derecho como el juicio del juicio. Ese es el significado que le ha dado la Corte Interamericana de Derechos Humanos, al utilizar por primera vez tal concepto, expresando que a pesar de que el imputado había cumplido la pena impuesta, los perjuicios que encierra una condena todavía estaban presentes, por lo que ordenó que el Estado cumpla con la tarea de asegurar el doble conforme.
“La Corte IDH, considera que el derecho de recurrir el fallo es una garantía primordial que se debe respetar en el marco del debido proceso legal. El Estado Argentino al haber ratificado la CADH, y sin haber hecho reserva alguna en relación al art. 8.2.h de dicha Convención, comprometió su responsabilidad de \'... consagrar normativamente y de asegurar la debida aplicación de los recursos efectivos y las garantías del debido proceso legal ante las autoridades competentes, que amparen a todas las personas bajo su jurisdicción contra actos
/// que violen sus derechos fundamentales o que conlleven a la determinación de los derechos y obligaciones de éstas\'.
“La redacción del art. 8.2.h en relación con lo dispuesto en los arts. 1 y 2 de la CADH, determina que sea el Poder Legislativo, quien tenga el deber de respetar dicha garantía adoptando las disposiciones de derecho interno necesarias para tal efecto. Luego compete al Poder Judicial, adoptar las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA