Sentecia definitiva Nº 22 de Secretaría Laboral y Contencioso Administrativo STJ N3, 27-04-2015

Fecha de Resolución:27 de Abril de 2015
Emisor:Secretaría Laboral y Contencioso Administrativo nº3
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 27 de Abril de 2015.
Reunidos en Acuerdo los señores Jueces del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Río Negro, doctores S.M.B., R.A.A., A.C.Z., L.L.P., y E.J.M., con la presencia de la señora Secretaria, doctora S.M.G.D., para el tratamiento en los autos caratulados: “MORCHIO, C.B. C/ PROVINCIA DE RÍO NEGRO S/ ACCIDENTE DE TRABAJO S/ INAPLICABILIDAD DE LEY” (Expte Nº 26055/12-STJ), elevados por la Cámara del Trabajo de la Ia. Circunscripción Judicial, con asiento de funciones en esta ciudad de Viedma, con el fin de resolver el recurso de inaplicabilidad de ley interpuesto a fs. 478/485 vlta. por la demandada, deliberaron sobre la temática del fallo a dictar, de lo que da fe el Actuario. Se transcriben a continuación los votos emitidos, conforme al orden de sorteo previamente practicado, respecto de las siguientes:
C U E S T I O N E S
1ra.- ¿Es fundado el recurso?
2da.- ¿Qué pronunciamiento corresponde?
V O T A C I Ó N
A la primera cuestión, el señor J., doctor S.M.B., dijo:
1. Antecedentes de la causa:
1.1. El tribunal de grado hizo lugar al reclamo de C.B.M. contra PROVINCIA DE RÍO NEGRO por la suma total –calculada al 31.10.2011- de $368.899,27, más los intereses a devengar hasta la fecha de pago.
Centró su análisis en la pretensión indemnizatoria por accidente de trabajo, según el sistema de responsabilidad objetiva del art. 1113 del Código Civil, asumiendo como presupuestos de su admisibilidad la existencia del daño y la intervención en su producción de una cosa riesgosa de propiedad de la demandada.
1.2. Tuvo presente en tal sentido que la actora padeció un politraumatismo con fractura de húmero derecho, operado con reducción y osteosíntesis, que dejó como secuela una /// ///
cicatriz de 18 centímetros, con retracción, hundimiento y disminución de tono, tropismo y movilidad que la menoscaban de modo permanente en el 28% la capacidad total obrera, según experticia de autos.
1.3. Ello a causa de un accidente acaecido con fecha 12.10.2007, cuando se desempeñaba en guardia médica activa y, para asistir a un paciente domiciliario, debió trasladarse en ambulancia; vehículo que durante el trayecto resultó embestido por otro.
1.4. Al cuantificar el daño y su incidencia monetaria -por capital e intereses al 31.10.11-, tras rechazar el rubro gastos por tratamiento de rehabilitación, el tribunal de grado calculó el daño material mediante la fórmula aplicada por este STJ en el precedente “P.B., fijándolo en la suma de $353.651,96.
Admitió además en concepto de lucro cesante una suma de $14.465,45; y, por daño moral, la suma de $35.000; es decir, habilitó el reclamo por un total de $368.899,27, previa deducción de $34.218,14 ($21.690 más intereses, también hasta el 31.10.11), según lo percibido ya de HORIZONTE ART.
2. Los agravios del recurso:
2.1. Cuestiona Provincia de Río Negro la responsabilidad que se le adjudicó, acusando en tal sentido errada aplicación del art. 1113 del Código Civil. Critica asimismo la habilitación del daño material mediante la aplicación de la fórmula de cálculo empleada por este Cuerpo en el precedente P.B..
Según sostiene, se ha desinterpretado el art. 1086 del Código Civil, confundiendo el concepto de lucro cesante con el de pérdida de chance, e incurriendo en violación del principio de congruencia, al admitir un grado de incapacidad y una ecuación financiera resarcitoria más allá de lo requerido en el escrito inicial, con desatención además de lo previsto en materia de intereses por el art. 623 del C. Civil.
2.2. Destaca que la actora no describió la mecánica del accidente; no atribuyó culpa al conductor; no alegó vicio alguno de la cosa en que se transportaba; es decir, no sostuvo que la colisión se produjera a causa de característica peligrosa alguna de la ambulancia, embestida /// ///-2- sin culpa de su chofer, cuando había superado ya la mitad de la calzada.
A su entender, surge de los términos mismos del reclamo que la colisión no fue responsabilidad del conductor de la demandada ni del estado de su vehículo; extremos que, por otra parte, no fueron invocados; menos aun surge que se haya probado la relación del daño con un riesgo o vicio de la cosa, sin que pueda admitirse al respecto el concepto de actividad riesgosa, no comprendido siquiera en el art. 1113 del Código Civil. De ello concluye que no correspondía condenar al dueño de una cosa que no generó riesgos en el caso concreto.
2.3. Se agravia también por la aplicación de la fórmula V. al cálculo del daño material, pues estima que ello importa la interpretación errónea del art. 1086 del Código Civil. Señala que el lucro cesante está conformado por la compensación económica que el trabajador lesionado dejó de percibir durante su incapacidad, tal como acaeció en el caso, con las guardias que la actora se vio privada de realizar. Pero arguye que una vez recibida el alta volvió a trabajar en forma completa, incluyendo las guardias y su consecuente...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA