Sentencia Nº 20188/17 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2018

Fecha de Resolución:18 de Mayo de 2018
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 18 días del mes de mayo de 2018, se reúne en ACUERDO la SALA 2 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "AFIP - DGI c/Marcelo SONCINI, M.S., F.S. y F.S.S. S/ Incidente de Verificación Tardía (En Autos: S.M., M., F. y F.S. s/Concurso Preventivo Expte. Nº X 95112)" (Expte. Nº 20188/17 r.C.A.), venidos del Juzgado de Ejecución, Concursos y Quiebras Nº 1 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 CPCC), la SALA, dijo
I.- El juez a quo hace lugar mediante resolución de fs. 1291/vta. al inci- dente de verificación incoado y declara verificado el crédito de la AFIP - DGI por la suma total de $594.415,30 en concepto de impuesto al Valor Agregado, intereses y multas. Asimismo impone las costas por su orden en razón de la ausencia de contradictorio, que la verificación articulada resulta formal y sustan- cialmente procedente y que al momento de insinuarse tempestivamente la acreencia no se encontraba firme
Contra dicho decisorio interponen recurso de apelación los concursados (fs. 1292), obrando el memorial de agravios a fs. 1301/1302 y su responde por parte de la AFIP - DGI a fs. 1306/1312
II.- Agravia a los recurrentes la imposición de costas por su orden de- cidida en la instancia anterior, atento que la regla general es la imposición de costas al insinuante tardío y aducen que no se da en el caso la excepción para la imposición determinada. Señalan que si la acreencia no se encontraba firme a la fecha de realizarse las solicitudes de verificación tempestiva a la Sindi- catura, dicha circunstancia y demora es imputable a la negligencia del acreedor tardío. Señalan que la conducta omisiva del acreedor es la causa de su no concurrencia tempestiva, no pudiendo exonerarse con la simple reserva de un supuesto crédito eventual a determinarse ya que los créditos son de larga data y su determinación podría haberse realizado en tiempo y forma. Agregan que no existió demora alguna en sede administrativa ni oposición en esta instancia
III.- En reiteradas oportunidades esta Cámara ha puntualizado que el principio rector en la materia indica que el acreedor que verifica tardíamente su crédito es quien debe cargar las costas devengadas en el incidente, pero dicha regla no es absoluta puesto que admite excepciones en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA