Sentecia definitiva Nº 23 de Secretaría Causas Orginarias y Constitucional STJ N4, 07-04-2009

Fecha de Resolución: 7 de Abril de 2009
Emisor:Secretaría Causas Orginarias y Constitucional STJ nº4
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 7 de abril de 2009.-

Habiéndose reunido en Acuerdo los señores Jueces del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Río Negro, doctores A.I.B., V.H.S.N. y L.L., con la presencia del señor S.retario doctor E.L., para el tratamiento de los autos caratulados:”H. JOAQUIN S/ RECURSO DE REVISION”, E.. N° 22824/08/STJ), deliberaron sobre la temática del fallo a dictar, de lo que da fe el Actuario. Se transcriben a continuación los votos emitidos, conforme al orden del sorteo previamente practicado.

V O T A C I O N
-
El señor J.d.A.I.B. dijo:


A fs. 36/39 vta. el Sr. J.H. interpone recurso de revisión en los términos del art. 303 bis, 303 ter, 303 quater, concordantes y correlativos del C.P.C. y C. contra la sentencia definitiva de primera instancia de fecha 21.09.05 en autos “H.; J.c.C.; D.J. s/ Sumario” dictada por la Sra. Jueza Dra. A.M. a cargo del Juzgado Civil, Comercial y de Sucesiones Nº 1 de G.. Roca (cf. copia de sentencia de fs. 1/10).


El fallo, fue apelado y confirmado por la Cámara de Apelaciones de la IIa. Circunscripción Judicial con fecha 23.05.06.

En sentencia Nº 119 en “H., J. s/QUEJA EN: \'H., J.c., Domingo Juan s/SUMARIO (ESCRITURACION)\'", fallo del 18 de diciembre de 2006, este STJ conoció en dicho remedio procesal, donde la parte actora pretendió lograr la apertura del recurso de casación denegado por la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y de Minería de la IIa. Circunscripción Judicial, mediante Sentencia Interlocutoria de fecha 18.10.06 obrante a fs. 14/15 vta..

La Cámara, al analizar los fundamentos de la inadmisibilidad señaló que el casacionista buscó distorsionar lo decidido respecto a la insuficiencia de la apelación presentada oportunamente, pretendiendo que se aplicara la normativa correspondiente a abuso del derecho, no efectuando en el escrito recursivo una crítica concreta, demoledora de lo decidido, sino que reclamó una interpretación de los hechos y el derecho que se adecuara a lo pretendido por su parte, citando jurisprudencia que justamente por los hechos acreditados no resultaba aplicable.

En el escrito de la queja el recurrente señaló que en modo alguno su parte pretendía una interpretación forzada de los hechos y el derecho con el objeto de lograr un fallo favorable, sino que consideró que pretendía un fallo ajustado a derecho fundado en los hechos invocados y probados en la demanda, agregando que ha sostenido en forma coherente tanto en la apelación de la sentencia de primera instancia, como en la casación, que se ha hecho una errónea interpretación de una norma, cuya aplicación es de carácter restrictivo (arts. 1203 y 1204 C.C.), y en consecuencia se ha consumado un abuso de derecho.


El STJ consideró que del examen de autos se observaba la omisión de acompañar copia de la sentencia recurrida (de Cámara), importando ello el incumplimiento de uno de los recaudos taxativamente impuesto por el art. 299 del CPCyC.. Con lo cual, dicha omisión impidió a este Cuerpo analizar la idoneidad liminar de los agravios que el recurrente desarrolla en su libelo casatorio contra dicho fallo, a fin de evaluar si el recurso de casación ha sido bien o mal denegado. Se dijo que no sólo constituye una prescripción ineludible del CPCyC. sino que, por las razones dadas, la referida copia es indispensable para constatar la procedencia del recurso de queja. Máxime aún cuando en el libelo casatorio el recurrente expresa que la Cámara sostuvo en la sentencia que: “...los agravios expuestos por mi parte respecto al recurso de apelación no reúnen los requisitos del art. 265 del CPCyC., y por ello lo declara desierto,...” (sic. fs. 12); con lo cual si la Cámara –como sostiene el recurrente- declaró desierto el recurso de apelación –cuestión que no se podía revisar por la omisión de acompañar la copia antes señalada-, el recurrente debió dirigir sus críticas hacia tal extremo, sin embargo, no se observó que efectuara apreciaciones en tal sentido.


En definitiva, se concluyó que de los elementos acompañados en la queja, debía surgir una visión completa del caso, a efectos de permitir a este Cuerpo avocarse a su estudio sin necesidad de requerir ninguna otra medida; y porque si se eximiera a cierto tipo de requisitos, sería muy difícil establecer el límite tolerable que divida lo imprescindible de todo aquello que no lo es. Se optó por la más rigurosa de las posiciones, que no deja margen para la discrecionalidad, atento que la queja es un remedio que se intenta en el límite, y por ende, aún urgente nada impide sea acompañado de las constancias elementales que le concedan autosuficiencia a esa presentación en la que, se juega casi todo” (conf. STJ., Se. Nº 13/95, in re: “MELIN”; “G.H, M s/Queja”, Se. Nº 25/01).


Por otra parte, en el libelo recursivo, se advirtió que el quejoso circunscribió toda su crítica a la decisión recaída sobre la cuestión sustancial objeto del reclamo de autos, sin que pudiera observarse agravio alguno dirigido a refutar los argumentos de la denegatoria del recurso principal. Y en tal sentido, el objeto del recurso de queja está constituido por la demostración acabada de la existencia de error en el criterio aplicado por el Tribunal denegante al declarar la inadmisibilidad del recurso, correspondiendo en consecuencia efectuar una demostración contundente del por qué de tal yerro, en defecto de lo cual el recurso de hecho deviene formalmente insuficiente, imponiéndose su rechazo." (STJRN. Se. Nº 73/96, "RAMIREZ"; Se. Nº 11/98, “VILA”; Se. Nº 79/02, “QUILODRAN”).


Ello, sin perjuicio de advertirse además, que si bien...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA