Sentencia Nº 20807 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2019

Fecha de Resolución:21 de Febrero de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 21 días del mes de febrero de 2019, se reúne en ACUERDO la SALA 2 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "CHIOSSO, C.R. c/ IMPOSA, G. y Otros S/ Medida Cautelar" (Expte. Nº 20807 r.C.A), venidos del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial y de Minería Nº 2 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 C.Pr.), la SALA, dijo:

I.- La resolución de fs. 39 por la cual la Sra. juez a quo no hace lugar a la medida cautelar solicitada por el actor (a fs. 32/38) es apelada por éste, en los términos del memorial que obra a fs. 47/49 vta..
Para así decidir la magistrada consideró que en el expediente no se encontraban reunidos "los supuestos de procedencia previstos por el art. 203 y 204 del CPCC", razón por lo cual rechaza el embargo preventivo solicitado "sobre la pick up marca Toyota, Modelo Hilux 4x4 cabina doble SR C/ AB 3.0 TDI, Dominio ITG-212" (fs.35 vta. Pto.IX).
II.- En la crítica cuestiona el recurrente la falta de fundamento o motivación del auto atacado. Expresa que la verosimilitud del derecho surge de lo relatado bajo el subtítulo H. del escrito de demanda, ya que los daños y perjuicios sufridos como consecuencia del accidente narrado, se produjeron por culpa exclusiva del conductor de la pick up Toyota -Sr.G. Imposa- quien colisionó con la parte frontal de la pick up marca Toyota, -cuyo titular registral y corresponsable es el Sr. R.E.I.-, el vehículo del accionante que se encontraba detenido en forma reglamentaria y legal. En cuanto al peligro en la demora afirma que este requisito se encuentra acreditado en la circunstancia de que el Sr. R.E.I. carece de bienes inmuebles registrables y es propietario solamente de la pick up con la cual colisionó, mientras que el Sr. G.I. es únicamente adjudicatario de una vivienda del IPAV. Agrega que el tiempo que demandará la tramitación del proceso principal y la falta de otros bienes sobre los cuales se pueda hacer efectiva la eventual condena, resultan demostrativas de este requisito para el dictado de la cautelar solicitada.
III.- Liminarmente es necesario precisar que pacíficamente doctrina y jurisprudencia han señalado que la viabilidad de las medidas precautorias se halla supeditada a que se demuestre la "verosimilitud del derecho invocado" y el "peligro en la demora", los cuales funcionan...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA