Sentencia Nº 19727/16 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2017

Fecha de Resolución:14 de Diciembre de 2017
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 14 días del mes de diciembre de 2017, se reúne en ACUERDO la SALA 1 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería para resolver los recursos de apelación interpuestos en los autos caratulados: "E. , M. L. C/ G. , A. B. y T. , P. D. S/ Impugnación de Paternidad" (Expte. Nº 19727/16 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia de la Familia y del Menor Nº 1 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 CPCC), la SALA, dijo:

I.- La sentencia en recurso.- Viene apelada la sentencia de primera instancia de fecha 22.09.2015 [fs. 194/196 vta.] que hace lugar a la demanda de impugnación de paternidad promovida por M. L. E. mediante la cual se declara que P. D. T. no es el padre biológico del niño A. J. T. G. y, paralelamente, recepta la acción de filiación extramatrimonial interpuesta, declarando que el actor -M. L. E. - ha acreditado el nexo biológico paterno respecto de aquél; y ordena librar oficio a la Dirección Provincial de Registro Civil a fin que tome razón de lo fallado, y proceda a la modificación del acta de nacimiento n° 699 folio 099 del 31.08.2001 e inscriba al niño A. J. como hijo de A. B. G. y de M. L. E. , que se nominará como A. J. E. G. Impone las costas a los accionados y regula honorarios.-

II.- Los fundamentos.- Para así decidir la magistrada anterior principia señalando que en autos se pretende elucidar la realidad biológica del niño A. J. E. G., nacido el día 5.8.2001, reclamada por el actor M. E. , quien invoca ser su padre biológico y cuya filiación inscripta corresponde a su madre A. G. y P. T. , en virtud del reconocimiento, ulterior- mente efectuado, respecto de aquél por el Sr. P. T. .

Esgrime la Sra. juez a-quo que, en razón de la vigencia del Código Civil y Comercial el día 1.8.2015 y de acuerdo a lo estatuido por el artículo 7° de dicho ordenamiento, corresponde la aplicación de la nueva legislación a las situaciones y relaciones jurídicas que no se encuentren agotadas, y la de autos, resulta la situación prevista por los artículos 570 y 571 -inc. 1°- y 578 del CCyC-; señala así que, la existencia de una filiación registral cuestionada conlleva a la simultaneidad de las acciones, la de impugnación de la filiación existente, para -después- determinar si la filiación alegada resulta coincidente con la biológica. Resulta esencial la pericial biológica practicada -en este caso- por ante el laboratorio PampaGen, que concluye en que los resultados obtenidos con compatibles con la existencia de un vínculo de paternidad del Sr. E. respecto de A. J., con una probabilidad de paternidad superior al 99,99% y un índice de paternidad de 2,5 x 104; dictamen que no ha sido observado por las partes.- -

A renglón seguido manifiesta que el estado familiar del niño nunca ha sido objeto del juicio; sí las defensas opuestas a modo de reconvención, las que, según señala, han sido resueltas en todas las instancias rechazándose el planteo de los co-demandados a partir de la recepción favorable de la inconstitucionalidad deducida, y que, sin perjuicio de ello, advierte que el planteo de los co-accionados se encuentra relacionado al modo en que se verificará el cuidado personal del niño a mérito de los antecedentes fácticos precedentes y no con el objeto de las presentes acciones [fs. 196].
-

Finalmente, evalúa la necesidad de formalización de los presentes a partir del reconocimiento ilegítimo que ha verificado el Sr. T. en relación al niño a pesar del expreso conocimiento de los co-demandados que no se correspondía con la realidad biológica, imponiéndoles las costas del proceso.-

III.- La apelación.- El decisorio resulta impugnado por los co-accionados -Sres. A. G. y P. T. - conforme los términos del memorial de agravios obrante a fs. 226/231, que no ha merecido contrapunto por el actor-recurrido -Sr. M. E. -, no obstante encontrarse notificado (fs. 233/233 vta.), pero sí ha sido respondido por el Sr. Asesor de Menores sustituto -Dr. Pablo Germán PECHIN- conforme surge de fs. 237/238 al remitirse el expediente en vista. -

IV.- Los agravios.- Conforme los términos en que ha sido propuesta la apelación, los recurrentes esgrimen, primeramente, la nulidad de la sentencia por defectos intrínsecos y del proceso, solicitando se modifique -previa escucha del niño que ha sido omitida- o, en su caso, se anule dictándose un nuevo pronunciamiento, enunciando a dicho fin los siguientes agravios: 1) incompatibilidad; 2) incumplimiento del deber de oír al niño; 3) objeto distinto-fallo incongruente; y, 4) error legal por parcializada aplicación de las normas del CCyC. -

Al fundamentar el pedimento de nulidad de la sentencia (acápite 3.1.2.) invocan como motivo viabilizante de ese reproche la incompatibilidad que atribuyen a la Sra. Juez [Dra. Brarda] para el dictado de la sentencia, en tanto dicha magistrada ha tenido intervención, de modo previo, en estos actuados como Asesora de Menores; y que -a criterio de los recurrentes- se advierte que ha incumplido las funciones que tenía a su cargo, dado que debió tomar la representación del niño, haciendo efectivo el derecho a ser oído y sin limitarse a expedirse respecto de la pretensión del actor en cuanto a la paternidad biológica, extremo éste que ya era conocido por aquél, según lo expresaran ambas partes.-

También señala que ese derecho, no obstante haber sido requerido durante el curso del proceso -que se escuchara a A. J.-, no se efectivizó, por lo tanto -dicen-, se ha incumplido con las disposiciones de la Convención de los Derechos del Niño, la Constitución Nacional, el CCyC, la Ley 26.061 y el CPCC; extremo que tampoco ha sido garantizado por los organismos de fiscalización del proceso (refiriéndose a la Sra. Fiscal Adjunta y al Asesor de Menores).-

Refieren además, que el fallo resulta incongruente por cuanto se aleja erróneamente del objeto de demanda cuando ordena nominar al niño como A. J. E. G., y manda efectuar la inscripción registral en tal sentido, puesto que no fue ése el contenido de la acción promovida por el actor, quien solo peticionó "la nulidad de la paternidad y reconocimiento de paternidad extramatrimonial" no habiendo sido un hecho controvertido la elucidación de la realidad biológica del niño, en tanto el vínculo no fue desconocido "por las partes y el niño [J.]" [fs. 228 vta.].-

Esgrimen, también, que el decisorio es incongruente y violatorio del derecho de defensa en juicio, dado que ha omitido expedirse respecto del planteo de reconvención, mediante el cual -su parte- introdujo dos cuestiones, por una parte la extemporaneidad (caducidad) de la pretensión del actor y, por otra, que el estado familiar del niño debía considerarse en los aspectos estático y dinámico de su identidad (art. 584 del CCyC), es decir, la consanguinidad paterna y la paternidad cotidiana, presente y sociológicamente determinante; en tanto ser progenitor no significa necesariamente ser padre. De allí que el contenido irresoluto de ese extremo es el principal agravio contra la sentencia.- -

Sostienen que, de considerarse que el único objeto del presente juicio fue la determinación de la consanguinidad paterno-filial habida entre E. - G. y T. , se ha incurrido en un dispendio jurisdiccional inútil, en tanto el vínculo biológico, no era una situación fáctica desconocida por las partes ni por el principal interesado.- La sentencia, señalan finalmente, no sólo omite expedirse respecto de un concreto planteo, sino que, además, se expide sobre cuestiones no introducidas, tales como la orden de inscripción del niño con el apellido E. -G. , cuando no fue así peticionado.-

Luego reprochan, no obstante coincidir con la aplicación en estos autos de las disposiciones del CCyC, que la magistrada lo ha hecho de modo parcializado, que el código como tal resulta un todo uniforme y concomitante que debe aplicarse con equivalente criterio en sus disposiciones; y en el caso, no sólo se ha violado la ley, sino que se ha hecho una falsa aplicación de la misma; dado que en el fallo se citan sólo los artículos 7, 570 y 571 -inc.1°- pero no se considera lo estatuido por los artículos 1, 2, 9, 10, 584, 593 y ccss. del CCyC; existiendo entonces un "error en la selección de la norma que da el sentido del caso...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA