Sentencia Nº 19663/16 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2018

Fecha de Resolución: 1 de Enero de 2018
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los días del mes de febrero de 2018, se reúne en ACUERDO la SALA 2 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver los recursos de apelación interpuestos en los autos caratulados: "RIESCO, W.A.c., J. y otro s/LABORAL" (Expte. Nº 19.663/16 r.C.A), venidos del Juzgado de Primera Instancia Nº CINCO de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 C.Pr.), la SALA, dijo
I.- Mediante la sentencia de fs. 236/244 el Sr. juez a quo, luego de re- chazar la inconstitucionalidad planteada por el demandado con relación al art.5 del Decreto nº 2725/91, hizo parcialmente lugar a la demanda entablada en autos condenando al accionado a pagar al actor la suma que resulte de la liquidación que se ordena practicar, con respecto a los rubros admitidos en el pronunciamiento, a saber: haberes adeudados, sumas no remunerativas, Fondo de Desempleo, SAC proporcional y sobre vacaciones, vacaciones no gozadas, asignación por ropa de trabajo, indemnizaciones de los arts. 80 LCT, 18 y 19 ley 22250, 8 y 15 LNE y asignaciones familiares. Las costas del juicio fueron impuestas al demandado, regulándose los honorarios de los profesionales intervinientes
El mencionado fallo ha sido apelado por ambas partes. El accionante expresó sus agravios en el memorial de fs. 258/261, que fue respondido por el demandado a fs. 264/265. Este último por su parte expresó los suyos a fs. 270/275, siendo respondidos por el accionante a fs. 289/293
II.- RECURSO DEL DEMANDADO: a) En su primer agravio se queja el apelante por las fechas de ingreso y egreso del actor a órdenes del demandado que el sentenciante consideró acreditadas (10/04/2011 y 13/12/2011). Señala que en su absolución de posiciones el demandado no reconoció tales extremos, pues el actor trabajó sólo en parte en las dos obras realizadas entre abril y septiembre de 2011; que la testigo C. afirmó que ello ocurrió desde marzo a octubre o noviembre del 2011, mientras el testigo G. no fue contundente al momento de declarar sobre el período laborado por el accionante, refiriendo solamente a los meses de abril y mayo de dicho año. Expresa también que del telegrama de fs. 7 surge que el actor no trabajó más desde el 24 y 25 de octubre de 2011. Solicita entonces que se modifique la sentencia en dicho aspecto teniéndose la fecha de ingreso como ocurrida en el mes de mayo de 2011 hasta octubre de tal año, debiendo por ello modificarse los rubros que fueron admitidos en el fallo
Sin perjuicio de las razones dadas por el Sr. juez a quo en el fallo, cabe también apuntar que probada que ha sido por el sentenciante la existencia de relación laboral entre las partes (cuestión no impugnada por el recurrente y que por lo tanto se encuentra firme), el accionado no presentó al juicio la documentación laboral cuya exhibición se lo intimó a fs. 18 (referida en la demanda a fs. 15 vta. Punto 2), conforme lo dispuesto por los arts. 34 y 23 de la NJF 986, bajo apercibimiento de lo establecido por el art. 55 de la LCT, a pesar de encontrarse debidamente notificado de ello a fs. 24/vta. Tal falta de exhibición -no obstante el requerimiento judicial al respecto-, hace aplicable al caso concreto la presunción legal del art. 55 de la LCT, en cuanto a que en tal situación cabe presumir la verdad de las afirmaciones del actor con relación a las circunstancias que debían constar en el libro del art. 52 de la LCT, presunción iuris tantum que no ha sido desvirtuada en autos por prueba en contrario
Por lo tanto, el agravio no puede prosperar, correspondiendo confirmar la sentencia apelada en el aspecto considerado
b) En segundo lugar se agravia el recurrente porque el juzgador admitió los rubros: haberes adeudados, sumas no remunerativas debidas y SAC proporcional primer semestre de 2011. Afirma que tal admisión resulta contradictoria con lo resuelto en la sentencia al rechazar el concepto "diferencias salariales" y que resulta inverosímil que el actor hubiera permanecido trabajando para el demandado sin percibir aquellos rubros, que además no fueron indicados en la documental de fs. 5, 7 y 8 los meses por los que se adeudarían salarios, como tampoco se mencionó allí las sumas no remunerativas supuestamente adeudadas.
Tampoco puede progresar este agravio. No ha acompañado el recurren- te recibo alguno que acredite el pago de los conceptos admitidos por el preopinante (art. 138 LCT), no pudiendo entonces inferirse, -por las razones que expresa el quejoso-, que tales conceptos fueran efectivamente abonados al actor como se pretende.
c) En su tercer agravio cuestiona el impugnante que a los fines del pago del Fondo de Desempleo se admitieran las sumas no remunerativas que el actor incluyó en tal rubro. Indica que ello resulta improcedente en razón de lo dispuesto por el art. 15 de la ley 22250. Pide por lo tanto que del respectivo cálculo se excluyan dichas sumas no remunerativas.
No resulta admisible el cuestionamiento. El preopinante no resolvió incluir en el pago del Fondo de Desempleo las sumas no remunerativas en cuestión, como afirma el impugnante. Consecuentemente, mal puede quejarse el mismo por una cuestión que al no haber sido decidida en el fallo no le causa -entonces- ningún agravio.
d) En cuarto lugar cuestiona la asignación por vestimenta prevista en el art. 29 del CCT nº 76/75 admitida por el sentenciante. Manifiesta que no es dicha norma la que regula el tema, sino el art. 35 del convenio aludido, disposición esta última que dispone que tal asignación corresponde a los trabajadores que tengan más de seis (6) meses de antigüedad, resultando -en su caso-, en el equivalente a dos (2) jornadas básicas y no cuatro (4) como reclama el actor.
Demostrado que ha sido que la vinculación entre las partes se produjo entre abril y diciembre de 2011, debe descartarse que el actor no tuviera la antigüedad mínima exigida por el art. 35 del CCT 76/75 para el cobro de esta asignación. Sin embargo, conforme lo establece esa misma norma convencional el monto de dicha asignación sólo es equivalente a dos (2) jornadas básicas y no a cuatro (4)...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA