Sentencia Nº 19029/15 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2017

Fecha de Resolución: 1 de Enero de 2017
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los días del mes de marzo de 2017, se reúne en ACUERDO la SALA 1 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver los recursos de apelación interpuestos en los autos caratulados: "DE LA IGLESIA, J.J. c/ ESTADO DE LA PROVINCIA DE LA PAMPA y Otros s/ Accidente Acción Civil" (Expte. Nº 19029/15 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia Nº 4 de la Ira. Circunscripción Judicial y realizado el correspondiente sorteo, se estableció el siguiente orden de votación: 1º) Dra. L.B. TORRES; 2º) Dr. M.G.A. y 3º) Dra. N.A.G. de OLMOS.-

La Dra. L.B.T., dijo

I.- Demandó el actor (portero de la Escuela Provincial Técnica -EPET-Nº 1 de Santa Rosa), con base en el derecho común, previo planteo de inconstitucionalidad de los arts. 6 y 39 la LRT, a su empleador Estado provincial y a Prevención ART S.A., los daños y perjuicios ($317.361,35) sufridos el 24.08.09 a consecuencia de un accidente laboral (fuerte "tirón" en la zona lumbar) al levantar y luego trasladar (60 mts.) un mármol (de 1 mts. de largo por 50 cm de ancho de 25 kgs. de peso) que se había caído en el baño de los alumnos

Los demandados, por su parte, controvirtieron la existencia de accidente laboral; sostienen que se trata de una enfermedad inculpable -lumbocialtalgia- de larga data, por ello plantean prescripción de la acción y rechazan la proce dencia de los rubros reclamados
Por sentencia de fs. 742/755 la Sra. juez a quo, previa declaración de in- constitucionalidad del art. 39, inc. 1º de la Ley N° 24.557 -conforme a los linea mientos sentados al respecto por la Corte Suprema en "A."-, considera los he chos controvertidos a luz de la prueba producida a resulta de lo cual colige, que "...la lesión que padeció el actor acaeció a raíz del esfuerzo físico realizado para cumplir con el trabajo asignado" (fs. 751); descarta la defensa prescripción opuesta señalando que, la existencia de una patología preexistente, amén de haber sido genéricamente invocada, no fue demostrada. Por consiguiente, hace lugar parcialmente a la demanda (desestima el rubro pérdida de chance) y condena a los accionados a pagar la suma de $66.000,66 (incapacidad sobreviniente -9,76%- $50.000,66; daño emergente: $3.000 y daño moral; $13.000), más intereses a tasa Mix desde la fecha del accidente, con costas


Esta decisión es apelada por la actora (fs. 767) en los términos del memo- rial obrante a fs. 775/781vta. (contestado por la Provincia de La Pampa a fs. 785/788 y por Prevención ART a fs. 791/794) y por Prevención ART (fs. 773), cuyos agravios rolan a fs. 799/806 y vta. los que son respondidos por la demandante a fs. 821/831
II.- Recurso de la actora. Plantea cuatro agravios. En el 1º cuestiona que en el rubro "incapacidad sobreviniente" la magistrada hubiera aplicado el cálculo actuarial conocido como "Vuotto" en lugar de "M." requerido en su demanda (alega "fallo ultra petita"), lo que genera, según aduce, una sustancial merma en la estimación del mismo. Así, luego de transcribir jurisprudencia que falla en el sentido propuesto, traza un parangón "teórico" entre una fórmula y otra para, finalmente, solicitar se aplique la pericia contable obrante a fs. 661/ 664
Planteado en tales términos el agravio, surge evidente que el recurren- te, al limitarse a relatar lo resuelto en los numerosos casos que cita, omite criticar debida y circunstanciadamente el fallo y demostrar la existencia de la merma sustancial de ingresos que aduce. Su planteo es abstracto; pues, no basta con señalar la distinta edad considerada a los fines del cálculo (65 en Vuotto o 75 años en M. -siguiendo lo dicho por la Corte en Arostegui-) ni la distinta tasa de interés (6% o 4%, respectivamente), sino el impacto que la discapacidad tendría en este caso, conforme a los datos aportados, y estable- ciendo en concreto que la fórmula o método de cálculo utilizado no se compade ce con lo probado en autos. No lo hizo.
Cabe aclarar, asimismo, que en ningún momento la magistrada hace re- ferencia a alguna de estas fórmulas, sino que analiza el rubro conforme linea- mientos doctrinarios civiles. Así, en tal desarrollo argumental dice: "El sistema más adecuado a tal fin es el de renta capitalizada y, específicamente en lo relati vo a la edad, no se inclina por ninguna de las antes señaladas, sino que adoptó la media, esto es 70 años; cita, a tal efecto, para ello un precedente de esta Cámara: "M. c/ Exportaciones..." (Expte. N° 15788/09).
Por lo demás, tal como lo señala la ART en su conteste, no es un dato menor que estamos en presencia de un "empleado público" que se va a jubilar a los 65 años y que sus ingresos no han sufrido mermas en función de su disca pacidad. Es más, se halla demostrado que cumple otro tipo de tareas acorde a su salud sin disminución de sueldo. Por consiguiente, era carga de la accionan- te criticar en forma razonada y concreta el fallo, brindando razones suficientes de porqué correspondía aplicar una fórmula en lugar de la otra. No lo hizo.
Cabe, por último, indicar que no es traspolando criterios jurisprudencia- les de otras Cámaras Nacionales del Trabajo -cuya idoneidad y especialidad en el fuero está fuera de duda- como se construye el agravio, sino demostrando porqué cabe aplicar en el caso concreto tales argumentaciones jurídicas, como así también señalar qué pruebas no han sido debidamente valoradas. Es decir, era carga de la actora demostrar en forma clara y concreta que la decisión judi- cial adoptada en Primera Instancia era equivocada, argumentado fácticamente -con números- la merma sustancial que aduce, pues, es de toda evidencia que la mera...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA