Sentencia Nº 18512/14 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2015

Fecha de Resolución: 7 de Septiembre de 2015
 
EXTRACTO GRATUITO
En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 7 días del mes de septiembre de 2015, se reúne en ACUERDO la SALA 1 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver los recursos de apelación interpuestos en los autos caratulados: "MARANGEL, R.O. c/ PROVINCIA DE LA PAMPA y Otros s/ Daños y Perjuicios" (Expte. Nº 18512/14 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia Nº 5 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 C.Pr.), la SALA, dijo: - La sentencia de fs. 1027/1046 hizo lugar parcialmente a la demanda de daños y perjuicios promovida por R.O.M. contra N.C., N.K., la Municipalidad de 25 de Mayo y la Provincia de La Pampa. Las costas las impuso la juez aquo -en la parte que progresó la demanda- a cargo de los accionados en forma solidaria y, por los rubros que no prosperaron, las cargó a la actora. Reguló los honorarios de los profesionales y dispuso que se practicara la planilla pertinente. – El codemandado N.C. planteó aclaratoria sobre el monto rechazado como parámetro de la base de cálculo de los honorarios y el Dr. Aguerrido, que asistió profesionalmente al nombrado en el trámite, interpuso apelación por la representación ejercida y por su propio derecho (fs. 1068), desistiendo de esta última a fs. 1232. La aclaratoria rola a fs. 1071 Los agravios de la actora -de fs. 1096/1106- fueron contestados por la Municipalidad de 25 de Mayo a fs. 1117/1119. A su turno -fs. 1143/1159- la codemandada Provincia de La Pampa formuló la crítica a la sentencia mediante el memorial que rola a fs. 1143/1159, que fue contestado a fs. 1161/1165 por la actora de autos. La Municipalidad codemandada expresó agravios a fs. 1180/1184 y los codemandados K. y C. hicieron lo propio a fs. 1193/1201, los que fueron contestados por el accionante a fs. 1186/1188 y fs. 1204/1207 respectivamente. – En apretada síntesis cabe memorar que la demanda tiene origen en los daños a la salud del actor originados al ingerir los productos embutidos altamente infectados de triquinosis que comercializaba el codemandado C. en el "Supermercado L." de su propiedad, siendo -además- el dueño del criadero de donde provenían los animales portadores del virus La magistrada, tuvo por probado el brote de triquinosis en el período en que M. contrajo la enfermedad (abril/mayo de 2002) y su condición de asiduo concurrente al comercio de C., circunstancias estas que suma- das a los demás elementos que valora en su sentencia la convencen de la veracidad del reclamo. Descartó la prescripción y la falta de legitimación pasiva articuladas por la Sra. K. y responsabilizó a ésta junto a C. por considerarlos "proveedores o comercializadores" (arts. 1 y 2 de la ley del Consumidor) de productos que no eran aptos para el consumo (arts. 4 y 5 de la Ley Nº 24240), con base en la responsabilidad contractual y objetiva. Al Estado Provincial le enrostró una conducta omisiva, a saber, la falta de ejercicio del poder de policía por no haber realizado las inspecciones periódicas que manda la ley. Hizo lo propio respecto de la Municipalidad demandada, por la falta de servicio, al no inspeccionar los lugares donde se faenan animales y de esa forma prevenir el daño. – De los rubros reclamados acogió el daño emergente y el daño moral, no así el lucro cesante y la pérdida de chance Los agravios por la responsabilidad Por cuestiones metodológicas se tratarán en primer lugar los agravios de los codemandados N.K., Municipalidad de 25 de Mayo y Provincia de La Pampa que cuestionan la existencia de responsabilidad endilgada en el fallo. Luego se analizará el recurso de la actora y de los codemandados referidos a los rubros y montos de los mismos y por último el relativo a las costas. Asimismo se tendrán en cuenta los precedentes de esta Cámara "R." (Expte. Nº 17.683/13 r.C.A.), "V.(.. Nº 17.652/13 r.C.A.) y "R. (Expte. Nº 17.745/13 r.C.A.) entre otros, por tratarse de la misma plataforma fáctica e intervenir los mismos codemandados. – En el fallo, se establece la responsabilidad de la Sra. N.K. con base en haber "actuado, conducirse y considerarse" propietaria del supermer- cado que comercializaba los productos infectados, conforme la prueba que reseña el fallo a fs. 1036vta.. Elementos probatorios -aquéllos- que la apelante no cuestiona ni demuestra que hubieran sido valorados erradamente. – En la memoria, lejos de articular una crítica razonada y concreta que desvirtúe la afirmación de la magistrada sobre la actuación de la apelante -Sra. K.- como propietaria o representante del supermercado expendedor en las actas de fs. 79, 80, 87 y 89, de su declaración de que su comercio había sido saqueado, ni tampoco que desvirtúe el mérito que efectúa la sentenciante de grado del "informe de fs. 1404/1408 del expte. penal, siendo la BAJA comercial de fecha posterior a los hechos que aquí se investigan" como fundamental para determinar la improcedencia del planteo de falta de legitimación para obrar por ella interpuesta (fs. 1036vta.); la quejosa -de fs. 1193- introduce como cuestión obstativa del pronunciamiento en su contra, la absolución que -dice- recayó a su respecto en sede penal dispuesta por el TIP en el mes de octubre de 2008. Cuestión que no fue sometida a la magistrada preopinante como hecho nuevo (art. 155 inc. 6° del CPCC), ni siquiera mencionado en los alegatos presentados en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA