Sentencia Nº 21326 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2020

Fecha de Resolución:17 de Julio de 2020
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los diecisiete (17) días del mes de julio de 2020, se reúne en ACUERDO la SALA 1 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "FIGUEROA MATIAS MAXIMILIANO c/SOLANO HORACIO s/ COBRO DE HABERES" Expte. Nº 112543 (21326 r.C.A.) venidos del Juzgado Laboral Nº 1 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 CPCC) la SALA, dijo:

I.- De la sentencia recurrida

Mediante sentencia de fecha 05/07/19 (fs. 195/198) el Sr. juez a quo rechaza la demanda laboral ($15.207,55) instaurada por el Sr. Matías Maximiliano FIGUEROA contra el Sr. Horacio SOLANO -por no haber acreditado que hubiera trabajado para el demandado en "distintas obras de construcción" y demás circunstancias que acrediten la existencia de una relación de permanencia y continuidad en el trabajo-, con costas a cargo del actor vencido (art. 62 del CPCC en relación al art. 84 de la NJF 986); regulando honorarios a los profesionales intervinientes.

Para así decidir, el juez parte su análisis señalando que se controvirtió en autos la existencia misma de relación de trabajo. Así, mientras el actor alega haber trabajado bajo la dependencia del demandado -sin ser registrado- desde el 10/05/2013 -de lunes a viernes de 8:30 a 12:30 y de 13:30 a 17:30 h.- como medio oficial -CCT 76/75, colocando caños y plomería en general-, percibiendo por sus tareas la suma de $180 diarios, el demandado lo niega; manifestando que en el mes de junio de 2013 comenzó a trabajar en una obra ubicada en calle 9 de julio 430 y que, como necesitaba un ayudante para la colocación sanitaria, se contactó con Figueroa para contratarlo en forma autónoma -este iba a facturarle, dice, con monotributo-, reconociendo el monto dinerario diario pactado; a lo que agrega que la obra concluyó el 30 de agosto de 2013.

En ese marco evalúa que el 06/09/13 el demandante remite un TCL a SOLANO (fs. 67) en los siguientes términos: "Atento el despido verbal del día 30/08/13 intimo a que en el plazo de 48 hrs. se me proceda a aclarar mi situación laboral caso contrario se abonen diferencias salariales desde fecha de ingreso 10/05/13 sueldo mes de agosto/13 y liq. final fondo de desempleo todo ello bajo apercibimiento de accionar judicialmente"; advirtiendo así que dicha misiva "no contiene apercibimiento de rescisión"; como así también que no existió intercambio epistolar ni que el actor remitiera otro telegrama laboral colocándose en situación de despido indirecto.

En ese andarivel señala que "...el principio de conservación del contrato y la buena fe que debe imperar en todo su desarrollo imponen al trabajador intimar bajo apercibimiento expreso de considerarse injuriado y despedido, no sólo por el carácter subjetivo de la injuria sino también por la necesidad de que el emplazado conozca precisamente las consecuencias que acarreará su incumplimiento. Así, los presupuestos del despido indirecto son, además de la injuria laboral, la existencia de una intimación fehaciente que contenga un plazo perentorio de cumplimiento, invocando claramente las causales de la intimación, que deben ser las mismas que fundan la decisión disolutoria y las que luego se esgrimirán en el juicio para no afectar la defensa del emplazado. Pero nada de ello ha ocurrido en el presente caso".
Expresa también que el planteo de autos " ... es mas bien un reclamo por el pago de un incumplimiento contractual, que una acción laboral reclamando se lo indemnice por su despido", el cual -reitera- nunca se efectivizó, por cuanto efectuó una sola intimación, "...la del inicio de las actuaciones judiciales, la que debería haber tramitado por otros carriles y no como una demanda laboral. …"; a lo que agrega, que el actor demostró desinterés en probar los presupuestos de su demanda ya que, pese a haberse fijado en dos ocasiones distintas audiencias para recibir el testimonio de su parte, las mismas no se llevaron a cabo.

Concluye así que al yerro de la vía laboral elegida se suma que no pudo "... probar las características de esa presunta relación laboral denunciada, fecha de inicio y finalización, días y horarios de trabajo, que el actor hubiera trabajado para el demandado en "distintas obras de construcción", categoría laboral, haberes percibidos, etc., y demás circunstancias que acrediten la existencia de esa relación de permanencia y continuidad en el trabajo requerida"; y, por tanto, desestima la demanda.

II. Recurso de apelación del actor

Apelada la sentencia de primera instancia (fs. 208)...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA