Sentencia Nº 1816/19 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2020

Número de sentencia1816/19
Año2020
Fecha22 Junio 2020
EstatusPublicado
EmisorSuperior Tribunal de Justicia de la Provincia de la Pampa (Argentina)

En la ciudad de Santa Rosa, capital de la provincia de La Pampa, a los 22 días del mes de junio del año dos mil veinte, se reúne la Sala A del Superior Tribunal de Justicia integrada por su presidente, D.E.D.F.M. y por su vocal, Dra. E.V.F., a efectos de dictar sentencia en los autos caratulados: “BLANCO BALDOMERO c/SUCESORES DE A.B.S., expte. nº 1816/19, registro Superior Tribunal de Justicia, Sala A, del que
RESULTA:
I.- A fs. 689/720, B.B., actor, por derecho propio, con el patrocinio letrado de P.M.L., abogada, interpone recurso extraordinario provincial en los términos del artículo 261 incisos 1° y 2° del CPCC contra la sentencia de la Sala 1 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Primera C.unscripción Judicial, que a fs. 683 resolvió: “I.- Admitir la apelación deducida por O.R.M. contra la sentencia de primera instancia de fecha 5.6.2017 en lo que fuera materia de agravios y en consecuencia, revocar lo decidido (en el punto 1°, 3° y 4°) respecto del inmueble designado como Ej. 043, C.. I, rad. H, manzana 10, parcela 8, partida iniciador: 786.893, partida de origen: 566.366, de acuerdo a lo expuesto en los considerandos”.-
Acredita el cumplimiento de los recaudos formales, y relata los hechos de la causa diciendo que inició una demanda por posesión veinteañal contra el Sr. A.B., en su carácter de titular registral de los inmuebles designados como parcelas 6, 7 y 8 de la manzana 10, sección II, fracción c, lote 9 de la localidad de La G..-
Aclara que el nombrado no se presentó en el proceso pero sí lo hizo O.E.M., quien alegó ser poseedor del lote 8 y solicitó el rechazo de la acción respecto de ese inmueble.-
Señala que en primera instancia se hizo lugar a la demanda declarando prescripto a favor del actor los inmuebles de referencia, decisión que, revocada luego por la Cámara de Apelaciones, motiva la presentación de este recurso.-
Transcribe algunos párrafos de la sentencia impugnada y señala que la Cámara se ha apartado de las pruebas de autos en cuanto a la falta de oposición de su patrocinado al intento de turbación, señalando que ello no fue así y que incluso es él quien se encuentra en posesión del inmueble y no el señor M..-
Agrega que además hizo una denuncia por intento de usurpación y que algunos de los testigos propuestos han corroborado esta afirmación.-
Indica que además la Cámara se apartó del concepto de prueba compuesta a fin de aportar convicción y que resolvió omitiendo las constancias de la causa.-
Señala que si bien el tribunal de mérito reconoce la posterior inscripción de su patrocinado ante la Dirección General de Catastro, luego su razonamiento es ilógico y contrario a derecho ya que aquella inscripción es un claro acto posesorio y de oposición al intento de turbación de su posesión por parte de M..-
Se agravia también de que la Cámara haya tomado en cuenta solo los testimonios aportados por M. dejando de lado los ofrecidos por su parte, es decir, que toma la prueba de manera parcializada.-
Destaca que el actor es un anciano quien en un primer momento intentó repeler la turbación por medio del diálogo pero al ver que el Sr. M. comenzó a destruir sus árboles frutales, llamó a las hijas que viven en Santa Rosa para que lo ayudaran a sacarlo de uno de sus lotes, las cuales a su vez convocaron al Consejo de Lonkos y así evitaron que M. lograra su cometido.-
Añade que la prueba más contundente es la obrante a fs. 457 de la que surge que M. nunca pudo acceder al lote 8 sino que permaneció en el aledaño lote 9, extremo que reconoció a fs. 252 al expresar que “...es poseedor del lote 9...” (fs. 699 vta.) del cual se retiró con posterioridad tal como lo reconoce a fs. 617 vta.-
Manifiesta que los testigos propuestos por su parte fueron categóricos a la hora de acreditar la posesión pública, pacífica e ininterrumpida de B.B. así como los actos posesorios que realizara y agrega que los propios testigos de M. declararon en similar sentido.-
Se agravia también acerca del modo en que la Cámara analizó el pago de los impuestos inmobiliarios por lo que reproduce un segmento de la resolución y a continuación expresa que de él surge la arbitrariedad, autocontradicción y la grave violación de derechos amparados por la Constitución nacional y pactos internacionales.-
Agrega que es falaz lo manifestado por el tribunal de mérito en el sentido de que los comprobantes aportados como prueba sean sólo emisión de impuestos ya que en ellos figura el sello con la fecha de pago.-
Respecto del tema de la inscripción como poseedor en la Dirección General de Catastro, niega que se haya producido la interrupción de la prescripción por la inscripción previa de M., ya que su patrocinado procedió a inscribirse en clara oposición a la pretendida turbación en pos de sus derechos posesorios, no sólo sobre la parcela 8 sino también sobre las otras tres que posee.-
Dice que el razonamiento seguido por la Cámara es ilógico y contrario a derecho ya que la inscripción posterior de B.B. constituyó un claro acto posesorio y de oposición al intento de turbación por parte de M..-
A su entender, lo que verdaderamente debió considerar el tribunal de mérito es que M. no haya ofrecido oposición a su inscripción posterior ante dicho organismo ya que ello exterioriza y publicita la voluntad de quien pretende invocar la calidad de poseedor.-
Señala que “...es MEDINA quien no actuó como dueño de la cosa oponiéndose a mi inscripción, y claro está su modo de accionar por no haber tenido nunca el corpus ni el animus sobre la parcela 8, siendo su presentación en autos una AVENTURA JURÍDICA que llamativamente prosperó en la Cámara” (fs. 705).-
Sostiene que al analizar la prueba testimonial para acreditar los años de posesión, la Cámara también ha efectuado un análisis parcializado, entendiendo que tales testimonios eran insuficientes, cuando en realidad eran testigos presenciales, vecinos de La G., quienes explicaron detalladamente los actos posesorios.-
Expresa que no le encuentra explicación lógica a las conclusiones del tribunal de mérito atento a que obra en autos acabada documentación y piezas probatorias, tal por ejemplo, las que obran a fs. 6, 16/25, 187, 212/218, 299/314 que forman parte del conjunto de prueba compuesta que acreditan los extremos invocados por su patrocinado.-
Añade que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR