Sentencia Nº 19941 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2018

Fecha de Resolución:14 de Agosto de 2018
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 14 días del mes de agosto de 2018, se reúne en ACUERDO la SALA 1 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "AMBROSIO, R.A.c., Norma E. S/ Ordinario" (Expte. Nº 19941/17 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial, L. y de Minería Nº 5 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 CPCC), la SALA, dijo:
I.- La sentencia en recurso: Viene apelada la sentencia de fecha 20.10.2016 -fs 280/288- mediante la cual la Sra. Magistrada de la instancia anterior hace lugar a la demanda de prescripción adquisitiva impetrada por el actor -Sr. R.A., A.- contra la accionada -Sra. N.E., A.- y declara adquirido el dominio por prescripción en favor del primero respecto del inmueble identificado con Partida de origen Nº 661.098 y Partida poseedor Nº 788.241, dispone anotar la litis respecto del citado inmueble, le impone las costas y regula honorarios profesionales y periciales.
Para así decidir, principia señalando que en el marco de estos autos el actor pretende que se declare que ha adquirido el dominio sobre el inmueble, por haberlo poseído de manera pública, ininterrumpida y a título de dueño por más tiempo que el que exige la ley -desde el 16.11.1990- y que conforme surge de los autos "C., E.M.s.E.. V-93.774 e informe de dominio, la titular registral del inmueble objeto de prescripción es la Sra. E.M.C., fallecida el 10.04.2012.
Luego -a renglón seguido- señala que a dicho fin, corresponde se acredi- ten los recaudos legalmente exigidos en este tipo de procesos; que el inmueble esté debidamente individualizado y descripto conforme el plano de mensura -art. 24 de la Ley N° 14.159-, la posesión continua, ininterrumpida, pacífica y pública con ánimo de dueño -art. 2351 del C.C.- y por el tiempo requerido por la ley -20 años conforme art. 4015 del CC.- dado que siendo la usucapión un medio excepcional de adquisición del dominio -art. 2606 del C.C.- se exige inevitable- mente -art. 2523 del C.C.- del soporte de prueba categórica, suficiente e indubitable de la posesión a título de dueño -art. 24 inc. c) Ley N° 14.159- tanto actual, anterior y especialmente al inicio de la posesión, dado que -agrega- la sola ocupación no autoriza que se haya efectuado con la intención de adquirir la propiedad.
Finalmente señala que, en este caso particular no basta con probar la posesión, sino la interversión del título, dado que no es lo mismo probar la posesión que se ejerce del inmueble que pertenece a extraños, que cuando el bien pertenece -por herencia- tanto a quien se dice exclusivo poseedor, como a un hermano, debiendo extremarse los recaudos al respecto; dado que -confor me art. 2353 del C.C.- el poseedor no puede pasar a ser tenedor mediante una mera decisión unilateral mental o manifestaciones verbales en tal sentido, sino que deben existir actos exteriores materiales o jurídicos que lleven a la conclusión que ha habido un cambio en la relación con la cosa.
Sobre tales lineamientos ingresa a ponderar la prueba reunida, señalan- do que el inmueble se encuentra debidamente delimitado -conforme plano de mensura de fs. 29- y en cuanto a la forma de adquisición del dominio, puntualiza que el actor acompañó recibo de pago -del 16.11.1990- en concepto de reserva por la compra del inmueble objeto de autos, cuya firma ha sido reconocida por el testigo E. -fs. 108/109- quien aparece suscribiendo ese documento, expresando que "En primera instancia reúne los requisitos, no soy perito, la firma sería la misma, sería el membrete, la inmobiliaria, correspondería" (resp. a la preg. 7).
Asimismo -a los fines de la valoración de la causa de adquisición del bien- agrega la Sra. juez que quedó demostrado -según fs. 147 y 180- que la madre de las partes tenía conocimiento de la actividad comercial del actor, como también -según fs. 128/200- que quien sería su esposa -Sra. A.S.S.-, solicitó la habilitación comercial del inmueble de Avenida Luro Nº 1480 con destino a venta en consignación de automotores, que luego -fs. 166-, fue extendida el 10.12.2008 a nombre del actor -fs. 176- -habiendo sido autorizado por la titular registral -fs. 180-.
En relación a los actos de compra del inmueble, la Juez a quo expuso que el actor no probó que tuviera o se hubiere procurado los recursos para ello -dado que los contratos de arrendamiento fueron desconocidos y no se instó prueba de reconocimiento-, aunque tuvo por demostrado que la causante -Sra. Casale gno- tenía conocimiento de la actividad comercial en el inmueble por parte de su hijo al prestar consentimiento, en dos oportunidades, ante la Municipalidad de Santa Rosa para la extensión de las habilitaciones comerciales, a los que adjetiva como actos de tolerancia en virtud de la relación madre-hijo.
Respecto a la prueba testimonial -quienes desconocieron quien era titular registral del inmueble-, ponderó que los testigos afirmaron que el actor explota el local comercial desde hace más de veinte años -Sres. M., F.L., B., D. y D.-, por lo que consideró acreditado que A. adquirió una propiedad en estado baldío; contrató y pagó por la realización de una construcción, conexiones de energía eléctrica y suministro de gas -efectuando un pormenorizado detalle de esas probanzas-, tomando como fecha de inicio de la posesión la del 27.03.1992, por lo que tuvo por reconocido y acreditados los extremos -que al inicio postulara- para tornar procedente a la acción de prescripción.
II.- La apelación.- Contra este decisorio apela la parte accionada -Sra. N.E.A.- en los términos que surgen de la expresión de agravios -fs. 300/308- los que fueron replicados por el actor -fs. 311/316- no habiéndose deducido replanteo de cuestiones de su parte -atento su calidad de vencedor- en el andarivel del art. 242 del CPCC.
III.- Los agravios.- De la lectura del texto recursivo -que en postulación procesal no efectúa un parcelamiento...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA