Sentencia Nº 19710/16 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2018

Fecha de Resolución:25 de Abril de 2018
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 25 días del mes de abril de 2018, se reúne en ACUERDO la SALA 2 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratula- dos: "BASILISEN Miguel Mariano c/SOLAR SRL y Otro s/L." (Expte. Nº 19710/16 r.C.A.), venidos del Juzgado L. Nº 2 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 CPCC), la SALA, dijo
I.- Mediante la sentencia de fs. 302/305, el magistrado de grado rechazó la demanda promovida por el Sr. M.M.B. contra SOLAR S.R.L., le impuso las costas y reguló los honorarios a los profesionales del derecho y perito intervinientes en autos


Para así decidir consideró que, ante un despido verbal, negado y recha- zado por la demandada, el actor omitió la comunicación fehaciente por la cual, ante esa negativa de la demandada, se consideraba injuriado y despedido sin justa causa. Que tampoco el actor pudo acreditar que el despido verbal preten- dido haya existido
Concluye que el actor jamás se consideró despedido, y no existe la ruptu ra automática del contrato de trabajo, siendo imprescindible la expresión de voluntad concreta de alguna de las partes de disolverlo. Aclara que no se expidió sobre el tipo de vínculo laboral que unía a las partes porque -no habiendo logrado acreditar el actor la existencia del despido verbal ni el haberse colocado en situación de despido indirecto- deviene en abstracto
Este decisorio fue apelado por el actor, quien expresó sus agravios a fs. 316/320, los que fueron contestados por la demandada a fs. 323/327


II.- El actor se agravia porque el sentenciante de primera instancia: a) determinó la fecha del cese de la relación laboral, pero lo hace incorrectamente al resolver que el actor no logró acreditar la existencia de despido verbal, ni se colocó en legal situación de despido; b) no se expidió sobre la improcedencia del contrato suscripto por el trabajador; y c) rechazó los rubros reclamados en la demanda
En sustento de su primer agravio -incorrecta determinación de la fecha del cese de la relación laboral- argumenta que el juez no advirtió que la relación laboral culmina con la ratificación que efectúa el empleador mediante carta documento de fs. 6, en la cual le comunicó que el contrato de trabajo a plazo fijo suscripto por ambos finalizará el 31.12.2012 por lo que quedará extinguido en esa fecha acordada. En definitiva, dice que la propia empleadora en su misiva establece como fecha de cese de la relación laboral el día 31.12.2012, siendo ésa pues la fecha de cese que debe considerarse.
Funda su segundo agravio -no haberse expedido sobre la improcedencia del contrato suscripto por el trabajador- diciendo que el día 01.04.2012 ingresó a trabajar para la accionada firmando para ello un contrato a plazo fijo que finalizó el día 01.07.2012, y luego firmó un segundo contrato con fecha de inicio el 01.07.2012 y fecha de cese el día 31.12.2012. Que dicho contrato no se firmó ante la autoridad competente, ni la empresa preavisó a su mandante sobre la finalización del contrato, conforme establece el art. 94 de la LCT. Por otra parte, la improcedencia de dichos contratos surge de la firma sucesiva de dos contratos a plazo fijo, cuando las tareas a realizar no justifican la suscripción de los mismos.
Manifiesta que durante la vigencia de la relación laboral, entendió que iba a continuar trabajando para la empleadora. Si hubiese conocido la fecha de cese de la relación laboral no hubiese intimado a que se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA