Sentencia Nº 19754/16 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2018

Fecha de Resolución:21 de Mayo de 2018
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 21 días del mes de mayo de 2018, se reúne en ACUERDO la SALA 1 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "TORO Claudia Patricia y otro C/ ALLIVELLATORE Claudio Emilio y otro S/ Ordinario" (Expte. Nº 19754/16 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería Nº 4 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 CPCC), la SALA, dijo

I.- La sentencia en recurso.-. Viene apelada la sentencia de primera instancia dictada con fecha 10 de agosto de 2016 [obrante a fs. 237/245 y puesta a consideración de esta Sala el 2.10.2017] mediante la cual se rechaza la demanda de daños y perjuicios intentada por los actores [Sres. Claudio Ricardo RACH y Claudia Patricia TORO] en representación de su hija Macarena Abigail RACH contra el accionado Claudio Emilio ALLIVELLATORE en virtud del siniestro vial acaecido el 16.07.2012, en la localidad de Eduardo Castex; imponiendo las costas del proceso a los accionantes vencidos y regulando honorarios profesionales y periciales

II.- Los fundamentos.- Para así decidir, la Sra. Magistrada principia su decisión indicando que no resulta controvertido que el día 16 de julio de 2012, a las 14.55 hs. aproximadamente, se produjo un accidente de tránsito en la inter- sección de las calles Sarmiento y Zeballos de la localidad de Eduardo Castex, en el cual resultaron involucrados una pick up marca Volskwagen Amarok, Dominio KZJ-426 conducida por Claudio Emilio ALLIVELLATORE que circulaba por la calle Zeballos de este a oeste y una motocicleta marca Corven 110 cc. sin dominio conducida por la Srta. Micaela Abigail RACH, que lo hacía por la calle Sarmiento de sur a norte; y que la controversia objeto de prueba atañe a la mecánica del accidente y a la procedencia de los daños reclamados.- - -

Luego reseña la versión de los hechos planteada por la parte actora, y según la cual el siniestro se produce en circunstancias que la hija de los accionantes -Macarena RACH- se conducía al mando de una motocicleta marca Corven -110 cilindradas- por calle Sarmiento -de sur a norte- y al llegar a la intersección con calle Zeballos se le atraviesa una camioneta Volskwagen Amarok, propiedad del accionado Allivellatore, quien circulaba por calle Zeba- llos -de este a oeste-, derivándose de ello lesiones gravísimas, siendo derivada al hospital Gobernador Centeno de General Pico, donde debió permanecer internada durante 21 días en el sector de terapia intensiva por presentar deterioro neurológico, hallándose en RNM de cerebro imagen laminar compatible con hematoma subdural perietocipital izquierdo. Los accionantes reprochan que el siniestro se produjo por el actuar imprudente, negligente y antirreglamentario del conductor del vehículo mayor, en razón de conducirse aquel a exceso de velocidad y sin el debido control de la unidad

Refiere que, por otra parte, el accionado señaló que fue impactado por la motocicleta sobre el lateral izquierdo de su camioneta, provocándole un hundimiento importante; que la joven no llevaba casco colocado, que el hecho se calificó como una colisión fronto lateral donde la motocicleta resultó un embestidor físico mecánico o agente activo y la pick up el agente pasivo, que circulaba a baja velocidad y acorde con la reglamentación vigente, que gozaba de prioridad de paso (art. 41 de la LNT) y que la conductora de la moto no se encontraba habilitada para conducir no teniendo edad para ello (art. 11 de la LNT), atribuyéndole exclusiva responsabilidad en la causación del hecho (art. 1113 -2ª parte- del C.C.); agregando que la causa instada en sede penal fue archivada, en razón que el Fiscal interviniente entendió que no existía reproche penal respecto de la conducta del accionado, pues contaba con la prioridad de paso, se desplazaba a una velocidad acorde con la reglamentación y fue em- bestido por la motocicleta a gran velocidad (conforme rastro de frenada de 12 mts.) y cuando él ya había traspuesto más de la mitad de la encrucijada

De acuerdo a las posturas de ambas partes y sustanciada en tales términos la cuestión, la Sra. Juez a-quo refiere que a raíz de los daños físicos padecidos por Macarena se instruyó una causa penal (Legajo 11342/12) que culminó con el archivo por entender el Sr. Fiscal que no le cabe reproche penal alguno al conductor del vehículo mayor, dado que las lesiones sufridas por Rach fueron producto de su propia imprudencia y negligencia; pero, no obs- tante, señala que el archivo de las actuaciones en aquella sede no impide resolver en sede civil acerca de la ilicitud del hecho o del acto jurídico del que se trate, abordando por ello el tratamiento de la cuestión debatida.- - -

En esa tesitura señaló que la colisión involucró a un rodado mayor y otro menor, que en todo accidente de tránsito en que intervienen automotores y un peatón, o ciclista o vehículo de menor potencia o de distinta envergadura física el factor de atribución es el "riesgo creado", debiendo juzgarse la respon- sabilidad del dueño y del guardián el vehículo de mayor porte conforme lo dispuesto por el art. 1113 del C.C. -segundo párrafo- y para eximirse de respon- sabilidad -total o parcialmente- el demandado tiene que probar la culpa del víc- tima o de la de un tercero por quien no debiera responder, o el caso fortuito ajeno a la cosa que fracture la relación causal

El accionado -conductor del vehículo mayor- ha invocado que el accidente ocurrió por culpa de la víctima, porque circulaba a elevada velocidad, no respe- tó la prioridad de paso dado que él circulaba por el lado derecho y llegó antes a la encrucijada; no llevaba casco protector y circulaba sin licencia de conducir porque no tenía edad para poseerla.

La Sra. Magistrada tiene por acreditadas dichas circunstancias conforme las pruebas reunidas, tales el acta de constatación e inspección ocular y el croquis demostrativo del lugar del hecho (del expediente penal que corre unido por cuerda) que dan cuenta de las buenas condiciones de uso de las arterias Sarmiento y Zeballos, que el suelo se encontraba seco y limpio, no existían baches ni imperfecciones que dificultaran el tránsito y las condiciones climáticas eran favorables, ni impedimentos que complicaran la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA