Sentencia Nº 20808 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2019

Fecha de Resolución: 1 de Marzo de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO



CÁMARA DE APELACIONES EN LO CIVIL COMERCIAL, LABORAL Y DE MINERÍA

En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 01 días del mes de marzo de 2019, se reúne en ACUERDO la SALA 3 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "CARRIZO, G.L. y otro c/ TORREANI, A. y Otro S/ Daños y Perjuicios" (Expte. Nº 20808/18 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial, L. y de Minería Nº 3 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 CPCC), la SALA, dijo:

I.- Mediante resolución de fs. 262/264 el Sr. juez a quo hizo lugar al pedido de caducidad de instancia solicitado por la parte demandada, Sr. A.T., en el entendimiento que el expediente permaneció paralizado sin acto procesal alguno desde el 27.10.2017 hasta la fecha del acuse de caducidad (13.03.18).-

Sostiene que, "si bien el escrito por el que se acusa la caducidad confunde algunas cuestiones no existen dudas de que apunta a que en autos se decrete la caducidad de instancia en los términos del artículo 289 CPCC debiendo resolver dicho planteo de acuerdo con las constancias obrantes en autos".-

Fundamenta su decisión en que no puede acogerse el planteo defensivo de la parte actora -de estar pendiente la resolución de una excepción de previo y especial pronunciamiento interpuesta por la parte demandada- por cuanto el Juzgado, en aplicación de los principios de celeridad, economía procesal y a fin de lograr previamente la integración de la litis y dirimir, en una única resolución, las defensas que pudieren surgir de las partes, ordenó la notificación de la demanda, en forma previa a la resolución de la referida excepción a la tercera citada en garantía; citación que la actora tampoco instó ni peticionó la resolución de la defensa de previo y especial pronunciamiento, una vez cumplida la manda judicial (que consintió mediante notificación de fs. 216 vta.).-

Sostiene que la realización de un acto de impulso procesal importa el avance de una etapa del proceso hacia la siguiente mediante presentación de escritos útiles a tales fines, lo que constituye una carga. Carga que pesa sobre la actora, que debe soportar las consecuencias que derivan de la no realización de ese tipo de actos.-

Argumenta que, sin desconocer las facultades instructorias del Juzgado, ello no implica que el Tribunal debía notificar de oficio la providencia de fs. 252, luego esperar la contestación y, producida la misma, pasar oficiosamente a resolver la excepción, por cuanto tal interpretación desnaturaliza la esencia del sistema dispositivo; de allí que, habiéndose cumplido holgadamente el plazo de perención de instancia, aún tomando como acto de impulso procesal la contestación de demanda de la tercera citada y/o el el auto dictado en consecuencia, la caducidad de instancia es procedente.-

Impone las costas a la parte actora vencida (art. 62 primera parte del CPCC)...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA