Sentencia Nº 21047 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2020

EmisorSuperior Tribunal de Justicia de la Provincia de la Pampa (Argentina)
EstatusPublicado
Número de sentencia21047

CÁMARA DE APELACIONES EN LO CIVIL COMERCIAL, LABORAL Y DE MINERÍA

En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 29 días del mes de Septiembre de 2020, se reúne en ACUERDO la SALA 2 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "SANCHEZ Y CANTEROS Alejandro María contra SANCHEZ Y LETURIA Alejandro Marcelo y otros sobre Ordinario" (Expte. N° 93804, Expte Nº 21047 r.C.A), venidos del Juzgado de Primera Instancia Civil, Comercial, Laboral y de Minería Nº 3 de la Ira. Circunscripción Judicial y estableciéndose por sorteo el siguiente orden de votación: 1º) Jueza Adriana GOMEZ LUNA; 2º) Jueza Fabiana B. BERARDI; 3°) Jueza Marina E. ALVAREZ

La Jueza GOMEZ LUNA, dijo:

I.- Antecedentes del caso:

Alejandro María SANCHEZ Y CANTEROS promueve acción de colación y de reducción y/o complemento de legítima contra sus hermanos y coherederos Alejandro Marcelo SANCHEZ Y LETURIA y Alicia Susana SANCHEZ Y LETURIA, con el objeto de someter a colación el 50% del valor de los inmuebles que identifica- recibidos por sus hermanos mediante donación efectuada por su padre Sr. Alejandro SANCHEZ Y CIMARRA por Escritura del 25.08.1986, peticionando además- la nulidad de las operaciones particionarias realizadas en autos "Sanchez Alejandro s/Sucesión ab-intestato" (Expte. N° A 42.193).

Subsidiariamente interpuso acción por reducción y/o complemento de legítima, a fin de que se reduzcan las donaciones por inoficiosas hasta dejar a salvo su porción legítima en el caso que el valor de los inmuebles donados afectase su legítima.

Asimismo, dedujo la acción de reducción y/o complemento de legítima contra los actuales titulares registrales de los inmuebles vendidos -que individualiza-, Sres. Jesús Héctor CARBONEL, Mirta Graciela KROLL, Héctor Domingo CARBONEL, Rosana Graciela CARBONEL, Cristian Jesús CARBONEL, José Daniel CARBONEL, por ser terceros adquirentes de mala fe y a título gratuito de los donatarios, al registrar como antecedentes de su adquisición, la donación inoficiosa realizada por su padre.

Explicó que Alejandro SANCHEZ Y CIMARRA, transmitió por escritura pública y a título gratuito por donación del 25.08.1986 a sus hermanos el 50% de los doce inmuebles, excediendo el 1/5 de la porción de libre disponibilidad del causante, afectando su legítima (art. 3953 del CC), acto del cual no tuvo conocimiento.

Refirió que posteriormente sus hermanos vendieron seis de los doce inmuebles por escritura pública del 03.06.1987 en favor de Jesús Héctor CARBONEL y Mirta Graciela KROLL y éstos por escritura pública liquidaron la sociedad conyugal y se adjudicaron los bienes, donando la Sra. KROLL parte de ellos a sus hijos Héctor Domingo, Rosana Graciela, Cristian Jesús y José Daniel todos de apellido CARBONEL, quienes son los actuales titulares registrales junto al padre Héctor Jesús CARBONEL.

En el transcurso del proceso se arribó a un acuerdo entre el demandante y los Sres. Jesús Héctor CARBONEL, Mirta Graciela KROLL, Héctor Domingo CARBONEL, Rosana Graciela CARBONEL, Cristian Jesús CARBONEL y José Daniel CARBONEL, desistiendo el Sr. Alejandro María SANCHEZ Y CANTEROS de la acción y del derecho contra los mismos, por lo que se declaró extinguido y finalizado el conflicto respecto a dichos codemandados mediante resolución que adquirió firmeza.

II. Resolución apelada:

Mediante sentencia de fs. 1780/1791 se hizo lugar a la demanda de colación interpuesta por el Sr. Alejandro Maria SANCHEZ Y CANTEROS contra los Sres. Alejandro Marcelo SANCHEZ Y LETURIA y Alicia Susana SANCHEZ Y LETURIA, debiendo colacionar los demandados en el proceso sucesorio "Sanchez, Alejandro sobre Sucesión Ab Intestato" Expte. n° A 42193, la suma de $89.139,81 al 30.06.2002 a favor del actor, con más los intereses a tasa mixta desde dicha fecha y hasta su efectivo pago. Impuso las costas a los demandados perdidosos (art. 62 del CPCC) y reguló los honorarios de los letrados y peritos intervinientes.

Para arribar a esa decisión el magistrado de la anterior instancia en primer término señaló que en razón del acuerdo celebrado con los codemandados la cuestión quedó circunscripta única y exclusivamente a la procedencia de la acción de colación y nulidad del acto particionario- contra los hermanos del actor, y subsidiariamente de complemento y/o reducción de legítima, quedando extinguida la acción de reducción y/o complemento de legítima contra los actuales titulares registrales en su carácter de terceros adquirentes de mala fe y a título gratuito de los donatarios, respecto a los inmuebles Partidas Nº 560.019, 560.020, 560.021, 560.099, 560.100, 560.101, por lo que el sentenciante concluyó que el planteo de exclusión de acciones por doble reclamo realizado por los demandados en su contestación de demanda se tornó abstracto.

Asimismo, y en virtud del referido acuerdo es que tampoco analizó el planteo de prescripción efectuado por aquellos y la falta de legitimación introducida por los donatarios Alejandro Sanchez y Alicia Susana Sanchez y Leturia respecto a los citados inmuebles.

El magistrado tuvo por acreditado que los donatarios -junto con el demandante- son los herederos forzosos del donante Sr. Alejandro Sanchez y Cimarra, revistiendo por ende el carácter de sujetos legitimados pasivos de la presente acción.

En cuanto a la cuestión de fondo indicó que analizaría la misma bajo la órbita del Código Civil (Ley 340), atento a la fecha del fallecimiento del Sr. Sanchez acaecida en el año 2002.

En definitiva, para arribar a su decisión final el juez tuvo en mira en primer término que la petición principal del actor versaba sobre el valor de la porción hereditaria que le correspondía al mismo en la herencia de Alejandro María Sanchez y Cimarra estimado por la perito en la suma de $ 2.800.000 a la fecha de la pericial de la martillera pública (año 2015).

En segundo lugar tuvo en cuenta que no existía testamento mediante el cual el donante haya dispensado de colación en los términos del art. 3484 del CC, el que dispone que sólo puede hacerse por testamento del donante y en los límites de la porción disponible.

Entiende el juez a quo que, de acuerdo a la normativa aplicable (art. 3476 del CC), la donación efectuada constituye un anticipo de porción hereditaria, por lo que dándose los presupuestos subjetivos y objetivos así como la existencia actual de bienes donados en el patrimonio de los herederos, debe colacionarse en el sucesorio del donante, el valor del porcentual de los bienes donados, a fin de igualar la porción hereditaria del cual resulta el actor heredero, en relación a lo recibido por sus dos hermanos mediante el acto donatario.

Respecto al momento al cual deberá determinarse el valor de lo donado, el sentenciante señala que si bien de acuerdo a la normativa debía hacerse al momento de la apertura de la sucesión la que acaeció el 28.03.2003, atento a que el actor se remitió a la valuación del informe de la perito martillera realizado al año 2002, decidió estimar el valor a dicha fecha (teniendo en cuenta que el 27.07.2002 falleció el Sr. Alejandro Sanchez y Cimarro).

En relación al porcentual por el que procede la colación, hizo mérito de las conclusiones de la perito escribana, por encuadrarse en la normativa de fondo aplicable, concluyendo que al no haber dispensa de colación, no hay mejora a favor de ningún heredero, fijándolo en el 50% de todos los bienes donados excepto el correspondiente a la Partida Nº 546.566 que fue en un 35,72%, ya que corresponde la adjudicación de la totalidad del patrimonio relicto en partes iguales, que asciende al 33% para cada uno (por ser tres los herederos).

En consecuencia, el juez a quo señala los valores por los que procede la colación y aclara que tales sumas generarán intereses a tasa mix desde la fecha del fallecimiento del causante.

Apela el demandante, quien expresa sus agravios a fs. 1808/1815, los que fueron contestados por los demandados a fs. 1817/1819, quienes a su vez también apelaron a fs. 1805, desistiendo posteriormente del recurso a fs. 1820.

III. La apelación.

1.- En su primer agravio se queja que el juzgador haya tomado la fecha del fallecimiento del causante a los efectos de determinar el valor de los bienes donados sujetos a colación.

Entiende que el magistrado no consideró el momento de la partición a efectos de efectuar tal determinación, generándole con ello un evidente perjuicio, echando por tierra su derecho reconocido en la sentencia, apartándose del criterio jurisprudencial que rige la materia y que finalmente fuera adoptado por el legislador en el nuevo C.C.C.

Expone el apelante que la suma que el juez determina como valor de la obligación de colacionar, resulta exigua y en discordancia con el principio de igualdad entre herederos en el reparto de los bienes...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba