Sentencia Nº 19042/15 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2017

Fecha de Resolución: 6 de Septiembre de 2017
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 6 días del mes de septiembre de 2017, se reúne en ACUERDO la SALA 2 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "LARIN, Analia c/DORNEDDEN, Otilia Isabel s/Acción de Nuli- dad" (Expte. Nº 19042/15 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería Nº 2 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 CPCC), la SALA, dijo

I.- Mediante la sentencia de fs. 469/476 la Srta. juez a quo rechazó la de- manda de nulidad interpuesta por Analía Larín, contra Otilia Isabel Dornedden, con relación a la escritura pública nº 200, de fecha 22/05/07 extendida por el padre de la actora (Eduardo Jorge Larín), por la que constituyó a favor de la accionada derecho real de usufructo a título gratuito, respecto del inmueble identificado como Parcela 28, Sub Parcela 1, de la Manzana 12 de esta ciudad, Partida Nº 721.913, que en copia obra agregada a fs. 10/11vta. Las costas fueron impuestas a la accionante, y se difirió la regulación de los honorarios de los profesionales intervinientes, hasta tanto se estime el valor de dicho bien
Dicho pronunciamiento ha sido apelado por la actora, expresando agra- vios a fs. 498/519, los que fueron contestados por la demandada a fs. 522/526

II.- Se agravia la apelante por el rechazo de la demanda. Se queja por- que la Srta. juez a quo consideró que no se ha acreditado que al tiempo de la extensión de la escritura cuya anulación solicitara, y otorgado por su padre Eduardo Jorge Larín, éste tuviera capacidad para su realización. Indica que la sentenciante no tuvo en cuenta que se trató del otorgamiento de un usufructo a título gratuito, como tampoco la información médica agregada al proceso. Ex- presa que la existencia de otros actos otorgados por el mencionado Larín en la misma fecha o en fecha próxima al acto que se ataca de nulo no obsta acogimiento de la demanda, porque dichos actos se refieren a situaciones anteriores que involucraban a su padre con su ex esposa y con su hija

Aduce que si bien la demencia del otorgante pudo no ser notoria a esa fecha (22/05/07), del Expte. Nº 757/08 agregado por cuerda, -en fotocopia certificada- surge que a fs. 28/31 los médicos psiquiatras forenses del Cuerpo Médico Judicial, sostienen en septiembre de 2008 que el mencionado Larín padecía una demencia sin especificar, manifestando el Dr. Telleriarte en autos, que la enfermedad se habría iniciado hace mas de un año aproximadamente, lapso al que alude estimativamente y no con exactitud, dado que la enfermedad comienza en forma paulatina, con deterioros cognitivos progresivos, lo que impide determinar una fecha exacta del inicio de la misma. Por su parte, el Dr. García García en autos, refirió un lapso de evolución de la patología entre un mínimo de tres años y un máximo de diez. Refiere que la Dra. Dana Palacio que atendió a Larín a partir de junio de 2008, alude que la evolución de la enfermedad debería llegar a dos años en promedio, pero que no se puede afirmar ello con certeza, pues pueden ser dos años, dos años y medio o tres. Indica, que teniendo en cuenta dicha prueba se puede concluir en que Larín, al tiempo de constitución del usufructo tenía en evolución una enfermedad mental, y avances del proceso de deterioro cognitivo; afirmando el perito designado en autos, que las alteraciones cognitivas de Larín pueden haber estado presentes meses o años previos a febrero de 2008 (a fs. 428 in fine). Concluye, que en mayo de 2007, al momento de otorgar el acto impugnado Larín carecía de perfecta razón, pues existían deterioros cognitivos

Por analogía entiende aplicable al caso la perfecta razón para testar que exige el art. 3615 y ss. del Código Civil, pues ambos actos lo son a título gratui- to, citando doctrina al respecto que aude a la estrictez con que debe apreciarse la capacidad al momento de testar. Afirma que Larín no se encontraba en mayo de 2007 con sus facultades mentales intactas, ni en pleno uso de las mismas por el deterioro cognitivo diagnosticado sólo meses después y que la Srta. juez a quo no ha valorado debidamente la referida prueba, ya que el lapso de un año referido por los médicos forenses es meramente estimativo, no exacto, debiendo considerarse un proceso de evolución de deterioro cognitivo de dos años. Señala que la notoriedad de la demencia en este caso, no resulta exigible pues se ataca un acto realizado en favor de quien convivía con el insano y no en favor de terceros ajenos al mismo, alegando que la sentenciante ha tratado el tema como si se tratara de un acto a título oneroso, cuando en realidad lo fue a título gratuito. Hace referencia a los testimonios del Sr. López (fs. 371/373) y del Dr. Cañón (fs. 282/283) como corroborantes de la prueba médica y reveladores de que el acto impugnado no se condice de la peculiaridad de su otorgante, pues de haber estado en pleno uso de sus facultades no hubiera otorgado el acto en cuestión. Añade, que los demás actos que puede haber otorgado Larín en fecha próxima al atacado de nulo, por su naturaleza (destinados a regularizar y concluir situaciones vinculadas a su previo divorcio) y por haber ocurrido en el ámbito familiar, nada tienen que ver con el atacado de nulidad, por lo que la existencia de esos otros actos no obsta a la nulidad peticionada.

Entiende que el acto atacado resulta anulable (art. 1045 Código Civil) y reitera que Larín al...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA