Sentencia Nº 21434 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2020

Emisor:Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de la Pampa (Argentina)
Estatus:Publicado
Número de sentencia:21434


En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los nueve (9) días del mes de septiembre de 2020, se reúne en ACUERDO (art. 257 CPCC) la SALA 1 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "MORIANO EMILIA s/SUCESIONES", Expte. Nº 92040 (21434 r.C.A.) venidos del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería Nº 5 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad, dijo:

I.- De la resolución apelada

Viene recurrida –subsidiariamente- por Heraldo FASSI –en su carácter de coheredero- la resolución adoptada por la Jueza Adriana PASCUAL de fecha 14.08.2019 (fs. 199/201) mediante la cual -ante las disímiles posturas asumidas respecto de la conformación de la base regulatoria como su valor a fin de regular honorarios-, se ordenó la realización de pericial (fs. 168) a fin que determine la valuación del acervo hereditario, la que fue efectuada por la Martillera Pública María Juana ANTON TIZERA (fs. 176/180).

I.- a) De los antecedentes

La decisión recurrida se inscribe en el contexto del proceso sucesorio -ab intestato- de Heraldo FASSI y Emilia MORIANO, marco en el cual, dictada la declaratoria de herederos (fs. 64) como su posterior ampliación (fs.75), se efectuó la denuncia de los bienes que integran el acervo hereditario de los causantes (fs. 109) que, posteriormente, fue aprobada (fs. 115).

Tras esa actuación, algunos de los herederos presentaron (fs. 117) propuesta de partición de los bienes y, los restantes, prestaron conformidad (fs. 119), por lo que la Magistrada interviniente así la aprobó (fs. 127), ordenando el libramiento de oficios a los registros públicos para su inscripción (vgr. RPI).

Luego, la abogada PIGHIN FERNANDEZ (fs.145) solicitó la regulación de sus honorarios y –a ese fin- estimó las tareas efectuadas como la base arancelaria del proceso (fs. 145), lo que motivó la oposición del coheredero Heraldo Justo FASSI (fs. 147/148), como la consecuente réplica de dicha profesional (fs. 151/153).

Sustanciada esa cuestión y requerida su resolución, la Jueza decide, previo a ello, notificar a la restante profesional interviniente –Norma CASTAGNO- a fin que estime la base regulatoria y clasifique sus tareas (fs. 155), más, esta se mantuvo silente, también el coheredero FASSI quien fue notificado de esa resolución mediante cédula (fs. 156/156vta.) .

Luego, estando pendiente de resolución esas diferencias suscitadas respecto de la conformación de la base arancelaria del proceso como si correspondía asignar el valor real o fiscal, la Jueza extrae el trámite de su estado considerando que “Atento que debe resolverse sobre el valor de los bienes del acervo hereditario y las distintas estimaciones presentadas en autos, a fin de la aplicación del art. 23 de la LA…” y fija audiencia “ a fin de desinsacular y designar un perito tasador de la lista obrante en el Juzgado, a fin que realice las operaciones previstas por el art. 23 L.A. sobre el acervo hereditario conforme surge de las constancias de autos”, designándose -conforme sorteo de la lista oficial- a María Juana ANTON TIZERA (fs. 170) quien –previa aceptación del cargo, fs. 172-, presentó la tasación (fs.176/180), de la cual el coheredero Heraldo J. FASSI, se notificó el 25.11.2019 (fs. 185).

Previa suspensión de plazos otorgada a instancias de aquel (desde el día 27.11.2019 hasta el 03.03.2020, fs. 189) interpuso reposición con apelación en subsidio (fs. 199/201), contra esa resolución de fecha 14.08.2019 (fs. 168), rechazándose la revocatoria -por extemporánea- y concediéndose la apelación subsidiariamente deducida (fs. 202 parte final), lo que motiva la intervención de esta Cámara de Apelaciones, no obstante que –según surge a fs. 203/204-, notificado de la tasación presentada, la impugnó (fs. 176).

II.- La apelación subsidiaria

En ese marco, y de acuerdo al escrito oportunamente presentado (fs. 206/208) que hace las veces de memorial de agravios (art. 246 final del CPCC), el coheredero impugna la designación de Perito tasador, porque –dice- no existían en la causa elementos de juicio para ese proceder; en tanto la intervención en el proceso sucesorio de aquel, reconoce como origen la discordancia entre los herederos sobre el valor del patrimonio hereditario, extremo que –afirma- no se da en este caso.

Partiendo de esa premisa expone que, oportunamente, efectuó una presentación (fs. 147) exponiendo tres cuestiones jurídicas que contrariaban la ulterior decisión de la Jueza de observar el procedimiento del art. 23 LA.

Memora así -en primer término- que a los efectos de regular honorarios, "…debía tener como base regulatoria la tasación fiscal y no la real ello con fundamento en que los herederos denunciaron el valor fiscal del acervo a fs. 16vta. y aún en la subdivisión presentaron el valor fiscal de la totalidad de las partidas subdivididas, y los abogados no hicieron reserva de retasación a los efectos regulatorios…", ello con sustento en lo estatuido por el art. 698 CPCC y en lo fallado por de esta Sala 1 (Causa N° 20529 r.C.A.) como por el STJ (precedente "Savioli", Expte. 1462/14.

Luego –en segundo término- refiere que el coheredero FASSI (a fs. 145) también hizo saber que "la base regulatoria debe ser sobre la valuación fiscal del inmueble dejado por el causante al momento de la muerte (y no sobre el mayor valor del inmueble subdivido y adjudicado en la partición al Sr. Heraldo Fassi, la que incluso es superior a la que le hubiere correspondido, ya que entre los herederos se compensaron las diferencias habidas...) ello con fundamento en la normativa que dice "…dado que la apertura de la sucesión y la adquisición de la herencia se produce ipso facto en el instante mismo de la muerte del causante.." y se citó fallos. El valor del patrimonio que se transmite es el del acervo hereditario dejado por el causante y no el mayor valor que pudiere adquirir los bienes por los hechos realizados por los herederos como claramente fue el proceso de loteo y subdivisión, que incluso fue costeado por cada uno de los herederos en su momento..."

Finalmente, argumenta que "una vez determinado el inmueble base de la regulación (el del momento del fallecimiento) debe determinarse si se toma el valor fiscal solicitado por esta parte -ya sea sobre el inmueble originario o los que resultaron de la subdivisión) o el real (denunciado por...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba