Sentencia Nº 20788 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2018

Fecha de Resolución: 1 de Enero de 2018
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 30 días del mes noviembre de de 2018, se reúne en ACUERDO la SALA 2 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "B. , V.J.c.V. , G. A. s/ Medidas Cautelares. " (E.. Nº 20788/18 r.C.A), venidos del Juzgado de Primera Instancia de la Familia, Niñas, Niños y Adolescentes de la IIIra. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 C.Pr.), la SALA, dijo:

I.- La resolución de fs. 18/19 vta. no hace lugar a la tutela anticipatoria solicitada por el Sr. B. contra la Sra. V. para que se la obligue a esta última a participar al actor de los ingresos mensuales obtenidos en el comercio "New Age", a fin de garantizarle la subsistencia, habitación y asistencia médica.-

Para así decidir, la juez a quo consideró que en los presentes autos no se encontraban reunidos los presupuestos de admisibilidad que prevé el art. 231 del CPCC., máxime cuando por tratarse de una tutela anticipada innovativa el examen debe ser aún más estricto como corresponde a cualquier medida innovativa.-

Contra dicha resolución el actor interpone revocatoria con apelación en subsidio (fs. 24/25 vta.), rechazado el primer remedio procesal, viene a consideración de esta Cámara el recurso de apelación interpuesto en subsidio. Los agravios obran a fs. 24/25, los cuales no merecieron respuesta por la contraparte pese a encontrarse debidamente notificada (fs. 29).-

Sostiene el apelante que la resolución impugnada es simplemente formalista, porque en el caso no se trata de un pretenso socio que reclama anticipadamente participación en las ganancias, sino del padre de sus hijos reclamando asistencia. Señala que la medida peticionada no pretende sustentarse en la división de los bienes reclamados en el principal, lo hace en el carácter asistencial del vínculo familiar que existió y en el propio reconocimiento de la demandada "en cuanto a que los gastos de atención de la enfermedad fueron brindados por ella". Afirma que yerra la sentenciante al entender que la carencia de bienes del actor hacen inviable cualquier contracautela, dado que el reclamo no se relaciona con beneficios económicos sino en necesidades humanitarias y en el que basta con la acreditación "de la necesidad, el vínculo y el cambio de estatus que el reclamante venía teniendo" (hasta su exclusión los gastos de enfermedad fueron solventados por la demandada) (fs...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA