Sentencia Nº 19581/16 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2017

Fecha de Resolución: 1 de Enero de 2017
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los días del mes de diciembre de 2017, se reúne en ACUERDO la SALA 1 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratu- lados: "M.A.O. y Otro C/ LAPACO Augusto y Otros S/ Daños y Perjuicios" (Expte. Nº 19581/16 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial, L. y de Minería Nº 2 de la Ira. Circuns- cripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 CPCC), la SALA, dijo
I.- La sentencia en recurso.- Viene apelada la sentencia de fecha 19 de febrero de 2016 [fs. 711/722] que rechaza la demanda de daños y perjuicios intentada por los actores S.. A.O.M. y C.A. contra los accionados S.. A.L.; D.J.C.; Estación de Servi- cios Don Antonio CTL y C.L.F., derivados del siniestro vial acontecido el día 8 de diciembre de 2008; les impone a aquellos las costas del proceso, regulando honorarios profesionales y periciales; haciendo extensivo lo resuelto a las aseguradoras citadas
II.- Los fundamentos.- Para así decidir, la Sra. juez a quo delimitó pri- meramente la cuestión a decidir, y en base a ello, de acuerdo a los términos en que quedó trabada la litis, señaló que no resulta controvertido que el día 8.12.2008, entre las 20.50 y 21.15, a la altura del km. 308/309 de la Ruta Na- cional N° 35, se produjo una colisión que produjo un choque en cadena; que en esa ocasión las condiciones climáticas eran de tormenta de viento y de arena, dando origen a las actuaciones penales ["L.A. y Otro s/Lesiones en accidente de tránsito"] del JIC N° 4 -expte. N° 1158/08-; y que la disidencia de las partes se presenta en cuanto a: 1) la mecánica del accidente; 2) la responsabilidad que se imputa a los demandados; 3) los eventuales daños y lesiones sufridos por los actores y la obligación de responder; 4) la procedencia y extensión de los rubros y montos reclamados [fs. 716 vta./717]
Deja constancia, que respecto de las actuaciones penales referenciadas, en virtud que se ha decretado la nulidad de las actuaciones en el legajo penal antes referenciado, a excepción de las piezas procesales irreproducibles (arts. 145, 147 y ccss, del CPP) ordenándose su archivo; esa prueba instrumental no será merituada
Luego ingresa al tratamiento de la mecánica del accidente, señalando que los protagonistas de ese siniestro resultan coincidentes que en razón de la tormenta de viento y de arena; extremo éste no controvertido, la visibilidad era casi nula, surgiendo ello de los escritos de demanda y contestación, como la declaración de partes de los actores A. (fs. 385/386 preg. 2 y 4) y M. (fs. 383/384 preg. 2 y 4), fijando entonces los hechos motivadores del siniestro, de acuerdo a lo siguiente: "en el día y hora señalados, a la altura del km 308/309 de la ruta nacional n° 35, J.D.C. al mando de una camioneta F.R., Dominio HGB de su propiedad, circulaba en dirección CN, tirando de un carro de madera hechura casera de propiedad de C.L.F. (el que transportaba manga de madera) cuando al levantarse la tormenta de tierra y polvo fue colisionado en la parte trasera izquierda del carro por la parte frontal del automotor marca Chevrolet Vectra, Dominio CYX 261, de propiedad de "Estación de Servicio Don Antonio Cooperativa de Trabajadores Limitada" que en dicha ocasión era conducido por el Sr. A.L.. L. descendió del vehículo, que quedó en la cinta asfáltica, y a continuación fue chocado por A.O.M., quien conducía un automotor VW Polo, Dominio AXG e iba acompañado por C.A.. El vehículo de propiedad de M. colisionó su parte frontal derecha contra el vehículo Chevrolet Vectra, quedando ubicado en la banquina oeste de la ruta. Por último, cabe señalar que con posterioridad un camión marca Scania, Dominio CHA-268 con semiremolque, Dominio GMG- 681, chocó al Chevrolet Vectra que aún permanecía, a raíz de los sucesivos impactos, en la ruta" [fs. 717 vta./718]
Ante esa plataforma fáctica la Sra. juez a-quo, y citando previamente lo estatuido por los arts. 39 inc. b) y 50 de la Ley Nacional de Tránsito Nº 24.449) y algunos extractos jurisprudenciales, afirma que de ello surge claramente que "los conductores de los vehículos involucrados en el siniestro, ante la incle- mencia climática de una tormenta de viento, no han sabido y/o no han tomado las mínimas y debidas precauciones para circular por una ruta con el impedi- mento que se les ha presentado". [fs. 719]
Desglosa seguidamente el accionar de los involucrados; determinando respecto de C. que no existe prueba en autos de que éste, a raíz de las inclemencias climáticas, hubiera estado detenido en la ruta; de allí que tiene por cierto que se encontraba transitando cuando fue colisionado en el carro que transportaba la manga de madera por el vehículo conducido por L.. Por su parte, señala que éste último, evidentemente venía a una velocidad excesiva para la situación climática que en ese momento se había desatado -tormenta de viento que impedía la visibilidad- de allí que, al advertir la presencia de la camioneta F.R. atinó a frenar, pero no pudo evitar la colisión. Y a su vez, el chevrolet Vectra [conducido por L.] fue colisionado por el automtor Volkwagen Polo conducido por el actor M., quien tampoco pudo tener el dominio de su móvil ante la presencia del chevrolet accidentado que había quedado en el medio de la ruta, luego de la primera colisión, dado que, no obstante la maniobra de frenado, y de haber direccionado de su vehículo hacia la izquierda, no fue suficiente para evitar la colisión dado la velocidad en que se conducía (aprox. entre 70 y 80 km.) según declaración de parte de A. (fs. 385/396 preg. 3) y de M. (fs. 383/384 preg. 3) [fs. 719].
En tal andamiaje, concluye que "todos los conductores tendrían que ha- ber adoptado las medidas y recaudos necesarios para poder circular en tales complejas condiciones, es decir, reducir la velocidad a la que se conducían y/o en su caso estacionar en la banquina pero lejos de la calzada a fin de evitar constituirse en obstáculos para el desarrollo normal del tránsito" y ello no ocu- rrió por cuanto "...el actor cuando advirtió la presencia del automotor Chevrolet Vectra en la ruta, a pesar que intentó esquivarlo, no alcanzó a frenar y el siniestro se produjo. Ello da cuenta la velocidad en la que se conducía, aunado a la visibilidad escasa, era elevada para sortear con éxito la contingencia presentada", de allí que, conforme las previsiones del artículo 1113 del C.C. -segundo párrafo in fine- determina que el actor M. "resulta responsable de la colisión al automotor Chevrolet Vectra, Dominio DYX261 conducido por A.L. y de propiedad de Estación de Servicios Don Antonio C.T.L." no existiendo de esta manera nexo causal alguno con la cadena de deman- dados que provocara la existencia de concurrencia alguna en la producción del siniestro de fecha 8.12.08 [fs. 720 vta.].
Rechaza entonces el reclamo de daños y perjuicios intentado por los ac- tores M. y A., imponiéndole las costas; y determinando que resulta inoficioso dar tratamiento a los demás temas propuestos en la audiencia preliminar, estimando el monto del proceso, a los fines regulatorios, en la suma de $ 132.181 al momento de la sentencia, fijando los honorarios profesionales; y haciendo extensivo a las asegudoras citadas ["Federación Patronal Seguros S.A."; "Mafre Argentina Seguros S.A." y "Sancor Cooperativa Limitada"] en los términos del art. 88 del CPCC y 118 de la Ley de Seguros N° 17.418.
III.- La apelación.- El decisorio resulta recurrido únicamente por la parte actora [S.. A.M. y los sucesores universales de la Sra. C.A., fallecimiento que se acreditó a fs. 652/652 vta.] en los términos del memorial obrante a fs. 763/783, que ha sido replicado por los co-demandados y asegura- das intervinientes en los términos que surgen de los respectivos escritos obrantes a fs. 807/808 [Mapfre Seguros S.A.]; fs. 815/819 [A.L.; Estación de Servicios Don Antonio CTL y Federación Patronal Seguros S.A.], a fs. 819/820 [D.C. y C.L.F. y a fs. 822/826 [Sancor Cooperativa de Seguros Limitada].
IV.- De los agravios.- La parte actora nomina, conforme se extrae del escrito postulatorio, cuatro agravios: 1) La errónea determinación del "a quo" de no tener como instrumental y no merituar el Legajo N° 1158/2008; 2) La erró- nea fijación de los hechos de parte del Sr. J. de grado, a partir de la cual considera responsable al Sr. A.M. de la colisión con el automotor del Sr. A.L.; 3) La equivocada aplicación de la eximente contenida en el segundo párrafo in fine del artículo 1113 del Código Civil, y por ende, la equivocada atribución de responsabilidad efectuada por el "a quo" y 4) La imposición de costas y la regulación de honorarios efectuada.
IV- 1) Primer agravio.- De acuerdo al desarrollo de las quejas esgrimi- das, en lo atinente al primer agravio [la exclusión del Legajo Penal como prueba de autos y la falta de valoración de esa instrumental] postula que lo decidido por la Sra. J. al desechar esa prueba "in totum", a raíz de la nulidad resuelta en el referido expediente, agrava en forma arbitraria el alcance a la nulidad allí decretada; dado que el J. de Instrucción no invalidó toda la prueba, en tanto ello surge de la resolución decretada a fs. 124 de esas actuaciones, donde ex- presó "Declarar la NULIDAD de las presentes actuaciones con salvedad de las piezas procesales irreproducibles (art. 145, 147 y concordantes del C.P.C.)"; de allí que esa nulidad no tiene un alcance irrestricto, teniendo como límite, en principio, esas piezas irrepetibles.
De allí que la falta de tratamiento de esa prueba instrumental por las ra- zones esgrimidas por la Sra. J. a-quo deriva en la conculcación de los dere- chos de su parte; máxime que todos los intervinientes en este proceso han requerido y ofrecido como prueba las actuaciones labradas en sede penal, y de una u otra manera, en mayor o menor medida, han utilizado el Legajo N° 1158/2008; concluyendo que la
...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA