Sentecia definitiva Nº 203 de Secretaría Penal STJ N2, 09-12-2015

Fecha de Resolución: 9 de Diciembre de 2015
Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 9 de diciembre de 2015.
Reunidos en Acuerdo los señores Jueces del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Río Negro, doctores R.A.A., L.L.P., E.J.M., M.C. y G.B. los dos últimos por subrogancia-, según surge del acta de audiencia obrante a fs. 2790/2791 vta., con la presencia del señor Secretario doctor W.A., para el tratamiento de los autos caratulados “LAGOS, M.F.H., J.E. y H., J.L. s/Homicidio s/Casación” (Expte.Nº 25679/11 STJ), elevados por la Cámara Segunda en lo Criminal de la IVª Circunscripción Judicial con asiento de funciones en Cipolletti, deliberaron sobre la temática del fallo a dictar, de lo que da fe el Actuario. Se transcriben a continuación los votos emitidos, en conformidad con el orden del sorteo previamente practicado, respecto de las siguientes:
C U E S T I O N E S
1ª ¿Son fundados los recursos?
2ª ¿Qué pronunciamiento corresponde?
V O T A C I Ó N
A la primera cuestión el señor Juez doctor R.A.A. dijo:
1. Antecedentes de la causa:
1.1. Mediante Sentencia Nº 71, del 23 de abril de 2012, este Superior Tribunal de Justicia resolvió -en lo pertinente- declarar inoficioso el recurso extraordinario federal interpuesto a fs. 90/112 en el Expte.Nº 25670/11 STJ por la señora Defensora de Menores e Incapaces doctora A.M. en representación de J.L.H.
De tal modo, confirmó la Sentencia Nº 38/11 de la Cámara Segunda en lo Criminal de Cipolletti que había declarado responsable al mencionado J.L.H. (menor punible) como coautor del delito de robo con resultado homicidio mediante el empleo de un arma de fuego (arts. 45, 165 y 41 bis C. y le había impuesto la pena de trece años y cuatro meses de prisión. Por ser útil para la comprensión del voto, agrego que también había condenado a J.E.H. a la pena de veinte años de prisión, como coautor penalmente responsable del delito de robo con resultado homicidio mediante el empleo de un arma de fuego, en concurso con portación de arma de guerra (arts. 45, 165, 41 bis y 189 bis séptimo párrafo C..
/// Contra lo decidido respecto del menor, la señora Defensora General interpuso recurso de queja ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que le hizo lugar mediante la resolución CSJ 326/2012 (48-L) RECURSO DE HECHO “L., M.F., H., J.E. y H., J.L. s/causa nro. 25670/11” (glosada en copia a fs. 2396). En tal oportunidad, la Corte estableció que “al caso resulta aplicable, en lo pertinente, lo decidido por el Tribunal en el expediente \'C.\' (Fallos 328:3399), a cuyos fundamentos y conclusiones corresponde remitirse en razón de la brevedad”.
1.2. Por su parte, en el Expte.Nº 25641/11 STJ “H., J. y H., J.L. s/Queja en \'L., M.F.; H., J.E. y H., J.L. (mp) s/Homicidio\'”, este Cuerpo denegó, mediante Sentencia Nº 81, del 9 de mayo de 2012, el recurso extraordinario federal deducido a fs. 164/176 de esos autos por la entonces Defensora Oficial doctora V.R. en representación de J.E.H. y de J.L.H., con lo que en definitiva confirmó la sentencia condenatoria reseñada arriba.
En oposición a lo resuelto se interpuso queja ante el máximo Tribunal de la Nación, que le hizo lugar mediante la sentencia CSJ 363/2012 (48-l) RECURSO DE HECHO “L., M.F. y otros s/homicidio causa nro. 25641” (glosada en copia a fs. 251), con fundamentación idéntica a la de la resolución de la queja anterior.
1.3. Por providencia obrante a fs. 2408, y en atención a los pronunciamientos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, la señora P. subrogante del Superior Tribunal -en lo que interesa- decidió que los recursos de casación deducidos por la señora Defensora de Menores y la señora Defensora Penal, en cuanto fueron habilitados por el más Alto Tribunal, reciban tratamiento en este expediente.
Asimismo, dispuso que el expediente quedara por diez días en la Oficina para su examen por parte de los interesados (arts. 435 y 436 C.P.P.).
Como resultado de la intervención que le fue dada, la señora Defensora General plantea que, en la medida de lo resuelto por la Corte Suprema -determinación de la pena impuesta al señor J.E.H. e imposición y determinación de la pena al joven J.L.H.-, la resolución en crisis debe ser dejada sin efecto conforme los fundamentos expuestos en los recursos, a los que remite y sostiene. Reseña el recurso deducido por la señora Defensora de Menores y la señora Defensora Penal, y agrega fundamentos respecto de ambos.
///2. 1.4. Abierta la audiencia prevista en los arts. 435 y 438 del código ritual, comparecen la señora Defensora General doctora M.R.C.L., el señor F. General subrogante doctor F.B.L., y los imputados J.E.H. y J.L.H.
Concedida la palabra a la señora Defensora General doctora M.R.C.L., esta comunica al Tribunal que, previo al inicio de este acto, se entrevistó con J.E.H. y J.L.H. y -en particular- puso en conocimiento de este último los alcances de los recursos en trámite y le informó acerca del alegato que brindará en audiencia, que también contemplará sus intereses y derechos. En razón de ello, prosigue la funcionaria, J.L.H. aceptó la continuidad de la audiencia, aun en ausencia de su letrado defensor. Luego, la señora P. subrogante advierte a los imputados que estén atentos a lo que van a oír y hace una breve reseña de lo que ocurrirá en la audiencia.
A continuación formula su alegato la señora Defensora General, quien desarrolla diversos agravios acerca de la falta de motivación de la pena impuesta a ambos internos, y respecto de J.L.H. desarrolla la temática pertinente del derecho penal juvenil, con su alcance convencional y constitucional. Acuerda con la doctrina legal del precedente “B. en tanto aporta racionalidad a la imposición de pena, pero no sobre el punto de anclaje en la mitad de la escala que, a su entender, debe ser el mínimo penal por el principio de ultima ratio, el principio de derecho penal mínimo y la mínima lesividad de la pena. También plantea que debe darse por compurgada la pena en relación con J.L.H., pues se la estableció conforme un régimen de adultos y la está cumpliendo en una cárcel también de adultos, por lo que la intensidad de la sanción sufrida permite tenerla por compurgada. Subsidiariamente, pide la aplicación del mínimo de la escala penal aplicable. Posteriormente puntualiza su crítica respecto de la pena impuesta a J.E.H..
Considera que es posible la casación positiva y solicita que se imponga la sanción que corresponda para ambos; en tal sentido, pide el mínimo de la escala para J.E.H., la aplicación de la totalidad del régimen penal juvenil para J.L.H., y sostiene que deben valorarse todas las circunstancias. Finalmente, vuelve a pedir que se compurgue la pena de J.L. y que se imponga el mínimo de la escala a J.E.H., y se remite a los escritos presentados oportunamente en la causa.
/// Seguidamente formula su alegato el señor F. General subrogante doctor F.B.L., quien aduce que la reducción prevista para la tentativa de delito integra la escala penal cuando el hecho es cometido por un menor, por considerar que debe aplicarse el mínimo reducido para la tentativa y el máximo propio de los adultos. Por ello, dice, hay dos situaciones diferentes, para el menor y para el mayor.
En cuanto al menor, estima que las sentencias del Superior Tribunal han establecido que es aplicable una pena a un menor de edad, pero con fundamentos que atiendan a la especificidad de dicha condición etaria; suma a ello que es necesario buscar un punto equidistante y analizar atenuantes y agravantes, de acuerdo con el precedente “B. y otros concordantes de este Cuerpo, que cita. Señala defectos de motivación en la sentencia respecto del mencionado J.L.H., no así en relación a J.E., y recuerda para este último que la decisión de nulidad es excepcional.
Por los argumentos dados, sostiene que debe hacerse lugar parcialmente a los recursos de la Defensa, solo respecto del menor, y devolver la causa al origen para que se aplique el derecho correcto, mientras que no debe admitirse la porción respecto de J.E.H., por cuanto el agravio carece de sustento.
Concluidas las intervenciones de las partes, la señora...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA