Sentecia definitiva Nº 222 de Secretaría Penal STJ N2, 05-09-2017

Fecha de Resolución: 5 de Septiembre de 2017
Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 5 de septiembre de 2017.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “VILLEGAS, J. s/Homicidio doblemente agravado con arma de fuego y abusando de la función policial s/Casación” (Expte.Nº 28464/16 STJ), puestas a despacho para resolver el recurso extraordinario federal interpuesto a fs. 962/973 vta., concluida la deliberación previa de los señores Jueces, y
CONSIDERANDO:
1. Que, mediante Sentencia Nº 321, del 22 de diciembre de 2016, este Superior Tribunal de Justicia declaró mal concedido el recurso de casación interpuesto por la defensa de J.V. y, consecuentemente, confirmó la Sentencia Nº 10/16 de la Cámara Tercera en lo Criminal de General Roca que -en lo pertinente- lo había condenado, como autor del delito de homicidio calificado por la calidad de autor y por la utilización de arma de fuego (arts. 45, 41 bis y 80 inc. 9º C.P.), a la pena de prisión perpetua e inhabilitación especial por el término de diez años para ejercer cargos en fuerzas públicas policiales y/o de seguridad.
En contra de tal decisión, los doctores O.I.P. y P.I. deducen recurso extraordinario federal a favor del imputado (fs. 962/973 vta.), del que se corre traslado por el término de ley al Ministerio Público F. (art. 257 Ley 22434) y a parte querellante, que contestan mediante escritos obrantes a fs. 976/978 vta. y a fs. 981/985 vta., respectivamente.
2. Que los letrados afirman que la sentencia impugnada resulta arbitraria pues los hechos que se tuvieron por probados no surgen de la prueba colectada, a la vez que carece de sustento jurídico. Desarrollan el concepto de arbitrariedad e invocan la vulneración de principios y garantías constitucionales.
Como primer agravio aluden a una arbitraria valoración de la prueba, como así también una omisión de considerar otra determinante, por lo que se concluyó confirmando una condena ilógica.
A continuación se agravian por cuanto la sentencia ha soslayado analizar la procedencia de una clara causal de justificación como es la legítima defensa, y añaden que el tribunal casatorio ha incurrido en un grave error conceptual dentro de la teoría del delito, referido a los excesos en la causa de justificación, que provoca que el fallo resulte arbitrario e ilegal.
/// A lo anterior suman la incorrecta, arbitraria e ilegal inclusión de la agravante ligada al abuso de la función o cargo y critican el tratamiento dado al exceso en la legítima defensa, pues “la gran diferencia está dada por el menor grado de antijuridicidad de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA