Sentencia Nº 22 de Secretaría Civil STJ N1, 13-07-2018

Fecha de Resolución:13 de Julio de 2018
 
EXTRACTO GRATUITO
VIEDMA, 13 de julio de 2018.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas “VERA, P.J.c., S.O. y ZURICH ARGENTINA CIA. SEGUROS S.A. s/ORDINARIO s/COMPETENCIA” (Expte. N° 29820/18-STJ-), puestas a despacho para resolver; y
CONSIDERANDO:
El señor J. doctor R.A.A. dijo:
Llegan las presentes actuaciones a esta instancia en virtud de la remisión efectuada por la titular del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial, de Minería y Sucesiones Nº 5 con asiento de funciones en la ciudad de General Roca, por entender generado un conflicto negativo de competencia con la Cámara de Apelaciones Civil de la Segunda Circunscripción Judicial.
El planteo fue efectuado en el marco de un reclamo de daños y perjuicios derivados de un accidente de tránsito. La Sra. J. rechazó la demanda interpuesta y, apelada que fuera la sentencia, la Cámara revocó tal decisión determinando la exclusiva responsabilidad en el accidente del demandado y su aseguradora, y los condenó a afrontar la reparación de los daños y perjuicios causados a la actora. Como consecuencia de ello, y en el entendimiento que avanzar sobre el alcance de los daños y su extensión podría afectar el derecho de defensa y el principio de congruencia, además de violar la garantía de la doble instancia, ordenó que la misma J. se expida en un nuevo pronunciamiento con relación a la pretensión resarcitoria y las costas del proceso.
Remitida la causa a la instancia de origen la J. no aceptó “... la competencia funcional y el reenvío dispuesto en la sentencia definitiva dictada de segunda instancia...” . Consideró configurado un conflicto negativo de competencia y sostuvo que, aun cuando aquel no se encuentra específicamente previsto en el ordenamiento procesal, tampoco lo está la solución propuesta por la Alzada.
Señaló que no resulta competente funcionalmente en razón del grado para entender en el asunto por cuanto, al dictar sentencia y valorar los hechos traídos por las partes y las pruebas producidas en el proceso, ya se expidió sobre el fondo de la cuestión. Cita doctrina que estima avala su planteo y sostiene que el Tribunal de Alzada -en respeto al principio de la doble instancia y el debido proceso- no debió reenviarlo para la fijación de los rubros indemnizatorios. Afirmó que, en el caso, ya existieron dos pronunciamientos que han garantizado aquellos principios: el primero que rechazó la demanda y el segundo, en la instancia revisora, que dictó un nuevo fallo que lo revocó. Agregó que el reenvío está previsto para el recurso de casación -considerando la limitación del conocimiento- pero no para la apelación. En su opinión, admitir que cada uno de los capítulos que no han sido tratados en Primera Instancia en función de lo resuelto por el rechazo de la demanda, sea materia de una nueva sentencia definitiva e instancia revisora, implica dilatar en el tiempo la resolución del caso atentando el derecho al debido proceso y a una tutela efectiva. Sostuvo asimismo que de aceptar la competencia dispuesta en la sentencia de Cámara se le impone la fijación de una indemnización contrapuesta a la solución propuesta por la sentencia que dictara, implicando ello el fraccionamiento de tal pronunciamiento definitivo en múltiples resoluciones definitivas.
Por último, en cuanto a la amplitud de conocimiento que le cabe a la Alzada explicó -con citas doctrinarias y jurisprudenciales- que por las denominadas “apelaciones implícitas” el Tribunal debe también pronunciarse sobre las cuestiones planteadas por el vencedor en Primera Instancia que han sido rechazadas o no consideradas en la sentencia de grado y citando a M. concluye que debe evitarse el reenvío “oscuro y complicante”.
Corrida oportuna vista de las presentes actuaciones a la Procuración General en los términos del art. 11 inc. p) Ley K N° 4199 -a fs. 25/27 se agrega el Dictamen N° 59/18- se consideró que la cuestión suscitada en autos no revestía la naturaleza de un conflicto de competencia negativa en el cual deba expedirse el Superior Tribunal de Justicia (Capítulo II, del Título I, del Libro I del CPCyC (arts. 7 a 13), correspondiendo devolver las actuaciones al Juzgado Civil, Comercial y de Minería Nro. 5 de la ciudad de General Roca.
Destacó que el pronunciamiento de Cámara se encuentra firme, y que en el caso no ha mediado declaración simultánea y contradictoria de competencia o incompetencia por...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA