Sentencia Nº -23276/15 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2015

Fecha de Resolución:18 de Septiembre de 2015
 
EXTRACTO GRATUITO
FALLO Nº: 28/15 -P.A.-SALA "A": En la ciudad de Santa Rosa, Capital de la Provincia de La Pampa, a los dieciocho días del mes de septiembre de dos mil quince, se reúne la S. "A" del Tribunal de Impugnación, integrada por los señores J.F.R. y C.F., asistidos por la señora S.M.E.G., a los efectos de resolver el recurso de impugnación interpuesto el 26 de junio de 2015 ante este Tribunal, por la señorita defensora general M.S.B.G., a cargo de la defensa técnica de E.D.G., en Legajo Nº 23276/15 -registro de este Tribunal-, caratulado: "GRABOVSKI, E.D. s/ Recurso de impugnación", del que RESULTA: Que la Audiencia de Juicio de la Primera Circunscripción Judicial, en fecha 12 de junio de 2015 y mediante sentencia nº 53/2015 -cuya copia fue anexada por la parte recurrente en ocasión de la presentación del recurso de impugnación, condeno a E.D.G., a la pena de prisión perpetua, como autor material y penalmente responsable del delito de homicidio criminis causae (art.80 inc.7º del C.Penal), con más la accesoria del art.12 del C.Penal, sin costas (arts.474 y c.c. del C.P.P.) Que contra dicha sentencia, la señorita Defensora General M.S.B.G. por las motivaciones de procedencia de "inobservancia o errónea aplicación de la ley sustantiva" (art.400 inc.1º del C.P.P.) e "inobservancia de las normas procesales" (art.400 inc.2º del C.P.P.), interpone recurso de impugnación conforme escrito presentado ante este Tribunal y agregado al sistema virtual, solicitando se revoque la sentencia atacada y se absuelva a E.D.G.. Asimismo solicita subsidiariamente se lo condene como autor del delito de homicidio simple -art.79 del C.Penal-, al mínimo de la escala prevista Que realizado el trámite previsto en el art.407 ss. y cc. del C.P.P., integrada la S. en su conformación, en la Audiencia efectivizada el día 14 de septiembre del corriente año, la señorita Defensora General informó acerca del recurso incoado conforme consta en registro de audio -pista nº02-. Al respecto la Dra. S.B.G. dijo que el curso alternativo al que hizo referencia el Tribunal, se había incorporado cuando hicieron el segundo allanamiento. En el primero el imputado entregó el celular y allí se agotó la investigación. En el segundo implicó encontrar el cuchillo. El P.C. dijo que fueron a buscar el arma al pozo ciego porque hace un mes habían encontrado otra. Pero alegó que G. fue golpeado para saber dónde estaba el arma, fue revisado por la médica del Hospital de Winifreda diciendo que no tenía lesiones, después se lo traslada a la Brigada y luego a la Alcaidía, siendo allí donde se le constata las lesiones. Si 48 horas antes no tuvo problemas, durante el cautiverio evidentemente habría recibido lesiones. R.R., quebrada por la situación recibió una llamada de esposo por el celular de un policía siendo por demás sospechoso. Asimismo revisaron directamente el pozo ciego. Indicó que corresponde dictar la absolución porque es la prueba directa y fuera de ello no hay indicios que permitan llegar a una sentencia condenatoria Respecto de los demás agravios, no se pudo acreditar en qué consistió la ilegitimidad del apoderamiento ni hubo un concurso material con la figura enrostrada, refiriendo jurisprudencia al respecto. De esta manera por la falta de acusación del robo correspondería adecuar la condena en los términos del art. 79 del C.P., teniéndose en cuenta la edad del imputado y demás circunstancias como atenuantes A su turno el Ministerio Fiscal procedió a realizar su informe en registro de audio -pista nº03-. Al respecto se opuso a lo expuesto por la defensa, manifestando que la sentencia resulta lógica, coherente y fundamentada. Manifestó que el tribunal no entendió que había prueba inválida, no habiendo la necesidad de acreditar un canal alternativo. Expresó que no se acreditó que hubiera una confesión o una manifestación respecto de esa arma homicida obtenida ilegítimamente. Tampoco habría conexión del hallazgo del arma con la confesión supuestamente coactiva. Indicó que el médico constató lesiones de otro médico que lo había dejado acentado, pero no hay horario de entrada en la Alcaidía para decir lo que manifiesta la defensa. Tampoco existió informe diciendo que las lesiones hayan sido producto de la coacción. De esta manera concluyó que el cauce de investigación fue legítimo. Respecto de la imputación del robo, indicó que es ritualista, citando jurisprudencia al respecto. Se informó a las partes la fecha de lectura de sentencia, y finalmente esta S. no tomó conocimiento personal del condenado E.D.G. por cuanto no manifestó interés al respecto, conforme lo expuso la Defensora General P.A. -audio pista nº04-. Que así ésta, ha quedado ahora en condiciones de ser resuelta, habiéndose establecido el orden de votación correspondiente, correspondiéndole el primero al señor J.F.R. y luego al señor J.C.F., y: CONSIDERANDO: El señor J.F.R., dijo En principio cabe afirmar que el recurso de impugnación deducido por la defensa de E.D.G.,...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA