Sentencia Nº 20474 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2019

Fecha de Resolución:16 de Abril de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 16 días del mes de abril de 2019, se reúne en ACUERDO la SALA 1 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "LEDESMA, M.C. C/ CARRERAS, I.V.S./ Cobro de Créditos L.es" (Expte. Nº 20474/18 r.C.A.), venidos del Juzgado L. Nº 2 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 CPCC), la SALA, dijo:
I.- La sentencia en recurso.- Viene recurrida la sentencia definitiva dictada el 04.10.2017 -obrante a fs. 262/273- por el Dr. C.D.S. haciendo lugar a la demanda interpuesta por M.C.L. contra I.V. CARRERAS -mediante la cual reclamara la indemnización por despido, diferencias salariales y multas- condenándola a abonarle la suma de $ 478.843,16 (Pesos cuatrocientos setenta y ocho mil ochocientos cuarenta y tres, con dieciséis centavos) en virtud de los rubros receptados (indemnización sustitutiva de preaviso; antigüedad, integración mes de despido incluyendo SAC -arts. 245, 232, 233 de la LCT-, vacaciones incluyendo SAC, diferencias salariales, sanción arts. 1 y Ley 25.323, art. 80 de la LCT y art. 132 bis. de la LCT), aplicando intereses a Tasa Activa del Banco de La Pampa para operaciones comerciales a 30 días -desde que cada suma es debida y hasta su efectivo pago-.-
Ordena también a la accionada -sin perjuicio de la indemnización otorgada- a hacer entrega de la certificación del art. 80 de la LCT bajo apercibimiento de aplicar la sanción conminatoria prevista en el art. 45 de la Ley 25.323; fijando asimismo una multa a la demandada -ante su incomparecencia a las audiencias de conciliación fijadas- de $ 50.014,09; le impone las costas del proceso y regula honorarios -a los letrados y perito contadora-.-
II.- Los fundamentos.-
Para así decidir el Sr. juez a-quo principia por considerar que las partes acuerdan en la existencia -entre ellas- de un contrato de trabajo, que la actora se encontraba categorizada como "Auxiliar Especializado A" del CCT n° 130/75 y que dicha relación culminó con el despido dispuesto por la accionada a través de la comunicación de fecha 5.3.2015 (fs. 12 y 46); para luego señalar, las disidencias habidas.-
Así, refirió que aquellas no coinciden en (a) la fecha de ingreso -la actora postula el 18.7.2014 mientras que la accionada el 7.11.2014-; (b) la jornada laboral -la actora dice que trabajaba de lunes a jueves de 8.00 a 16.00 y sábados y domingos de 9.00 a 15.00; mientras que para la accionada lo hacía de 9.00 a 13.00 de lunes a jueves- y de acuerdo a ello, denuncia la deficiente registración ante los organismos públicos y la existencia de diferencias salariales; (c) los motivos del despido -la actora alega que no se le permitió el ingreso a prestar servicios el 1.3.2015 intimando que se aclare su situación laboral y la demandada invoca justa causa al haber incurrido en inasistencias los días 2 y 3 de marzo/2015- y las injurias injurias que no consienten la prosecución del vínculo-; y (d) los rubros y montos reclamados.-
Seguidamente ingresa en el análisis de tales extremos (considerando 2°) comienza por la fecha de inicio, asignándole razón a la versión actoral, considerando para ello que las declaraciones de los testigos de autos son "harto imprecisas", señalando algunos de ellos (cfme. rpta. a la 1°, de G. -fs. 150/151-y G. - fs. 152- ; V. -fs. 155/156, a la 3°- , A. -fs. 171/172 a la 7°) que comenzó a trabajar en una fecha incluso anterior a la denunciada por la actora y, la testigo ofrecida por la accionada -Sosa, fs. 177, a la 7°- expresó haberla visto "mas o menos en noviembre de 2015", cuando se encuentra acreditado que, a esa fecha, ya había sido despedida.-
Luego señala que "M.E. DE LA IGLESIA, testigo de la actora, declara que aquella comenzó a trabajar en julio de 2014" -fs. 153/154, rptas. 2, 3 y 4- en consonancia con lo denunciado por la actora y que, del acta labrada por el M.T.E.y S.S. (fs. 66/68), más allá del desconocimiento de la actora y que no se ha producido prueba supletoria para acreditar la autenticidad de los datos volcados en ella, lo cierto es que se encuentra suscripta por "V.A.O.; D.N.I. 11.699.960, en su carácter de esposo de la titular" (fs. 66) por lo que -dice el J. a-quo- entiendo que los datos allí insertos fueron proporcionados por el firmante, y al no contener firma o declaración jurada de la actora, no le es oponible.-
Agrega que sin perjuicio de ello, ese acta fue labrada el 7.11.2014 y la actora figura en la nómina como "Trabajadores no registrados" con fecha de ingreso 5.11.2014 cuando, de conformidad con la posición asumida por la demandada, habría ingresado a prestar servicios el 7.11.2014, siendo así registrada; lo que hace pensar -concluye- que aquella comenzó a prestar servicios con anterioridad a la fecha indicada por la demandada, ya que su parte el 7.11.2014 declaró ante el M.T.E.y.S.S. que no se encontraba registrada como empleada y que habría ingresado el día 5 de noviembre anterior, lo cual -señala- lógicamente la inscripción se hizo con posterioridad a aquél 7.11.2014; y a igual conclusión arriba -dice el J. a-quo- si analiza que la demandada alega a fs. 70vta. -último párrafo- que fue la propia actora la que habría declarado que ingresó a prestar servicios el 5.11.2014; y que, válido o no a estos efectos aquel acta, lo cierto y concreto es que, en el mejor de los casos, había ingresado a prestar servicios del día 5.11.2014 y fue registrada a partir del 7 .11.2014.-
Luego refiere que las reseñadas, son las únicas pruebas que existen en relación a la fecha en la que la actora ingresó a prestar servicios para la demandada, pero, sin embargo, habiéndole requerido a aquella el Libro Especial dispuesto por el art. 52 de la LCT, en reemplazo acompañó hojas móviles a partir del mes de noviembre de 2014, las que adolecen -dice- "de algunos requisitos especificados en la norma; tampoco hace referencia al convenio colectivo de trabajo en la que se encuadra a la actora" y, así las cosas -concluye- debió haber acompañado la demandada aquel libro "por un plazo que incluya la fecha de ingreso denunciado por la actora a los fines de aventar la presunción dispuesta por el art. 55 de la LCT" y, en consecuencia -expresa- no corresponde tener por cumplida la intimación cursada y hacer operativa la presunción contenida en aquella norma, a favor de las afirmaciones del trabajador respecto de las circunstancias que debían constar en aquél y estarse a la interpretación del art. 9 de la LCT teniendo como fecha de ingreso la denunciada, esto es, el 18.7.2014.-
A renglón seguido y en cuanto a la "jornada de trabajo", (considerando 3°) dice que "tengo para mí, que la misma era la denunciada por la actora. Ello así pues surge de la declaración testimonial de M.G. -fs. 150/151- respuestas a la 3° y 4°-, persona que cuidaba a la hija de la actora, que trabajaba de lunes a jueves de 8.00 a 16.00 hs. y sábados, domingos y feriados de 9.00 a 15.00hs." y que en igual sentido declara M.E. DE LA IGLESIA (que la actora ingresaba a las 8.00) porque la llevaba a su trabajo tres veces por semana, de paso, cuando iba al suyo (fs. 153/154, respuestas a las preguntas 7, 8,1, 2, 5 y repregunta 6°), mientras que VIDELA declara que la actora salía a trabajar a las 16.00 porque la pasaban a buscar con el marido de aquella cuando salían de su propio trabajo ( fs. 155/156, rptas. 3, 4 y 8).-
En base a ello, concluye que "no habiéndose producido prueba alguna que acredite la jornada laboral alegada por la demandada, toda vez que el testigo J.A. declara a fs. 171/172 que veía a la actora "normalmente de mañana" pero no recuerda si la veía también a la tarde" (rptas. 5 y 6) y, en ese mismo sentido declara SOSA (fs. 177) que cuando iba a la tarde "Yo no la he visto, llevaba dejaba el pedido y me recibía los pedidos otra chica...", lo que no implica que la actora no desempeñara tareas de tarde, sino únicamente que los testigos citados no la habían visto, o no recordaban haberlo visto.-
Expresa que esas declaraciones no fueron impugnadas por las partes y lo manifestado por la demandada al alegar (fs. 256, 4 y 5 párrafo) son manifestaciones que no demuestran que lo dicho por los testigos no...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA