Sentecia definitiva Nº 24 de Secretaría Penal STJ N2, 25-03-2009

Fecha de Resolución:25 de Marzo de 2009
Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
 
EXTRACTO GRATUITO
PROVINCIA: RÍO NEGRO
LOCALIDAD: VIEDMA
FUERO: PENAL
EXPTE.Nº: 23268/08 STJ
SENTENCIA Nº: 24
PROCESADO: B. F.N.
DELITO: ROBO CALIFICADO
OBJETO: RECURSO DE CASACIÓN
VOCES:
FECHA: 25-03-09
FIRMANTES: BALLADINI – SODERO NIEVAS – BUSTAMANTE (SUBROGANTE)
///MA, de marzo de 2009.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “B., F.N. s/Robo calificado por lesiones graves s/ Casación” (Expte.Nº 23268/08 STJ), puestas a despacho para resolver, y
CONSIDERANDO:

Que la deliberación previa a la resolución (cuya constancia obra a fs. 152) ha concluido con el acuerdo de los señores Jueces que se transcribe a continuación.
El señor J. doctor A.Í.B. dijo:

1.- Mediante Sentencia Nº 27, del 1 de septiembre de 2008, la Cámara Primera en lo Criminal de Cipolletti resolvió -en lo pertinente- condenar a F.N.B., como autor del delito de robo calificado, a la pena de cinco años de prisión (arts. 45, 166 inc. 1º, 12 y 29 inc. 3º C.P.).

2.- Contra lo decidido, la defensa dedujo recurso de casación, que fue declarado admisible por el a quo.

3.- El casacionista considera que el juzgador incurre en una errónea aplicación del derecho sustantivo. En este sentido, atento al mérito de los hechos acreditados, dice que: i) conforme con la intensidad de la violencia ejercida por su pupilo -quitarle de un manotazo la cartera a una señora, que no tuvo tiempo para prevenirse ni para oponer resistencia-, el hecho no es un robo sino un hurto; ii) puesto que su pupilo no pudo disponer -no tuvo posibilidad de disponer- de la cartera sustraída, el hecho se encontraba en grado de tentativa y no consumado, y iii) toda vez que para aplicar el inc 1º art. 166 del Cócidgo Penal, las ///2.- lesiones cometidas debían ser dolosas -cuestión que niega en los hechos reprochados-, no resultaba aplicable la figura calificada.

4.- Se le reprocha al imputado haberle sustraído a E. del Río de Sosa la cartera que portaba con su documentación y dinero, en la intersección de las calles V. y Roca de la ciudad de Cipolletti, y en el arrebato haberle ocasionado la caída contra el piso, lo que a su vez le generó la fractura de la cabeza del húmero izquierdo y la consiguiente incapacidad laboral por un lapso superior a los treinta días.

Para la resolución de los agravios, y como datos fácticos probados, agrego que luego del arrebato el imputado fue advertido corriendo con la cartera, por lo que unos testigos ocasionales tomaron un auto “que estaba estacionado sobre Roca, en dirección a M., cuando llega[ro]n a B. lo vieron. Lo redujeron entre los tres y lo detuvieron... Cuando lo agarraron tenía la cartera abajo del brazo” (fs. 130), y ya había corrido unas tres cuadras.

5.- De acuerdo con la doctrina legal que rige el caso, “\'[l]a violencia es el despliegue de energía física para vencer materialmente la resistencia que el sujeto pasivo o un tercero opone o puede oponer al apoderamiento (vis absoluta); no importa la intensidad de la energía ni es necesario que medie contacto físico entre el agente y la víctima […] Para S. «debe considerarse comprendida dentro del concepto de violencia física no solamente la acción que recae sobre la víctima puramente como cuerpo, con absoluta prescindencia de su voluntad, sino también aquella que ///3.- quebranta o paraliza la voluntad sin motivarla» (vis compulsiva o relativa) […]\' (A.J.D.\'A., Código Penal. Parte Especial, ed. La Ley, 2006 ,pág. 403. En igual sentido, ver O.B.A. y O.R.G., Código Penal y leyes complementarias, 4ª edición, Ed. Astrea, 2001, Tº 2, págs. 111/114; C.F.B., Tratado de Derecho Penal, LexisNexis, 2007, citar: Lexis Nº 1506/002811)” (Se. 22/08 STJRNSP).

En este orden de ideas, S. (Derecho Penal Argentino, Tº IV, pág. 274) afirma que “si un hombre fuerte toma a una mujer del brazo para quitarle la cartera y, no lográndolo, le pone en seguida un revólver al pecho, habría robo, pero no por el empleo del revólver, sino por haberle sacudido el brazo a la víctima”. De tal modo, el arrebato exitoso es siempre por el ejercicio de un acto físico con una violencia material que vence determinada resistencia -en el sub lite, la que podía oponer el brazo de la víctima que llevaba la cartera-. El hecho es un robo.

6.- Ahora en orden a la consumación del robo -al momento en que éste se consuma-, la temática ha sido resuelta por este Superior Tribunal en un sentido contrario a la postura de la defensa -que invoca la imposibilidad de disponer-, pues si “... para entender consumado el delito de robo, se requiere que el objeto salga de la esfera de custodia (generándose así un nuevo ámbito de custodia), no es posible considerar que esto dependa además de acciones posteriores referidas a la posibilidad o imposibilidad de disponer” (Se. 139/96 STJRNSP).

En este orden de ideas, y mutatis mutandis,.“... en///4.- este caso, la conducta de la policía que impide por recuperación que el ladrón agote su delito \'sólo hace quebrar una tenencia ilegítima y hace volver el objeto a la anterior que, al respecto había quedado vacía...\', de donde se deduce que el delito se encontraba consumado por haberse generado un nuevo ámbito de poder o custodia (Cf. Justo L.A., en Tentativa de hurto, JA. 1983 - I, p. 538)” (Se. 184/99 STJRNSP).

Más recientemente se sostuvo: “El primero de los agravios -que hace referencia al momento consumativo del hurto- pone a consideración una cuestión de derecho, ya resuelta por este Superior Tribunal de Justicia conforme con una reiterada doctrina legal, en relación con la cual no advierto circunstancias novedosas que permitan su modificación. En este orden de ideas el señor defensor, en esta temática, sigue -en breve síntesis- la teoría de la disponibilidad o de la posibilidad física de disponer. Así, dice F.C.(.\'Temas de derecho penal\', págs. 111 y sgtes.) , sobre la acción constitutiva del delito de hurto, que el delito de hurto vulnera un vínculo de poder efectivo que liga a las personas con las cosas que tiene consigo. Agrega que se trata de un vínculo fáctico, positivo y real, por el cual el sujeto pasivo del delito se halla en la posibilidad más o...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA