Sentecia definitiva Nº 22 de Secretaría Laboral y Contencioso Administrativo STJ N3, 11-04-2012

Fecha de Resolución:11 de Abril de 2012
Emisor:Secretaría Laboral y Contencioso Administrativo nº3
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 10 de abril de 2012.-
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “MUÑOZ, ALEJANDRO S/ QUEJA EN: MUÑOZ, ALEJANDRO D. C/ INSTITUTO MARIA AUXILIADORA -G- 027 Y / U OTRO S/ SUMARIO\'” (Expte. N° 19535/04-STJ), puestas a despacho para resolver, y
CONSIDERANDO:
El señor J. doctor V.H.S.N. dijo:

1.- Mediante la sentencia cuya copia obra glosada a fs. 166/179, la Cámara del Trabajo de la IIIa. Circunscripción Judicial con asiento de funciones en la ciudad de San Carlos de Bariloche rechazó en todos sus términos la demanda que -en lo que aquí interesa- procuraba obtener la indemnización por estabilidad sindical prevista por la Ley 23551 y el agravamiento indemnizatorio contemplado en el art. 16 de la Ley 25561.

Ello motivó que la parte actora interpusiera el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley cuya denegación dio origen a la presentación de la queja en estudio.

2.- La Cámara rechazó la indemnización de la Ley 23551 por entender que la pretensión carecía de sustento jurídico. En tal sentido, en el marco de lo dispuesto por los arts. 41, 48 y 49 del referido texto legal y la prueba producida (en especial, informativa al Ministerio de Trabajo de la N.ión), expresó que el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP) no poseía personería gremial en la provincia de Río Negro y que el actor tampoco había sido elegido en un proceso comicial, sino que había sido designado por resolución del Consejo Directivo N.ional del sindicato, sin siquiera haber sido afiliado a la entidad, como tampoco lo era ninguno de sus compañeros docentes del establecimiento, conforme él mismo lo había manifestado en su escrito de demanda, en concordancia con la nota agregada en copia a fs. 56.

En cuanto a la indemnización del art. 16 de la Ley 25561,/ ///-2- el Tribunal de grado sostuvo que la demandada preavisó el despido con anterioridad a la sanción de la ley, aun cuando la comunicación no llegó a destino porque en el paraje donde se domiciliaba el actor (V.M. no había reparto de correspondencia y tampoco existía estafeta postal. Agregó que, de todos modos, por ser la manifestación de voluntad de despedir al actor anterior a la sanción de la Ley 25561, resultaba improcedente la aplicación del art. 16, pese a que la comunicación hubiera llegado a conocimiento del demandante tiempo después.

3.- Con relación a los aspectos del decisorio antes reseñados, en oportunidad de articular el remedio principal, la recurrente sostuvo que el actor había sido designado como integrante de una delegación del Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP) que se organizaba por primera vez en la provincia de Río Negro y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA