Sentencia Nº 19303/15 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2017

Fecha de Resolución:24 de Octubre de 2017
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 24 días del mes de octubre de 2017, se reúne en ACUERDO la SALA 2 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "LEHR, C.S.c., C.J. s/ Ordinario" (Expte. Nº 19303/15 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial, L. y de Minería Nº 5 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 C.Pr.), la SALA, dijo


I.- Mediante la sentencia de fs. 643/653vta. la Sra. juez a quo hizo lugar a la demanda interpuesta por C.S.L. contra C.J.B., disponiendo la disolución de la sociedad de hecho constituida por las partes para la explotación de la empresa de transporte de mercaderías y/o cargas, y la adjudicación de los bienes incorporados a ella en partes iguales, salvo acuerdo expreso de partes, disponiendo para el supuesto que las mismas no acuerden respecto a la liquidación ordenada, o en el caso de la eventual continuación de la explotación a cargo de uno de ellos, deberá designarse dentro de los 30 días de quedar firme el pronunciamiento un liquidador de oficio si ambos no lo hicieren de común acuerdo. Rechaza la acción de simulación deducida por el demandado, le impone las costas y difiere la regulación de los honorarios de los profesionales intervinientes, de acuerdo a lo dispuesto por los arts. 23 y 32 de la LA
Para así resolver, la preopinante tuvo en cuenta que entre las partes existió una sociedad de hecho, ya que el patrimonio cuya titularidad detenta el demandado ha sido obtenido con la colaboración de su concubina en base al trabajo común de ambos. Si bien no existe un contrato social constitutivo por escrito, su existencia surge probada de la documental aportada: comprobantes que acreditan pagos, depósitos y extracciones bancarias, cesiones de cheques, compras varias, por el uso de servicios, etc., que por haber sido incorporados por la misma importan su cancelación (fs. 2/158); de los dichos de los testigos: Frencia, quien recibió directivas respecto de la construcción de la casa de parte de ambos, recibiendo instrucciones de la actora actuando como dueña (fs .429/431 respuestas rep. 1, 6 y 7); A. (fs. 459/461); F. (fs. 478/479); H. (fs.516/517); G. (fs.520/521); S. (fs.524/525), al referir que ambos conformaban una sociedad comercial desde 1999 o 2000 al igual que el inicio de la relación sentimental, la que duró hasta el año 2012, viendo a la actora manejar el camión, haciendo trámites administrativos, bancarios, habiendo adquirido los bienes en el período 1999-2012. A fs. 511 surge que la actora era cotitular de una cuenta corriente en el Banco de La Pampa, que fue abierta el 4 de junio de 2001, lo que importa que la Sra. L. trabajó a la par del demandado teniendo una activa participación en la empresa de transporte, lo que evidencia que ambas partes aportaban su trabajo en pos de un emprendimiento común
Tiene por acreditado con el informe de la Dirección General de Catastro de fs. 585/586 que el demandado -quien a fs. 330 reconoció el inicio de las actividades de transporte de mercaderías y/o cargas en 1999- no poseía bienes inmuebles registrados a su nombre hasta el 20/04/05 y recién en el año 2001 adquirió el primer automotor (fs. 330vta.). Del informe emitido por AFIP-DGI de fs. 578 surge que el demandado se inscribió en abril de 2001 en la actividad económica de servicios de transporte de mercaderías a granel y de cargas
Señala que el demandado no ha probado que el inmueble que habita le hubiera sido cedido gratuitamente por su padre, ni que el mismo le hubiera efectuado el préstamo de dinero necesario para adquirir los camiones y acoplados, ni menos aún que hubiera tenido una empresa de transporte con su progenitor. De ello se colige que todos los bienes adquiridos por ellos, lo fueron con el fruto del esfuerzo y trabajo conjunto tanto en la conducción de los camiones como en la administración de la empresa, que se afectó a la producción de utilidades constituyendo una sociedad de hecho (affectio societatis), que hoy es manejada con exclusividad por el demandado, desplazando a la actora en su rol de socia. Ante el desequilibrio manifiesto de la situación que tenía la accionante durante la convivencia y la que detenta actualmente (según lo manifestado por los testigos A., G. y S. respuestas rep. 5), le asiste a la misma el derecho a una compensación económica surgida de la existencia de una sociedad de hecho y restablecer el equilibrio económico que perdió con la ruptura de la relación concubinaria, ya que ello importa un enriquecimiento del demandado en detrimento de la accionante, quien continúa llevando adelante el emprendimiento comercial y usufructúa la totalidad de los bienes integrantes de dicha sociedad
Por dicha razón procede al rechazo de la acción de simulación planteada por el demandado, quien ha reconocido la intención ilegal de defraudar al Fisco, sin aportar prueba que desvirtúe el contenido del instrumento público, que resulta la escritura de compraventa, la que tampoco ha sido redargüida de falsedad
Dado que una de las partes ha pedido la disolución de la sociedad de hecho que constituyeron, corresponde acoger la demanda, ordenando su partición en los términos del art. 22 de la LSC y del art. 1769 del CC, otorgándoles a las partes la posibilidad de arribar a un acuerdo al respecto (art. 1778 del CC), previa designación de un liquidador en forma conjunta y en defecto de acuerdo, se designará en audiencia a tal fin, quien actuará conforme lo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA