Sentencia Nº 19444/16 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2016

Fecha de Resolución:22 de Septiembre de 2016
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 22 días del mes de septiembre de 2016, se reúne en ACUERDO la SALA 3 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "VERNON S.A. c/ MANAZZI, J.A. y Otros s/Sumarísimo" (Expte. Nº 19444/16 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia N° 1 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 C.Pr.), la SALA, dijo:-

  1. - Sentencia apelada: Mediante la sentencia de fs. 230/236 la magistrada de la instancia anterior rechazó la acción interdictal incoada por V.S. contra el Sr. J.A.M. respecto del automotor Dominio GJM818, impuso las costas y difirió la regulación de honorarios. -

Para así resolver (y luego de referirse al objeto de los interdictos y a los requisitos de procedencia del de recobrar), sostuvo que se encontraba acreditado que el 24.08.2010 V.S. adquirió de Maquinaria B. S.R.L. el vehículo en cuestión, obteniendo allí la posesión, y que luego la parte actora reconoció que se desprendió material y voluntariamente del rodado al enviarlo a G.S., teniendo por cierto que tal envío fue a fines de agosto o principio de septiembre de 2010.

Consideró que si bien la contratación de un seguro sobre la camioneta demuestra el animus domini de V.S., no así la posesión del corpus, y que si bien V.S. alegó haber entregado la camioneta a G.S. en virtud de integrar ambas personas jurídicas, junto con G.S., el Grupo Automotor Resasco, y los testigos dieron a entender su existencia, no se produjo prueba idónea a tal fin.

Que siendo que V.S. entregó voluntariamente la camioneta F.R. a G.S., no puede tener por cierto el ejercicio de la posesión o tenencia de la cosa actual o que la actora hubiera sido desapoderada de ella contra su voluntad, y obviamente, menos aún se ha acreditado que hubiera sido el Sr. M. quien despojara a V.S. de la camioneta con violencia o clandestinidad. -

Concluye diciendo la a quo que la actora no mencionó ni menos probó los actos constitutivos del despojo, su fecha, ni que el demandado fuera su autor, o cómplice o sucesor de mala fe, limitándose a alegar que el rodado esta ba en poder del Sr. M. y que por tal razón era el despojante clandestino. Este decisorio es apelado por la actora V.S., quien expresa sus agravios a fs. 247/253, los que son resistidos por el demandado Sr. M. a fs. 256/261, quien además, en su calidad de vencedor, replantea como cuestión la falta de tratamiento por parte de la sentenciante de la caducidad de la acción que opusiera como defensa al contestar demanda.

II.- Recurso de la actora V.S.: En primer lugar, la apelante se agravia diciendo que la sentenciante, erróneamente consideró que ella no detentaba la posesión o tenencia material del vehículo objeto del presente interdicto, porque voluntariamente se desprendió de la posesión al entregarlo a G.S. para su tenencia y guarda; cuando con las testimoniales de fs. 96, 99 y 176 se acreditó que a fines de febrero y principios de marzo de 2011, el Grupo Resasco -al cual dice pertenecer- efectuó una reestructuración administrativa y organizativa en Santa Rosa, determinando que los vehículos pick up usados de todas las firmas se remitan a G.S. para su exhibición, por lo que ello no implicó que haya perdido la posesión, toda vez conforme el art. 1909 del CCyC, la misma puede ejercerse por sí o por medio de otra persona. Afirma que V.S. ejerce el poder real de hecho, y que G.S. es un simple tenedor de la cosa que reconoce en otro la propiedad. Además, agrega que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA