Sentencia Nº 20606 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2019

Fecha de Resolución:11 de Junio de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 11 días del mes de junio de 2019, se reúne en ACUERDO la SALA 1 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "GUTIERREZ Milba Vanesa C/ TOLCA S.A. y Otro S/ Laboral" (Expte. Nº 20606/18 r.C.A.), venidos del Juzgado Laboral Nº 1 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 CPCC), la SALA, dijo:

I.- La sentencia en recurso.-
Viene apelada la sentencia de fecha 25.07.2017 (fs.444/452) que recepta la demanda deducida (el 05.09.2014) por Milba Vanesa GUTIERREZ - por despido indirecto adoptado por ésta- contra TOLCA S.A. y DIRECTV ARGENTINA S.A. condenándolas solidariamente en los términos del artículo 30 de la LCT (previo rechazo de la falta de legitimación pasiva opuesta por esta última) a abonarle las sumas que resulten de la liquidación de los rubros que indica [indemnización por antigüedad, sustitutiva del preaviso, Integración del mes de despido, salarios adeudados, diferencia salario mes de noviembre y diciembre de 2013 y enero de 2014, vacaciones proporcionales año 2013 y SAC s/vacaciones, SAC 2013 y proporcional 2014, multa art. 132 bis de la LCT (art. 43 de la Ley 25.345), Multa art. 80 de la LCT, Indemnización art. 2° de la Ley 25.323], con más intereses a tasa activa, ordenando hacer entrega de la Certificación de Servicios y aportes previsionales (en debida forma y bajo apercibimiento de la aplicación de astreintes -art. 804bis del CCyC), les impone las costas, y regula honorarios profesionales y periciales.-
II.- La apelación.-
La sentencia arriba impugnada -únicamente- por la co-accionada DIRECTV ARGENTINA S.A. (fs. 466/481), memorial que ha sido replicado por la actora GUTIERREZ (fs.484/489vta.), dado que el recurso de la co-accionada TOLCA S.A. fue declarado desierto a fs. 517 -ante la presentación extemporánea del memorial- y por ello ha quedado consentida en la anterior instancia.-
II.-a) Los agravios de la co- accionada DIRECTV ARGENTINA S.A.-
En la pieza recursiva - previo señalar que la sentencia es fruto de una incorrecta interpretación y aplicación del derecho procesal y sustantivo vigente- postula los siguientes: 1) errónea aplicación del art. 30 de la LCT y la inexistencia de responsabilidad solidaria de su parte; 2) existencia de despido indirecto y que se hubiera considerado justificada la ruptura; 3) admisión de la multa del art. 80 de la LCT; 4) recepción de la multa del art. 132 bis de la LCT; 5) procedencia de la multa del art. 2 de la Ley 25.323; 6) actualización conforme tasa activa; y 7) regulación de honorarios; solicitando la revocación de la sentencia, en lo que resulta motivo de agravios (fs. 468).-
Esgrime -al fundamentar a fs. 468vta. su primera objeción- que "Agravia a mi mandante el hecho que el a-quo haya acogido la acción promovida por la Sra. Gutiérrez y, en consecuencia, haya hecho lugar a las indemnizaciones legales reclamadas y demás conceptos de condena, pese a que las pruebas colectadas de autos demuestran sin duda que la supuesta injuria laboral invocada por la parte actora para rescindir el vínculo laboral no fue más que un pretexto para discontinuar la relación laboral y así vulnerar el principio de buena fe (art. 6 LCT) y de conservación del contrato (art. 10 LCT)...", como así también que "agravia a su parte ….en cuanto le imputa a DTV una responsabilidad solidaria que es inexistente" , aplicando erróneamente la prescripción del art. 30 de la LCT y, por ende "…la sentencia recurrida no constituye una derivación razonada del derecho vigente, con referencia a los hechos demostrados en el proceso, fundándose en pautas de excesiva latitud que vulneran los derechos de defensa en juicio, del debido proceso, de hacer lo que la ley no manda, y de propiedad de mi mandante, todo lo cual, descalifica el pronunciamiento de origen como acto jurisdiccional válido...".-
Sostiene que en el presente caso no se cumplen los requisitos legalmente contemplados, que el Juez a-quo no ha considerado la prueba reunida y que ha resultado demostrado -a través de ella, dice- que su parte poseía un contrato de agencia con Tolca S.A.; señalando - en ese orden- que el testigo Sena expresó "...Tolca era un agente de Directv Argentina S.A...." y al ser consultado respecto a si la actora recibía alguna remuneración de Directv o también de Tolca, dijo "también siempre de Tolca y lo sé porque estábamos juntos, cobrábamos el mismo sueldo"; mientras que el testigo Portales, al ser interrogado "...si tanto en ese impase de 20 días que refiere posterior al 2013, como en el lapso anterior que trabajó para TOLCA remitía información y recibía solicitudes de DIRECTV ARGENTINA S.A.", respondió "Nunca".-
Tampoco tuvo en cuenta -dice la apelante- el testimonio de GRIBONI (recabado mediante exhorto en la C.A.B.A., -en audiencia del 23.03.2016-), quien dijo no conocer a la actora (1); que conoce a Tolca S.A. porque estuvo vinculada comercialmente con Directv (2);que la actividad comercial de Tolca S.A. en relación a DIRECTV fue la promoción y suscripción de abonados respecto de los servicios de ésta (3); que esa relación se mantuvo hasta fines del 2013 (4); que la operación principal de DIRECTV es la operación de la señal de audio e imagen directa al hogar de los abonados a través de un vínculo satelital (5); que Tolca S.A. debió contar con recursos propios para el cumplimiento de los servicios objeto de relación comercial de DIRECTV (6); que Tolca S.A. fue una empresa independiente de Directv con oficinas, personal y herramientas propias para llevar a cabo el objeto del contrato que la vinculó a DIRECTV (7); que Tolca S.A. contó con una administración, dirección, infraestructura empresarial y personal para desarrollar su actividad (8); que al personal de Tolca S.A. le impartía órdenes e instrucciones de trabajo Tolca S.A. (9); y que DIRECTV cumple con las normas laborales y de la seguridad social respecto de sus empleados y lo sabe porque es empleadora de esa empresa (10).-
Alega que del testimonio señalado surge que DTV no tuvo ni tiene vínculo alguno con la actora y, además -señala-, quedó acreditado el vínculo comercial habido entre Tolca S.A. y su parte, de lo que se deriva que las empresas Tolca S.A. y DTV resultan autónomas e independientes y que desarrollaban actividades "palmariamente disímiles entre sí"; como así también que las tareas que dice la actora haber realizado para Tolca S.A. no "forman parte de la actividad normal, específica y propia de mi representada", lo que lleva a concluir -afirma la apelante- que el Juez a-quo no valoró correctamente la prueba testimonial, dado que se basó, dice, en (i) las declaraciones de los testigos ofrecidos por la actora que resultan contradictorias y subjetivas; (ii) no tomó de esas declaraciones las afirmaciones antes señaladas y que demuestran la vinculación comercial en los términos de un contrato de agencia entre las empresas.-
Ha considerado el Juez a-quo -dice la recurrente- que los testimonios vertidos y propuestos por la actora tenían privilegio respecto de la demás prueba, circunstancia que le causa perjuicio toda vez que aquellos carecían de idoneidad (fs. 470vta.), porque no acreditaron los dichos expuestos por la actora en la demanda, careciendo de objetividad y certeza dado que los relatos estaban plagados de contradicciones y, de haber realizado el Juez a-quo un pormenorizado análisis de tales declaraciones, hubiera concluido en su manifiesta falta de precisión, coherencia, objetividad y convicción.-
Cita luego opinión doctrinaria y jurisprudencia -atinente a la valoración y eficacia de la prueba testimonial- para concluir que ha dado por sentada la responsabilidad solidaria de DTV respecto del reclamo de la parte actora sin efectuar una apreciación circunstanciada de las pruebas producidas ni el derecho vigente, no siendo aplicable la solidaridad del art. 30 de la LCT "...por no haber existido delegación, cesión o contratación de la actividad normal, propia y específica de mi poderdante respecto al codemandado TOLCA..."; insistiendo que la vinculación ha sido comercial, mediante un contrato de agencia, de allí incorrecto encuadre de esa vinculación y de la responsabilidad fallada, sin que concurran los requisitos contemplados en aquella normativa.-
Agrega que, la actividad normal y específica es la que refiere al "desenvolvimiento habitual y permanente del establecimiento, o sea, la actividad estrechamente relacionada con la unidad técnica o de ejecución destinada al logro de los fines de la empresa. Es la referida al proceso normal de producción de bienes y servicios, debiendo descartarse en consecuencia, la actividad accidental, accesoria o concurrente", y es ésa la definición que tuvo en miras el legislador, excluyendo específicamente a las empresas accidentales o accesorias, interpretando que "la realización de dichas actividades por agentes, contratistas, transportistas, distribuidores, franquiciados, etc." no debía estar limitada a que la empresa que efectuara tal contratación fuera responsable de todo el personal en materia laboral, puesto que el art. 30 de la LCT -concluye- establece en cabeza del empresario la responsabilidad solidaria "para las deudas laborales de otro, cuando fracciona su propio proceso productivo y cede el establecimiento, contratando o subcontratando trabajos propios de él" supuesto que -dice- en este caso no se verifica; y, de seguirse ese criterio "estaríamos en presencia de una situación de absoluta inseguridad jurídica", porque cientos de establecimientos que contratan el transporte o la distribución de sus productos con terceros estarían expuestos a demandas laborales con fundamento en la supuesta solidaridad ante hechos a los que resultan ajenos.-
Concluye que, mal puede sostenerse en el fallo que "la instalación y desinstalación de antenas y decodificadores, que incluso llevan el logo de DIRECTV es una...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA