Sentencia Nº 18058/13 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2014

Fecha de Resolución:17 de Marzo de 2014
 
EXTRACTO GRATUITO
En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 17 días del mes de marzo de 2014, se reúne en ACUERDO la SALA 1 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "SILVERA, A.A.c., C.A. y Otros s/Daños y Perjuicios" (Expte. Nº 18058/13 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia Nº 3 de Ia. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 C.Pr.), la SALA, dijo I.- Contra la resolución de fs. 158/159vta. que rechaza la excepción previa de ausencia de legitimación pasiva, ocurre el codemandado N.D.C. a través del recurso de apelación interpuesto a fs. 160.- II.- Expone el impugnante dos agravios concretos y claramente diferenciados que pueden resumirse en los siguientes términos: 1) La resolución en crisis luce desajustada a derecho en tanto contraviene los arts. 3314, 3345 y 1184 inc. 6 del Código Civil, entre otros. En tal sentido, señala el apelante que la renuncia de derechos hereditarios verificada en autos goza de plena operatividad y eficacia, no sólo por observar las solemnidades y ritos legales (escritura pública: art. 1184, inc. 6 del C.P.C.C.) sino también, porque el emplazamiento a juicio respecto de su persona fue la primera oportunidad que dispuso para hacer efectiva la opción prevista en el art. 3314 del C.C. Anoticiado del débito del causante y frente a la disyuntiva de aceptar o renunciar a la herencia, optó por los segundos, episodio éste que implicó, a la luz de lo normado en el art. 3345 del C.C.; esto es, abdicar definitiva e irrevocablemente del llamamiento respectivo.- De conformidad con tales premisas, asevera adustamente el recurrente que no logra entenderse cómo y porqué el juez de grado hubiera de desestimar la defensa opuesta siendo que el excepcionante carece del status de heredero (y, consecuentemente, del rol de parte procesal), consignando en defensa de su posición profusas citas jurisprudenciales, entre ellas un voto de la Cámara de Gral Pico que es transcripto in extenso. 2) En el segundo agravio introducido solicita se revoque la imposición de costas, atribuyéndose éstas íntegramente a la contraria o, en su defecto, se impongan en el orden causado.- El actor replica en su conteste de fs. 178/180 y propicia -naturalmente- la confirmación del interlocutorio recurrido.- III.- Expuestas en prieta síntesis las principales consideraciones que giran en derredor del sub lite, nos abocaremos a continuación al análisis respectivo, adelantándose desde ahora la procedencia del recurso interpuesto.- En efecto, una lectura atenta y detenida de la resolución en crisis autoriza a descartar liminarmente el fragmentario análisis allí proyectado.- El punto neurálgico de la línea argumental en la que abreva el Juez de grado puede resumirse en los siguientes términos: la renuncia de derechos hereditarios sólo es válida en la medida que se haya dado inicio al respectivo proceso sucesorio.- Asevera en tal sentido el Magistrado interviniente: “Y al respecto, coincidiendo con el autor que cito, "la renuncia puede hacerse... desde el momento en que ha sido deferida [esto es comunicada], no antes". (Tratado de Derecho Civil -Tomo I- G.A.B. -pág. 221- Edit. La Ley). Con lo cual, si bien la apertura de la sucesión se produce desde el fallecimiento del causante (art. 3282 del C.C.), es necesaria la comunicación de dicha apertura (a partir de un proceso sucesorio) y el debido llamamiento a todos los que se consideren con derecho a los bienes relictos. Es en dicho proceso entonces donde la renuncia a una herencia deberá ser exteriorizada, por ante su juez natural, para luego sí acreditarla en ocasión que se pretenda hacer valer. Hasta tanto ello no se acredite con fehaciencia en este juicio por daños, el excepcionante deberá ser mantenido como sujeto procesal en calidad de sucesor de C.A. COLOMES" (sic., fs. 159/vta.).- Discrepamos abiertamente con la conclusión que antecede.- En efecto, no sólo la aserción...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA